Cuando hablamos de elegir una hipoteca tipo fijo o variable, no hay una respuesta fija, la mejor opción dependerá del perfil del cliente y de otros factores que veremos a lo largo del blog de hoy.

Consigue tu hipoteca a tipo fijo

Hipoteca tipo fijo o variable: Pros y contras

¿Cómo funciona una hipoteca tipo fijo?

Las hipotecas basados en un interés fijo son mucho más estables y esto se debe que se aplica el mismo interés durante todo el préstamo, en otras palabras, tu cuota mensual siempre será la misma. Actualmente las hipotecas a tipo fijo han cobrado mucha más importancia llegando a suponer el 16% de la cartera de los bancos, se ha triplicado respecto a hacer cuatro años.

¿A qué se debe este cambio? Desde hace ya unos años, los bancos han mejorado notablemente las condiciones y beneficios para aquellos que optan por los intereses invariables. Esto ha hecho que ahora sea más complicada la decisión de intereses fijos o variables. Hay que recalcar que no hay una opción mejor que la otra, siempre dependerá de lo que necesitemos, por eso es importante dejarse aconsejar por expertos en financiación.

Las principales ventajas de las hipotecas fijas son:

  • La estabilidad. Se trata de un producto con un riesgo mucho menor que una variable. Las cuotas siempre son las mismas y no varían.
  • Cuotas fijas. No habrá sorpresas, durante todo el pago del préstamo estarás pagando exactamente la misma cantidad.
  • Condiciones muy buenas, sobre todo se plasman en los plazos de los préstamos. Normalmente con las hipotecas fijas nos encontramos con plazos de 20-25 años pero se pueden alargar hasta los 30 años, que se traduce en cuotas mensuales mucho más bajas. Pero, si por el contrario, quieres una hipoteca con plazos cortos, el interés puede llegar a reducirse hasta el 1,5%.

Su gran desventaja es que las cuotas son mucho más elevadas que una variable, por eso es importante contar con un buen sueldo y estabilidad económica para poder hacer frente a las cuotas.

hipoteca tipo fijo o variable

¿Y una hipoteca variable?

Las hipotecas variables se basan en intereses variables como el euribor, el más habitual, las cuotas mensuales irán variando según lo haga el índice de referencia. Lo más habitual es que el banco lo actualice dos veces al año, es decir que los primeros 6 meses del año tengas una cuota y los otros 6 otra. Según el mercado, los intereses subirán o bajarán y por lo tanto, pagarás más o menos.

Las grandes ventajas de las hipotecas variables son:

  • Con plazos más bajos, de 10-15 años, son más económicos.
  • Intereses más bajos, acostumbran a tener intereses por debajo del 1% actualmente. Esto depende del euribor, actualmente está en negativo por lo que las cuotas te saldrán muy bajas.
  • Periodo de amortización más alto, puedes llegar a encontrar hasta de 40 años. Pero ten en cuenta que aunque pagues menos mensualmente, en su totalidad habrás pagado muchos más intereses.
  • Menos comisiones, muchos bancos los ofrecen por comisiones muy bajas o incluso nulas.

La gran desventaja es el riesgo, y es que aunque actualmente este en negativo en cualquier momento puede subir. Hay que estar pendiente de las fluctuaciones porque puede ser que paguemos poco o que nuestra hipoteca se encarezca, que es lo que sucedió durante la crisis económica de 2008. Además, si buscas una hipoteca a largo plazo tienes el riesgo que te acabe saliendo más cara.

¿Cómo escoger entre una hipoteca tipo fijo o variable?

Para decidir siempre es mejor contar con asesoría financiera, pero te dejamos unas preguntas que pueden guiarte a tu mejor opción:

  • ¿Cuáles son nuestros ingresos? Si cuentas con altos ingresos y no quieres arriesgarte, una hipoteca fija es una buena opción.
  • ¿A cuántos años queremos pagar la casa? Si quieres una hipoteca a largo plazo, la hipoteca fija es mejor opción que la variable. Si por el contrario, quieres pagarla en pocos años puede que acabes pagando menos con una variable.

banner-hipotecas-Housfy

Además, esta el factor del riesgo, ¿quieres algo fijo y estable o prefieres arriesgar y ver si puedes pagar menos? No tenemos una respuesta exacta, pero lo que si podemos asegurarte es que un buen experto hipotecario te ayudará a tomar la decisión más acertada y a conseguir las mejores condiciones del mercado.

 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍