Desde hace tiempo, las casas sostenibles representan una nueva opción arquitectónica muy popular. Se trata de viviendas autosuficientes que ofrecen un gran ahorro de energía, eliminando así su huella ecológica sobre el planeta y contribuyendo al cuidado del medio ambiente. Además, están pensadas para brindar el mayor confort a sus habitantes.

Estas construcciones favorecen a nuestros intereses económicos, a la naturaleza y a nuestra salud. Si estás pensando en apostar por una casa ecológica, inicialmente tendrás que hacer una importante inversión, pero esta se amortizará con el increíble ahorro de energía que vas a conseguir.

Características de las casas sostenibles

Las viviendas sostenibles están construidas con materiales renovables, reciclados y regionales, que puedan reutilizarse cuando finalice su vida útil. Además, estas casas suelen ubicarse en áreas verdes, lo que permitirá integrar la vivienda en la naturaleza y aprovechar al máximo el entorno, haciendo posible la creación de un jardín y una huerta ecológica.

casas sostenibles

Por otro lado, uno de los elementos clave de las casas sostenibles es su orientación, ya que será necesario aprovechar al máximo las horas de luz y sol. Una de los métodos de ahorro de las casas autosuficientes es la energía solar. Para poder generarla, la vivienda necesitará contar con paneles solares, habitualmente colocados en el tejado para no ocupar espacio extra. Además, otro recurso muy útil será que las ventanas de la vivienda tengan orientación sur, de modo que podamos obtener más calor y ahorrar en calefacción. Asimismo, para evitar la entrada de frío durante el invierno será preferible no instalar ventanas muy grandes en la fachada norte.

Los materiales utilizados en su construcción y la orientación  son algunas de las características principales de las casas sostenibles.

La mayor parte de consumo energético se produce por el uso de la calefacción y el aire acondicionado. Un buen aislamiento térmico puede permitir ahorrar hasta un 90% de la energía que consume una casa. Las ventanas juegan un papel fundamental en este ámbito, ya que si cuentan con doble vidrio y juntas bien selladas se evitará crear un foco de entrada de frío y se conseguirá conservar la temperatura deseada. Además, las paredes gruesas también son un buen aliado para mantener el calor de nuestro hogar.

Para optimizar el consumo de agua, las casas sostenibles implementan técnicas de aprovechamiento del agua de la lluvia. Además, cuentan con duchas y lavamanos de menor consumo, un recurso muy útil para ahorrar agua que podrás poner en práctica sin problema. Otro método que puedes aplicar fácilmente para reducir tu consumo energético es la utilización de lámparas de bajo consumo.

Las casas sostenibles pueden ser una buena opción.

Como hemos visto, las casas sostenibles se han convertido en la mejor opción si queremos conseguir una eficiencia energética mientras disfrutamos de un entorno más saludable. Si estás pensando en construir o reformar tu casa, no dudes en implementar algunas de estas propuestas para colaborar en el cuidado del medio ambiente.

 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍