Los préstamos entre familiares son una fantástica alternativa en el momento de obtener financiación para emprender un proyecto. Los intereses que ofrecen los bancos cada vez son más elevados, por lo que esta maniobra se ha convertido en una opción recurrente. Dar dinero a un hijo para realizar la compra de su primera vivienda (que debe constar como su residencia habitual) puede ser contabilizado como un préstamo sin intereses recuperable en un plazo concreto o como una donación de padres a hijos.

Pero, ¿dar dinero a un hijo debe constar en la declaración de la renta?

En el último caso, el prestatario deberá tributar la cantidad en cuestión. Las personas físicas que reciben una donación tienen la obligación de pagar a Hacienda, lo que supone el pago del impuesto de sucesiones y donaciones. En cambio, las personas jurídicas que perciban este tipo de activo deberán tributar en el impuesto sobre sociedades.

La donación suele afectar tanto al beneficiario como al donante, ya que este último también debe tributarlo sobre el IRPF como impuesto de donaciones. Cada Comunidad Autónoma cuenta con sus propios tramos para el pago de este impuesto. No obstante, si se trata de dar dinero a un hijo, este acto no se considera de ganancia o pérdida patrimonial, por lo que no será necesario declararlo.

dar dinero a un hijo comprar viviendaLos requisitos para obtener una reducción al dar dinero a un hijo

Esta donación otorga el derecho a una reducción del 95% del valor de la vivienda. Si se quiere tener derecho a bonificación deben cumplirse una serie de requisitos:

  1. El importe máximo a recibir deberá ser de 60.000€. Sin embargo, esta cantidad será de 120.000€ si el beneficiario padece una discapacidad del 65% o superior.
  2. La transacción deberá realizarse entre familiares de primer grado.
  3. No tener más de 36 años y que la base imponible total en la última declaración del IRPF no supere los 36.000€.
  4. Que la donación económica se formalice en una escritura pública. En ésta se especificará que la cantidad recibida será destinada a la compra de la primera vivienda habitual.
  5. La cantidad se deberá declarar en cuestión en un plazo de 30 días hábiles, que empiezan a computar a partir del día siguiente a que se efectúe el donativo. Además, se deberá adquirir la vivienda antes de 3 meses desde la fecha en la que donas dinero.
  6. Esta reducción no se aplicará a donaciones posteriores a la adquisición de la vivienda.

¿Y si realizo un préstamo de dinero sin intereses?

En el caso de realizar un préstamo para prestar dinero sin intereses, no habrá ninguna repercusión tributaria para el prestamista, es una operación gratuita. Por su parte, el prestatario deberá incluir en la base de deducción por adquisición de vivienda de IRPF las amortizaciones de capital pactadas en el contrato de préstamo para evitar problemas con Hacienda.

¿Cual es la mejor opción? ¿Prestar dinero o donar?

No hay una respuesta correcta a esta pregunta. Fiscalmente, cuando realizas una donación un porcentaje de esa donación irá a Hacienda. En cambio, si se prestas dinero a tu hijo sin intereses, esta persona dispone gratuitamente del dinero. El prestamista solo deberá esperar a recibir dinero de vuelta.

Eso sí, el préstamo entre particulares está sujeto al ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales). En este caso, el hijo tiene que presentar este impuesto en el momento que recibe el dinero. Pero, no tendrá que pagar nada.

Elegir alguna de estas dos opciones dependerá de ti. Eso sí, es importante que cuando hayas tomado la decisión cumplas con las obligaciones fiscales. En el caso de la donación deberás pagar los impuestos correspondientes a Hacienda. Y en el caso del préstamos sin intereses deberás comunicarlo a este mismo organismo.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍