7 claves para saber cómo hacer un contrato de alquiler

como-hacer-contrato-de-alquiler

En los alquileres no es raro ver algunos contratos irregulares con cláusulas dudosas, es una triste realidad a la que se enfrentan muchos inquilinos cuando buscan un piso en alquiler. Por lo tanto, si quieres alquilar piso y debes hacer un contrato que cumpla con la normativa, no te preocupes, porque te traemos la solución. Hoy te enseñaremos cómo hacer contrato de alquiler para que estés bien informado como propietario y para que puedas detectar irregularidades como inquilino. ¡Vamos allá!

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!

¿Cómo hacer un contrato de alquiler?

Redactar un contrato de alquiler no es complicado, solo se trata de descargar el modelo estándar regulado por la Ley de Arrendamientos Urbanos y cumplimentar los datos. Por lo tanto, es importante conocer las claves para saber cómo hacer un contrato de alquiler. Además, es fundamental tener en cuenta todos los apartados porque ahí es donde tendrás que añadir cualquier cláusula particular del piso siempre que ambas partes estén de acuerdo. 

7 claves para saber cómo hacer un contrato de alquiler

Cómo hacer contrato de alquiler: Datos

Para saber cómo hacer un contrato de alquiler, lo primero que debemos tener en cuenta es este apartado. De este modo, encontrarás toda la información referente a:

  • El inmueble. Tendrá que aparecer la dirección completa del objeto arrendado.
  • Arrendador. Nombre, apellidos, teléfono y DNI de todas las personas mayores de edad que residen en el inmueble.
  • Arrendatario. Nombre, apellidos, teléfono y DNI. 

Renta: Importe y otras estipulaciones

Tendrá que estar bien claro cuánto hay que pagar de renta al mes, tanto el importe como la fecha máxima de pago, lo más habitual son los 7 primeros días del mes. 

Además, tendrá que indicarse la actualización de la renta, se trata de una revisión anual que tiene en cuenta el IPC o el ARCA. 

Depósito de la fianza 

Un apartado del contrato tendrá que indicar claramente lo que tiene que pagar el inquilino de fianza alquiler y a cuántos meses corresponde. Actualmente, en España la fianza no puede superar los dos meses de alquiler. Si el inquilino rescinde el contrato antes de transcurrir los 6 meses, perdería la fianza.  

Además, el propietario puede pedir garantías adicionales, que deben aparecer en el contrato. 

La mejor opción es optar por un alquiler con seguro de impago, de este modo, te aseguras de que vas a recibir la cuota de arrendamiento. Esta metodología te ofrece muchas ventajas ya que ofrece un alquiler estable. Es importante recalcar que el seguro de impago de alquiler es más seguro que un aval bancario alquiler.

Mantenimiento

Tendrá que estipularse quién se encargará del mantenimiento del inmueble. Lo más habitual es que las averías o reparaciones provocadas por desgaste, se encargue el propietario

En cuanto a obras y reformas, el inquilino no puede realizarlas sin permiso del propietario. Por el contrario, el arrendador sí podrá realizarlas, aunque lo más habitual es llegar a un acuerdo previo con el inquilino y establecer una rebaja de la renta si crea molestias para éste.

Renovación del contrato de alquiler

La última Ley de Arrendamientos indica que la duración del contrato de alquiler es de 5 años si es un particular y de 7 si es de una sociedad. Una vez transcurra esta fecha, si ninguna de las dos partes quiere rescindir del contrato, se hará una renovación automática del alquiler durante 3 años.

Gastos

En el contrato de alquiler, es importante dejar constancia de quién se encargará de pagar cada gasto. Lo más común es que, por una parte, sea el propietario de la vivienda el que se encargue del pago de los impuestos y de la comunidad. Y, por otra parte, que el inquilino pague los gastos de suministros. 

Así como en caso de tener que hacerse alguna reparación, se debe estipular quién tendrá que hacerse cargo. Generalmente, es el propietario el que se hace cargo de reparaciones por desgaste o uso, como por ejemplo, cambiar la caldera.

Inventario

El propietario tendrá que indicar todo el mobiliario y electrodomésticos que se encuentran en el inmueble arrendado. Si algo queda excluido de este anexo, ni el propietario ni el inquilino serían responsables. 

Finalidad de la vivienda

Es decir, en este apartado hay que especificar el motivo del arrendamiento. Con qué finalidad se va a usar ese piso. En este caso, se trataría de un alquiler que será para vivienda habitual. Sin esta cláusula no se podría hacer la deducción de alquiler por ser vivienda habitual.

Subarrendamiento

Excepto en casos en los que el arrendador lo permita, el subarrendamiento está prohibido y así queda estipulado en el contrato de alquiler. 

cómo hacer contrato de alquiler

Infografía sobre las 7 claves para hacer un contrato de alquiler de Housfy.

Estos son los siete puntos claves para hacer un contrato de alquiler de forma legal. Para evitar problemas, tanto por parte del inquilino como del propietario, lo mejor es contar con expertos que puedan ayudarte con la gestión integral del alquiler. Por lo tanto, si ese es tu caso y estás interesado en alquilar piso, no dudes en contactar con nuestro departamento de Housfy Alquileres. No obstante, también ofrecemos herramientas para calcular la rentabilidad de tu alquiler. Cualquier duda estaremos encantados de ayudarte.

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta