Leasing inmobiliario: ¿Qué es y cómo funciona?

leasing-inmobiliario

Comprar una vivienda es una de las decisiones más importantes a lo largo de nuestra vida. Por este motivo, es fundamental conocer todos los métodos de financiación que existen para elegir el que sea más adecuado para cada situación. Conocemos los tipos de préstamo hipotecario tradicionales, pero existen otras alternativas, como es el leasing inmobiliario. Así que, si estás pensando en pedir una hipoteca y aún no conoces este concepto, no te preocupes porque a continuación te contamos qué es el leasing inmobiliario y cómo funciona.

¿Qué es el leasing inmobiliario?

Antes de entrar en detalle sobre cómo funciona y las ventajas que ofrece el leasing inmobiliario, debemos saber qué es. Se trata de una alternativa al tradicional préstamo hipotecario para empresas, autónomos o particulares. Es un modelo financiero que permite adquirir bienes de activo fijo. De este modo, las empresas o particulares acceden al alquiler de inmuebles, ya sean viviendas, locales o naves industriales, por un largo periodo de tiempo. Dicho en otras palabras, es una herramienta para financiar la adquisición de un bien inmueble.  

Este método de financiación está en auge, ya que los inversores particulares ven una mayor flexibilidad y unas mejores condiciones para conseguir el inmueble deseado.

¿Cómo funciona?

Para entender el concepto, debemos saber que guarda muchas similitudes con los pisos de alquiler con opción a compra. En este caso, el arrendador cede al arrendatario el uso del activo a cambio del pago de unas cuotas periódicas, que incluyen unos intereses. 

En el momento en que el contrato de leasing inmobiliario finaliza, es decir, se acaba el plazo estipulado previamente, el arrendador tiene dos opciones: comprar el inmueble o devolverlo. En el primer caso, si decides adquirir el inmueble, debes abonar la diferencia entre el precio total de la propiedad y el dinero pagado en concepto de alquiler mediante las cuotas periódicas. Por lo tanto, llegados a este punto, probablemente se estudien otras formas de financiación para acabar de adquirir el inmueble, que, por norma general, se trata de una hipoteca

Las cuotas del leasing inmobiliario, al igual que las hipotecas, pueden ser fijas o variables e incluyen el pago de intereses e impuestos. Se trata de unas cuotas más flexibles que varían en función del estado de la propiedad. 

Tres agentes

Por lo tanto, cuando hablamos de leasing inmobiliario hay que tener en cuenta tres sujetos que participan en el proceso:

  • Vendedor. Es la persona que decide vender el inmueble.  
  • Arrendatario. La empresa, el autónomo o particular que precisa el uso de la propiedad.
  • Sociedad de arrendamiento financiero. Quién financia la adquisición del inmueble y cede su uso al arrendatario.

Ventajas del leasing inmobiliario

El modelo de leasing inmobiliario ofrece muchas ventajas para empresas y autónomos. Principalmente, porque es accesible, no requiere ninguna inversión inicial, puesto que el pago se hace mediante cuotas periódicas, como en el caso de un alquiler. Además, ofrece una financiación 100, a diferencia de la mayoría de hipotecas que solo financian un 80% de la vivienda. 

A continuación, detallamos algunos de los beneficios que ofrece el leasing inmobiliario:

  • Ventajas fiscales. Permite aplazar y ahorrar en el pago de impuestos, así como deducir del IVA.
  • Rápido. Es un proceso que se tramita más rápido que una compraventa convencional.
  • Precio fijo. En el momento inicial se firma un contrato con un precio establecido, por lo tanto, se mantienen las condiciones por un periodo de tiempo prolongado. En el caso de una empresa, esto sirve para planificar las finanzas del negocio y dejar margen para los movimientos del Euribor
  • Cuotas flexibles. Puedes elegir entre cuotas a tipo fijo o variables, prepagables y estacionales.
  • Compatible con líneas de financiación pública. Como los créditos ICO o los préstamos del Banco Europeo de Inversiones (BEI). 

Desventajas del leasing inmobiliario

Del mismo modo, el leasing inmobiliario también conlleva algunos inconvenientes que debes tener en cuenta. A continuación os contamos los más relevantes:

  • Titularidad. El arrendatario no es propietario del inmueble hasta que finaliza el contrato y decide acabar de adquirirlo. 
  • No incluye servicios adicionales. Puedes necesitar seguro o mantenimiento, que deberás contratar por separado.
  • Cancelación. Si decides finalizar con el contrato, deberás abonar una penalización.
  • Empresas y autónomos. Es un modelo enfocado a fines mercantiles. En caso de ser un particular, será difícil beneficiarte de este modelo de financiación. 

Diferencia entre leasing inmobiliario y alquiler con opción a compra

Es lógico relacionar ambos conceptos, no obstante, la diferencia principal es el trato contable que reciben. El leasing inmobiliario es similar a la compra de un bien, mediante un préstamo hipotecario, en el cual, la garantía es la misma propiedad. De modo que se analiza como si fuera una compraventa. En cambio, en el alquiler con opción a compra, la propiedad siempre le pertenece al dueño original. 

Por lo tanto, si estás pensando en adquirir un inmueble, es importante conocer los diferentes tipos de financiación. Comparar si te sale a cuenta el leasing inmobiliario, o, por lo contrario, es mejor pedir una hipoteca convencional. En Housfy Hipotecas, contamos con los mejores brókeres hipotecarios que te ayudarán y negociarán las condiciones más adecuadas para ti ¡No dudes en contactarnos!

Consigue con Housfy la mejor hipoteca para tiDesde TAE Variable 0.95% y TIN 0.55%+Eur a 30 años (1)

(1) VARIABLE: TAE Variable 0,949% / TIN Variable 0,55% + Euribor . Importe 150.000€. Plazo 30 años 360 cuotas de 452,9€. Importe total adeudado 163.066,17€. Cumpliendo condiciones de nómina domiciliada, 3 recibos de suministros básicos, seguro de vida y seguro del hogar contratado por la entidad bancaria. El coste puede fluctuar en función de subidas y bajadas del Euribor, con lo que la cuota y total adeudado pueden variar durante la vida del préstamo. Ejemplo calculado en base a Euribor a un año publicado en abril de 2022 en el B.O.E correspondiente al mes de abril del 2022 (+0,013%) y sistema de amortización francés.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta