Hoy nos ponemos el traje de asesores financieros para explicaros otro de los conceptos clave del mundo inmobiliario. Lo habréis leído en muchísimos titulares, publicaciones económicas y visto en los informativos de televisión. Estamos hablando del Euríbor, algo muy importante a la hora de contratar una hipoteca y, por lo tanto, en la compraventa de pisos. Pero no nos avancemos, ¡step by step!

¿Qué es el Euríbor y cómo definirlo?

El término Euríbor viene (como no) del inglés: European Interbank Offered Rate, es decir, tipo de interés interbancario europeo. Para entenderlo, situaros en el mercado de los bancos. En vez de vendedores y compradores imaginaos un mercado en el que todos los actores son bancos. Éstos se prestan dinero entre si para poder realizar sus operaciones y el tipo de interés que se fijan tiene el nombre de Euríbor.

La RAE opta por esta definición:

“Tipo de interés que se aplica a los préstamos en euros entre grandes bancos, y que se usa con frecuencia como referencia en los préstamos hipotecarios a tipos de interés variables.”

El diario Expansión lo define así:

“Es el tipo de interés aplicado a las operaciones entre bancos europeos, o lo que es lo mismo, es el tipo porcentual que paga un banco cuando presta dinero a otro, con la finalidad de garantizar, en definitiva, la solvencia del sistema.”

Cabe añadir que es un índice que se actualiza y varía diariamente y del cual hay muchos tipos (15 para ser exactos). Pero quedaros solo con uno: el Euríbor a un año, ya que es el que los bancos usan como referencia para sus préstamos.

Hipotecas y euríbor… ¿Cómo se relacionan?

¿Y qué tiene qué ver con el sector inmobiliario? o ¿Cómo nos afecta a nosotros? Os preguntareis. Pues porque está muuuuuuuy relacionado con las hipotecas. De hecho, es un gran condicionante de las cuotas mensuales que pagarás si contratas una hipoteca a tipo variable.

Hay dos tipos de hipoteca, las de interés fijo y las de interés variable. Según los últimos datos del INE (pdf) casi el 70% de las hipotecas contratadas fueron a tipo de interés variable y en el 92,5% de los casos el tipo de interés de referencia para constituirlas fue el Euríbor. Este es el quid de la cuestión. Las cuotas de las hipotecas a tipo variable dependen, en gran medida, del valor del Euríbor. ¿Por qué? Porqué este tipo de hipotecas están formadas por dos partes fundamentales:

  1. El Euríbor. Hará que la cuota que pagamos vaya variando según cambia este índice.
  2. El diferencial. Cantidad que fija el banco en las condiciones de contratación de la hipoteca y que se suma al Euríbor. Por eso veréis ofertas como estas: hipoteca Naranja de ING a Euríbor + 0,99% o Triodos Bank financia las viviendas a un Euríbor + 1,20%.

Por lo tanto, no sabes lo que acabarás pagando al terminar la hipoteca porque depende del Euríbor.

banner-hipotecas-Housfy

Cuestionario final sobre el Euríbor: ¿Lo tenéis todo claro? Vamos a comprobarlo

A. Elige la definición que más se ajuste al Euríbor:

  1. En bolsa, nos indica el valor del euro.
  2. Tipo de interés que se aplica a los préstamos entre grandes bancos.
  3. Tipo de cambio de euro a dólar.

B. El Euríbor se usa como referencia:

  1. En los préstamos hipotecarios a tipo de interés variable.
  2. En los préstamos hipotecarios a tipo de interés fijo.
  3. Todas las anteriores son correctas (odias esta opción en los exámenes, Y LO SABES).

C. Las hipotecas de tipo variable:

  1. Están formadas por el Euríbor más el diferencial fijado por el banco.
  2. Son muy indecisas.
  3. Te permiten calcular lo que pagarás al terminar la hipoteca.

En Housfy te proporcionamos todo el asesoramiento que necesites para vender tu piso, desde el principio hasta el fin del proceso. Gracias a nuestros expertos dejarás de preocuparte de cómo vender tu piso y comenzarás a pensar en que invertir el dinero ahorrado en la compraventa de tu inmueble. ¡Contáctanos e infórmate sin compromiso!

 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍