El certificado de eficiencia energética es un documento que detalla el consumo de energía y las emisiones de CO2 que tiene una vivienda o local. Se trata de un documento indispensable para llevar a cabo la compraventa de un inmueble o local. Desde la aprobación del Real Decreto 235/2013, del 5 de abril, publicado el 1 de junio de 2013, la eficiencia del certificado energético es exigible en todos contratos de compraventa o arrendamiento. Asimismo, la responsabilidad de obtener el certificado de eficiencia energética es el propietario de la vivienda, quien tiene que contratar a un servicio técnico certificador. Pero, ¿alguna vez has oído hablar sobre la exención del certificado energético?

La ley no obliga a presentar siempre el certificado de eficiencia energética en una series de casos. A continuación, te explicamos los siete motivos de exención del certificado energético.

Exenciones

  1. Edificios y monumentos protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico.
  2. Edificios o partes de edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto y para actividades religiosas.
  3. Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a dos años. Por ejemplo, serían las casetas de obras, barracones, almacenes…
  4. Edificios destinados a procesos industriales y talleres. Las zonas destinadas a trabajadores como oficinas, zonas de alojamiento… si requieren el certificado de eficiencia energética.
  5. Edificios o partes de edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m². Algunos ejemplos serían: casetas, cobertizos, almacenes…
  6. Edificios que se compren para reformas importantes o demolición. Se da en aquellos pisos o locales que están en muy mal estado y que se prevé realizar una reforma para posteriormente solicitar el certificado energético.
  7. Edificios o partes de edificios existentes de viviendas, cuyo uso sea inferior a cuatro meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25 por ciento de lo que resultaría de su utilización durante todo el año, siempre que así conste mediante declaración responsable del propietario de la vivienda.
Lectura recomendada:  Nota simple registral: ¿qué es y cómo conseguirla?

Si te encuentras en alguno de los casos anteriores debes saber que no estás obligado a tener el certificado de eficiencia energética. Eso si, deberás solicitar una exención de este certificado que acredite que en tu situación no es obligatorio tener este documento. En Housfy te ayudamos ha realizar la solicitud de la exención, y si tu caso no está exento, puedes gestionar con nosotros la obtención del certificado energético. ¡Contáctanos e infórmate sin compromiso!

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍