Si quieres dar dinero a un hijo, tienes que saber que no te va a salir gratis, y a él tampoco. Las donaciones tributan en el Impuesto de Donaciones, y deben ser declaradas en el IRPF. A continuación te explicamos cómo y qué tienes que declarar y en qué periodo de tiempo debes hacerlo.

¿Cuándo se aplica el Impuesto de Sucesiones y Donaciones?

Este Impuesto se aplica en los siguientes casos:

  • Si recibes bienes por herencia, legado u otro título sucesorio.
  • Si obtienes bienes por donación en vida.
  • Si eres el beneficiario de un seguro de vida.

¿Qué se considera una donación?

En este artículo nos centraremos en las donaciones. Según el artículo 618 del Código Civil, se considera una donación como “un acto de liberalidad por el cual una persona dispone gratuitamente una cosa en favor de otra, que la acepta”. Es decir, que el donante hace una donación de manera gratuita y el donatario (persona que la recibe) debe aceptarla. En las donaciones se pueden donar bienes muebles como por ejemplo dinero, joyas… o bienes inmuebles como puede ser una vivienda, un local, un terreno…

Según el tipo de bienes que se donen, se deberá seguir un proceso u otro. En el caso de los bienes muebles será necesario un documento privado en el cual se tiene que declarar que el donante cede ese bien y que el donatario lo acepta. Por otro lado, en los bienes inmuebles, será necesario realizar una escritura pública ante notario para que está donación tenga validez legal.

¿Qué deberás pagar por el Impuesto de Donaciones?

El Impuesto de Donaciones está regido por cada Comunidad Autónoma, es decir que cada Comunidad es la responsable de establecer qué porcentaje se deberá pagar por cada donación. Esto da lugar a que exista una gran diferencia en la cantidad a pagar entre las diferentes comunidades y dependiendo también del bien que dones. La base imponible está formada por el valor real de los bienes adquiridos menos las cargas y deudas deducibles. Tendrás que declarar lo siguiente:

  • Impuesto sobre donaciones: este impuesto debe ser pagado por el donatario, es decir, quien recibe la donación. Dispone de 30 días para declararlo.
  • Impuesto sobre el IRPF: este impuesto lo paga el donante y se debe declarar como ganancia patrimonial o incremento del patrimonio. Pero en el caso que la donación sea dinero efectivo, el donante no tendrá que declarar en el IRPF esta transmisión ya que no habrá supuesto ninguna variación en su situación patrimonial ni ha obtenido ningún beneficio con ello.

La importancia de planificar

Antes de hacer una donación es muy importante que te informes bien para que no termines pagando de más o puedas exponerte a una sanción por desconocer los impuestos que debes pagar. Por ello, desde Housfy te recomendamos que te pongas en contacto con un asesor experto en donaciones para que te ayude en todo momento. Existen exenciones que se establecen en algunos casos que te pueden ayudar a ahorrarte una gran cantidad de dinero, como por ejemplo la exención de las donaciones de la vivienda habitual por parte de personas mayores de 65 años. 

Tu asesor analizará bien tu caso y puede que te ofrezca diferentes alternativas a realizar una donación, como pueden ser:

  • Hacer una donación parcial.
  • Hacer un testamento con legados.
  • Planificar la sucesión.
  • Reservar el usufructo de alguno de los bienes.
  • Otras alternativas que resulten más beneficiosas según tu caso.
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍