Cómo prestar dinero a un familiar y evitar problemas con Hacienda

prestar-dinero-a-un-familiar

¿Un familiar tuyo está atravesando un momento complicado a nivel económico y te ha pedido ayuda antes de solicitar un préstamo a una entidad bancaria? Si estás dispuesto a prestar dinero a un familiar, antes debes tener en cuenta algunos aspectos importantes para evitar problemas con Hacienda

Mucha gente decide realizar el préstamo para ayudarle a resolver una necesidad puntual, como pagar una deuda o comprar un piso. Ahora bien, existe mucho desconocimiento al respecto y en este artículo vamos a contarte cómo prestar dinero a un familiar y evitar problemas con Hacienda. Descubriremos en qué consiste el préstamo familiar legal y de qué manera tienes que hacerlo para que Hacienda no te ponga ningún inconveniente. 

¿Cuál es la diferencia entre donación y préstamo entre familiares?

Antes de explicar cómo debemos proceder con Hacienda a la hora de prestar dinero a un familiar, es fundamental saber distinguir entre donación y préstamo. A la hora de ayudar económicamente a un ser querido, se puede hacer de dos formas diferentes:

  • La donación consiste en ceder a alguien una cantidad de dinero de forma desinteresada que luego no se va a devolver. Es decir, es como si estuviéramos hablando de un regalo. En este caso, se aplicaría el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, cuyo porcentaje a pagar en concepto de impuesto depende de cada Comunidad Autónoma. Los intereses serán menores cuanto mayor sea el grado de parentesco de los intervinientes en el proceso. Además, para que la donación sea legal, es preciso que se lleve a cabo ante notario para después pagar el impuesto al que nos referíamos.  
  • El préstamo familiar consiste en prestar dinero a un familiar. El importe, en este caso, sí será devuelto. Es habitual que este tipo de préstamos no lleven intereses, pero el prestatario, tal y como sucede con cualquier préstamo corriente, deberá devolver la cantidad que se trate de manera periódica. Además, debe quedar constancia del pago de las cuotas, recurriendo en la mayoría de los casos a transferencias bancarias. 

¿Qué sucede si no declaras el préstamo a Hacienda?

Si decides prestar dinero a un familiar sin declararlo, más aún cuando estamos hablando de una suma importante, Hacienda puede considerarlo como una donación encubierta, por lo que podría cursar una sanción contra ti. 

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados regula los préstamos entre familiares y es el impuesto que deberá satisfacer el prestatario. Ahora bien, cuando se trata de préstamos realizados entre personas físicas, aunque la operación sigue estando sujeta, la persona implicada se encontrará libre de tributación. Esto significa que quien recibe el préstamo no tendrá que pagar nada en concepto de impuesto.  

Para evitar problemas con Hacienda, hay que formalizar el préstamo por escrito y asegurarse de devolver el importe total en los plazos pactados con el familiar, que no es otro que el prestamista. 

Algo muy importante que debes saber es que este tipo de préstamos deben formalizarse a partir de 3000 €, que es cuando el banco debe notificar este tipo de transacción, aunque lo más frecuente es hacerlo a partir de unos 10000 €. 

Requisitos para formalizar un préstamo entre familiares

Para que el préstamo entre familiares se lleva a cabo sin ninguna irregularidad, es preciso tener en cuenta dos requisitos importantes:

  • El familiar que recibe el dinero prestado tendrá que devolverlo en un plazo determinado.
  • La operación deberá formalizarse a través de un contrato.

Si la operación no es documentada correctamente, Hacienda puede meter baza y generar un conflicto. Por ello, es aconsejable hacer un contrato de préstamo. 

Pasos para prestar dinero a un familiar de forma legal 

Para formalizarlo, es preciso seguir los siguientes pasos:

  • Redactar un contrato de préstamo. Se trata de un documento privado o público ante notario que realizan ambas partes, donde han de figurar los siguientes aspectos: datos personales de las partes implicadas, fecha y lugar donde se realiza, cantidad prestada y plazo de devolución. 
  • El contrato deberá indicar si el préstamo conlleva intereses o es gratuito, en cuyo caso deberá expresarse que los intereses generados por la operación son de cero euros. 
  • Plazo de devolución viable. En el contrato deberá figurar el importe de las cuotas a devolver y la periodicidad (mensual, trimestral, semestral, etcétera). Si el plazo fuera especialmente largo, Hacienda podría objetar. Además, también se debe especificar si es posible liquidar el préstamo de forma anticipada. 
  • Entregar copia del contrato a la Administración, una vez esté redactado, firmado y sellado. 

Como ya hemos explicado, en Hacienda deberá presentarse el Modelo 600, que es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, además de tres copias del contrato. La normativa establece que es un trámite imprescindible que hay que cumplir a pesar de que no haya que pagar nada. Esta documentación se guardará junto a las cuotas pagadas del préstamo hasta que se produzca la liquidación definitiva. De ese modo, en caso de que Hacienda te reclame por préstamo encubierto o fraude, podrás demostrar que se trata de un préstamo familiar que ha seguido las formalidades vigentes.

Si tú o tu familia queréis adquirir una vivienda, en Housfy ponemos a vuestra disposición nuestro equipo de expertos en el sector inmobiliario que os ayudarán a conseguir la casa de vuestros sueños al mejor precio y de manera fácil, rápida y con el mejor asesoramiento en términos de compraventa de viviendas.

¿Cuánto vale mi casa?Realiza la valoración online y gratuita de tu vivienda en pocos minutos
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta