Es posible que tras haber firmado la hipoteca de tu vivienda te hayan ofrecido unas mejores condiciones y quieras llevarla a otro banco. Te adelantamos que es un proceso que tiene muchas ventajas, pero, puede comportar algún gasto añadido que debes conocer. En el artículo de hoy, te explicamos todo lo que debes saber para llevar la hipoteca a otro banco.

Mejora las condiciones de tu hipoteca

¿Qué es la subrogación de la hipoteca?

Subrogar una hipoteca es una operación que consiste en llevar una hipoteca a otro banco. El objetivo de este trámite es mejorar las condiciones hipotecarias del titular del préstamo el cual, según sus necesidades, puede optar a uno de estos dos tipos de subrogación:

  • Subrogación de acreedor: En este tipo de subrogación se mantiene el préstamo original en cuanto a la antigüedad de este y se modifican los tipos de interés y las condiciones de la duración del contrato de préstamo.
  • Subrogación de deudor: Hace referencia a la subrogación que se da cuando a un comprador se le ofrece la hipoteca del antiguo propietario del inmueble.

¿Cómo puedo llevar mi hipoteca a otro banco?

Para poder iniciar el trámite, es necesario buscar y comparar las hipotecas que ofrecen otros bancos. Puede parecer algo lógico, pero, es conveniente que se haga un estudio del mercado financiero, se comparen las ofertas recopiladas y se negocie la hipoteca con el nuevo banco.

Una vez hayas escogido la oferta que más te interese, necesitas enviar la documentación al nuevo banco y comunicárselo a tu antiguo banco. Tu entidad bancaria te hará una contraoferta que podrás aceptar o rechazar. En caso de que rechaces la oferta, ambos bancos iniciarán el proceso de subrogación. Recuerda que aunque tu banco te ofrezca una hipoteca más baja, no estás obligado a escogerla.

¿Cuánto se tarda en traspasar la hipoteca de banco?

Una de las preguntas más frecuentes cuando hablamos de subrogar una hipoteca es cuánto puede tardar el proceso. Debes tener en cuenta que el titular de la hipoteca tiene 10 días para estudiar la oferta y debe de avisar al banco con el que tiene el préstamo 30 días antes de iniciar el proceso de subrogación.

Una vez el titular acepte la oferta, el nuevo banco lo notifica al antiguo banco, el cual debe de proporcionar la documentación correspondiente al préstamo que el titular tiene con dicha entidad bancaria, que podrá hacer una contraoferta al titular en un plazo de 15 días. En caso de que la contraoferta se rechace o no se haga ninguna en ese plazo, se procederá directamente a la subrogación.

Ventajas de la subrogación

El proceso de subrogación puede ofrecerte una serie de ventajas que tu antiguo banco no puede darte, por ello, en caso de recibir una oferta mejor por parte otro banco disfrutarás de estas condiciones:

  • Mejora del plazo de la deuda: Si subrogamos nuestra hipoteca podemos mejorar el plazo del pago de la deuda, acortándolo o alargándolo en función de nuestra situación económica en ese momento.
  • Cambio del tipo de interés: También, puedes modificar el tipo de interés ya que puedes cambiar de tipo fijo a variable o viceversa, según lo que se ajuste mejor a tus necesidades.
  • Menos vinculaciones: Debido a que la subrogación puede hacer que el banco te ofrezca unas mejores condiciones sin tener que domiciliar tu nómina en su banco o aceptar otras vinculaciones financieras.
  • Rebaja de las comisiones: En caso de que nos interese rebajar alguna de las comisiones que nos cobra el banco o alguna cláusula abusiva, con la subrogación las comisiones disminuirán.

¿Cuánto debo pagar por subrogar la hipoteca?

Como te comentábamos al inicio de nuestro artículo, subrogar tu hipoteca puede comportar algún gasto añadido al proceso, por lo que deberás de hacerte cargo de la comisión por subrogación o por cancelación anticipada, la cual depende de lo que esté estipulado en el contrato con tu entidad bancaria, esta no puede superar el 2% y depende del interés que tengas con tu banco.

La mayoría de los costes del trámite de subrogación los debe de asumir la entidad bancaria gracias a la Ley Hipotecaria de 2019, aunque los gastos de notaría, de gestorías, de tasación de la vivienda y de registro correrán a tu cuenta. Estos gastos pueden rondar entre los 100 € y los 500 €.

Es muy importante que tengas en cuenta estos gastos para poder ahorrar con la subrogación de la hipoteca.

Cambiar la hipoteca de banco con las mejores condiciones

Llevar tu hipoteca a otro banco es un proceso muy ventajoso y que puede comportar un ahorro de miles de euros, por ello, ponemos a tu disposición nuestro equipo de Housfy Hipotecas, formado por asesores financieros y brókers que se encargarán que de que la negociación que se lleve a cabo sea satisfactoria y puedas obtener las mejores condiciones para tu hipoteca. ¡No dudes en contactarnos si tienes cualquier duda al respecto!

Cómo llevar hipoteca a otro banco

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍