Aunque pedir una hipoteca te puede sacar de muchos apuros al comprar una casa, no siempre es la mejor opción. Los préstamos hipotecarios algunas veces no llegan a ser alcanzables para ciertos compradores y por este motivo han surgido diferentes alternativas entre la hipoteca sin banco.

Consigue financiación al 100%

La alternativas definitivas para pedir una hipoteca sin banco

Cuando decides comprar una vivienda y no cuentas con los ahorros necesarios para hacer la adquisición del inmueble, la primera opción que te pasa por la mente es: solicitar una hipoteca. Si consultamos los datos del INE podemos apreciar que más de la mitad de las compraventas se realizan con la financiación de un préstamo hipotecario. 

A pesar de estos números favorecedores hacia las hipotecas, en ocasiones no es la opción acertada para el perfil del comprador, tanto por los costes que puede suponer la financiación como por las condiciones que disponen las entidades financieras.

Si al calcular la hipoteca no te han dado los números o el banco te ha denegado el préstamo hipotecario que has solicitado, no debes preocuparte. En este momento existen otras opciones para conseguir la financiación para la compra de tu casa.

1. Alquiler con opción a compra

El alquiler con opción a compra es sin duda una perfecta alternativa a la financiación. Hoy en día muchas personas optan por el alquiler por no poder hacer frente a la compra de un nuevo hogar, siempre cumpliendo los requisitos para alquilar un piso. Pero, con el alquiler opción a compra puedes vivir de alquiler con la opción de poder adquirir la vivienda en un futuro.

La principal diferencia entre el alquiler habitual y el alquiler con opción de compra es que el inquilino puede comprar la vivienda a largo plazo. En el contrato de arrendamiento se define el derecho del inquilino a poder acceder al inmueble en un futuro así como las obligaciones y derechos tanto del arrendador como del arrendatario. 

Una alternativa que posibilita al inquilino el ahorro. Las mensualidades del alquiler, o parte de ellas, se irán sumando para ir descontándolas del precio de compraventa fijado en el contrato de alquiler.

2. Aplazamiento de pago

Es muy común necesitar financiación para pagar por una vivienda, pero no siempre la solución está en los bancos. Los mismos propietarios de la vivienda a comprar pueden ser tus prestamistas particulares. 

La opción se representa mediante un contrato privado y se trata del pago aplazado con condición resolutoria. En este contrato se establece la forma de pago entre el vendedor y el comprador. 

Entre las dos partes se acuerdan las cantidades a prestar y la manera del aplazamiento. Generalmente suele establecer el pago de una entrada entre el 10 y 20% del valor de la vivienda y unas cuotas mensuales con su tipo de interés. 

En el caso de que el comprador no cumpla con las condiciones formalizadas en el contrato de compraventa, el inmueble pasará a ser propiedad del vendedor. Y al comprador se le devolverán las cantidades que ha pagado hasta el momento aplicando una penalización. 

Un método de financiación que ha sido utilizado en tiempos económicamente malos, en concreto cuando las entidades bancarias establecían condiciones estrictas para conceder hipotecas.

3. Financiación por parte de familiar

Un familiar o una persona de tu círculo más cercano también puede financiar la compra de tu casa. En este caso, este prestamista adelanta el dinero y de esta manera se evitan los intereses de posibles préstamos.

A pesar de que es una opción a simple vista bastante sencilla es importante analizar esta operación en el ámbito fiscal. Si el importe prestado no se va a devolver estamos hablando de una donación y por tanto le corresponden unos impuestos.

En cambio, si este prestamista necesita que le devuelvas el dinero, en ese caso estaríamos ante un préstamo entre familiares. Este préstamo debe fijarse con un contrato con ambas partes donde se establezcan las condiciones.

4. Crowdfunding inmobiliario

Hoy día la compraventa de viviendas frecuentemente no se lleva a cabo para vivir en ella, sino que es una inversión. El Crowdfunding inmobiliario entra en juego como una alternativa más a la hipoteca sin banco. Se define como una plataforma en la cual varios inversores compran colectivamente uno o más de un inmueble.

En este caso, al ser una inversión entre varias personas, el comprador no tiene que pagar tanto dinero por el inmueble. Y así mismo, si se decide alquilar esta casa conseguirá una rentabilidad en el alquiler que le compensará seguro.

5. Hipoteca puente

Finalmente tenemos la hipoteca puente, una vía para no pagar por una hipoteca cuando ya se tiene una. Esta situación se da cuando el comprador quiere vender para comprar una casa pero no quiere tener dos préstamos al mismo tiempo. 

Esto se soluciona con la hipoteca puente ya que financia los gastos de entrada de la casa que se va a comprar y agrupa los préstamos hipotecarios de las dos viviendas en una sola hipoteca en un periodo de 6 a 5 años.

Esta solución es temporal y se disolverá cuando la venta de la casa antigua hipotecada se haya realizado. Una opción que necesita de una hipoteca por lo que debes estudiar la opción al detalle.

En este breve vídeo, Edurne Jareño, nuestra asesora financiera, te explica con todo detalle cómo solicitar una hipoteca con éxito:

La hipoteca sin banco tiene ventajas, pero ¿si decido solicitarla?

Sí aunque las hipotecas sin banco son una alternativa, quieres intentar solicitar una hipoteca a una entidad bancaria déjanos darte un consejo: las posibilidades de adquirir esa hipoteca se multiplican con la ayuda de un bróker hipotecario gratuito.

En general, los bancos financian el 80% de la compra de una vivienda. Por ello, el comprador debe contar con un dinero previamente ahorrado para poder pagar la entrada del 20% del valor de la vivienda. Y no solo eso, deberá de tener otro 10% para cubrir los gastos de la compraventa como pueden ser: gestoría, notaría, impuestos, etc.

Si no se dispone de este dinero inicial, las probabilidades para que te financien la compra de tu casa caen en picado. Aunque con la ayuda de un intermediario financiero salir de esta  situación es posible.

Estos expertos financieros son especialistas en sacar operaciones difíciles y llegar a conseguir hipotecas al 90 e incluso hipotecas al 100. Eso sí, el futuro hipotecado deberá de disponer del 10% del valor de la vivienda asociado a los gastos de la compraventa.

Los mejores asesores financieros del mercado inmobiliario

En Housfy contamos con un equipo de profesionales en estas operaciones que pueden ayudarte con el trámite de cualquier tipo de hipoteca: hipotecas para no residentes, hipotecas al 100%, hipotecas fijas, hipotecas variables, hipotecas autopromotor y muchas más. Si no dispones de muchos ahorros y necesitas financiación para comprar una vivienda estaremos encantados de ayudarte.

hipoteca sin banco

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍