La hoja de visita inmobiliaria: ¿Qué es?

hoja-de-visita-inmobiliaria

En el proceso de comprar una vivienda, entran en juego muchos factores. Es una de las decisiones más importantes de nuestra vida que supone una gran inversión económica. Es por ese motivo que queremos asegurarnos de que todo salga bien. Cuando un comprador potencial visita una vivienda, es probable que firme la denominada hoja de visita inmobiliaria. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre la hoja de visita inmobiliaria. 

¿Qué es la hoja de visita inmobiliaria?

La hoja de visita inmobiliaria es un elemento clave para el proceso de compraventa. Se trata de un documento de intermediación que se utiliza para llevar el control de visitas de un inmueble. Dicho con otras palabras, es una forma de agilizar el proceso de compraventa. Aunque su carácter es meramente informativo.  

Funciones de la hoja de visita inmobiliaria

En este documento se registran los datos de los usuarios que visitan un inmueble, cosa que es de posterior utilidad. Tiene 3 funciones básicas:

  •  Registrar el tráfico de candidatos. Se identifican los datos del posible comprador durante el proceso de compraventa, para poder facilitar información a la policía en el caso de producirse un robo. 
  • Listado de compradores potenciales. En el momento de las visitas es donde encontramos a los usuarios que tienen altas probabilidades de convertirse en compradores. De este modo, se crea una base de datos de compradores interesados para facilitar el proceso. 
  • Controlar al personal. La hoja de visitas también es una manera de tener control sobre las horas trabajadas por los agentes inmobiliarios. 

¿Cómo crear una hoja de visita inmobiliaria?

La hoja de visita, tal y como su nombre indica, deja constancia de la identificación de las visitas realizadas a un inmueble. Para crear este documento, debemos seguir los pasos expuestos a continuación:

  • Identificación del inmueble. En este apartado constatamos los datos sobre la vivienda. Por lo tanto, anotaremos la localización exacta, así como información adicional sobre las dimensiones, el número de habitaciones o el estado en el que se encuentra.  
  • Datos del visitante. Es probable que si estás interesado en comprar una vivienda y vayas a hacer una visita, te pidan que rellenes datos personales, como son: nombre, apellidos, DNI o pasaporte, además de datos de contacto como número de teléfono y correo electrónico. De este modo, incorporar tus datos en la base de datos. 
  • Datos de la agencia y del agente inmobiliario. Identificar a la persona encargada de enseñar el piso sirve para tener una organización y para aportar transparencia. 
  • Cláusula de compromiso. Esta cláusula es conveniente ponerla para especificar que el comprador no pretende adquirir la vivienda directamente con el propietario. En este caso, se trata de proteger a la agencia inmobiliaria, que ha sido el intermediario. 
  • Fecha y firma. La hoja deberá estar firmada por todas las partes para dar validez legal y jurídica al documento. Ratifica la conformidad de todos los implicados. 

Compromiso de firmar la hoja de visita inmobiliaria

Cabe destacar que la hoja de visita inmobiliaria no conlleva una obligación contractual. Así como el visitante tampoco está obligado a firmarla si no quiere. El único compromiso es el de no ponerse en contacto con el propietario a espaldas de la inmobiliaria que ha facilitado el asesoramiento inmobiliario, en el cual se incluyen todos los trámites. No obstante, hay que fijarse bien en esta cláusula, ya que en ocasiones se han considerado abusivas. 

¿Es legal la hoja de visita inmobiliaria? 

Una vez te entregan la hoja de visitas, una de las preguntas frecuentes es sobre si es legal esta práctica. La respuesta es sí, la hoja de visita inmobiliaria entra dentro de la ley, siempre y cuando cumpla la Ley de Protección de Datos

Para cumplirla se debe implementar un aviso en el que se informe de por qué se están recabando los datos del visitante y para qué se van a utilizar. De este modo, es importante leer siempre la letra pequeña para no firmar unas condiciones abusivas o el uso de tus datos con finalidad meramente comercial.  

Ventajas de usarla correctamente

Así pues, si aún estás pensando en si es una buena idea firmar la hoja de visita inmobiliaria, te contamos todas las ventajas a continuación:

  • Información básica. Resume y aclara toda la información necesaria sobre la vivienda en un solo documento. Por lo tanto, ofrece información real aportando datos.
  • Registro. Facilita el seguimiento del trabajo de cada agente inmobiliario, del mismo modo que, ayuda al vendedor a tener un control del interés que está generando la vivienda entre los compradores potenciales. En el caso de que una persona lo visite más de una vez, aporta información sobre el grado de interés y de alguna manera puedes enfocar tu comunicación a ese visitante. 
  • Compromiso. Con la cláusula de compromiso, comentada anteriormente, dejas constancia de no dejar de lado a la inmobiliaria. 
  • Precios. Es un método para establecer el precio de venta en cada momento, así como los gastos de venta de vivienda. Esto nos permite hacer una tasación de vivienda más ajustada y competitiva dentro del mercado. 
  • Valoración. Es una buena manera de recibir opiniones de los posibles compradores. Dejar un apartado en la hoja de visitas para que escriban su valoración sin ningún compromiso, para poder identificar los aspectos más relevantes.

Si estás pensando en comprar una vivienda, es probable que en el proceso de venta inmueble en algún momento tengas que rellenar una hoja de visitas, por eso es importante dejar claro qué compromisos implica y las ventajas que ofrece. No obstante, en Housfy contamos con expertos que te asesoran y te ayudan en todo el proceso. ¡No dudes en contactarnos!

Calcula tu hipoteca online y gratis 📈Utiliza nuestro simulador de hipotecas y descubre la cuota mensual
¿Cuánto vale mi casa?Realiza la valoración online y gratuita de tu vivienda en pocos minutos
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta