Ya lo has decidido: quieres comprar un piso de segunda mano. Debes saber que no es lo mismo comprar un inmueble de obra nueva que uno que haya sido habilitado. Según datos del Instituto Nacional de Estadística más del 80% de las compras de inmuebles realizadas el pasado 2018 fueron de viviendas usadas.

Comprar un inmueble de segunda mano tiene muchas ventajas tales como el precio, la presión fiscal, la localización y el acceso inmediato a vivir en la propiedad al comprarla. No obstante, antes de adquirirla tienes que tener en cuenta algunos factores importantes para no llevarte sorpresas desagradables.

Lectura recomendada:  Ayudas para el alquiler o compra de una vivienda

Consejos para comprar un piso de segunda mano

Con el paso de los años vienen los daños

El inconveniente primordial de comprar un piso de segunda mano son los años de construcción. El tiempo desgasta y estropea al inmueble y antes de comprar deberás fijarte siempre en distintas cuestiones:

  • Fíjate bien en los acabados y las calidades de la construcción porque su buen estado te garantizará seguridad y perdurabilidad. Observa si la pintura está agrietada o abombada, si las baldosas están levantadas o rotas si el suelo necesita renovarse, los zócalos, molduras…
  • Las puertas y ventanas deben estar bien aisladas y por supuesto abrir y cerrar bien y herméticamente, así como proporcionar luz y ventilación. Cambiarlas es un gasto a tener en cuenta.
  • Los grifos de los baños y la cocina puede tener pérdidas, estar oxidados o tener poca presión. Comprueba que puedan abrirse sin inconvenientes en el flujo del agua.
  • No dejes de mirar si hay humedades en las paredes.
  • Si olfateas malos olores puede ser que las tuberías de la cocina o los baños estén en mal estado, debes tenerlo en cuenta.
  • La instalación eléctrica también es un punto a considerar. Observa que hayan suficientes enchufes, en buen estado y bien distribuidos por todo el inmueble.

 

comprar piso segunda mano

La eficiencia energética es importante

Debes saber de que materiales están echas las fuentes energéticas del inmueble. Los nuevos materiales permiten un ahorro de energía importante y economizan facturas mientras que los viejos las incrementan. También tendrás que comprobar que las ventanas y puertas permitan buen aislamiento.

Lectura recomendada:  ¿Qué debe contener una etiqueta energética?
Analiza la finca

Observa las zonas comunes y los materiales de construcción del edificio. Es importante detectar grietas, deficiencias o humedades. Puede que el inmueble se sitúe en un bloque antiguo y debe pasar la Inspección Técnica de Edificios para cumplir las condiciones mínimas de seguridad. Si la ha pasado recientemente es una muy buena noticia, si no deberás prepararte para afrontar gastos extras.

 

comprar piso segunda mano

Conoce el barrio

Resultará beneficioso al comprar un piso de segunda mano conocer la situación de la vivienda en términos urbanísticos consultando al Ayuntamiento de la localidad si tiene planes de construcción cerca de la vivienda.

Recomendaciones

El propietario del inmueble puede proporcionarte mucha información a la hora de comprar un piso de segunda mano. Por ejemplo el precio de la luz, comunidad, ventajas del piso, ambiente vecinal, si el piso se encuentra en alquiler, etc. También puedes pedirle el Registro de la Propiedad, en el cual podrás comprobar quién es el titular y si el piso esta libre de cargas o no además de los metros cuadrados reales de éste.

Lectura recomendada:  Todo lo que tienes que saber sobre el alquiler con opción a compra

La decisión de comprar un piso de segunda mano es muy importante así que deberás meditarla con tiempo. Haz las visitas al inmueble que necesites para observar al detalle cada factor del piso. Si una vez adquirido el inmueble observas desperfectos graves de los cuales no te habías percatado, tienes 6 meses desde la adquisición para reclamarlos al vendedor. Si la vivienda no tiene más de 10 años de antigüedad es posible emprender acciones legales contra el promotor.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Recomendamos