2 sencillos trucos para alquilar un piso sin nómina

trucos para alquilar un piso sin nómina

En el proceso de búsqueda de un alquiler puede darse la situación en la que nos quedemos sin percibir una retribución mensual y podemos pensar que no optaremos al alquiler de un piso, pero, a pesar de no tener un salario mensual podrás alquilar un piso igualmente. Este es un hecho que muchas personas desconocen, por ello, hoy te presentamos 2 trucos para alquilar un piso sin nómina para que este procedimiento te resulte mucho más fácil.

¿Tienes una vivienda para alquilar?Alquila seguro tu piso y cobra todos los meses sin excepción

2 trucos para alquilar un piso sin nómina

1. Presenta una fianza

Como te indicábamos, sí se puede alquilar un piso sin nómina, ya que la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) no nos obliga a tener dicha nómina para alquilar un inmueble. Por lo que el propietario no puede poner como requisito exigir un nomina la hora de alquilar la vivienda. Sin embargo, muchos arrendadores la piden como garantía para conocer la solvencia económica del arrendatario.

En todo caso, la legislación sí que nos precisa que presentemos una fianza para poder iniciar el procedimiento del alquiler. ¿Cómo funciona la fianza de alquiler? Consiste en cantidad equivalente a la mensualidad que tiene que aportar el alquilado y la cual se debe de abonar a un organismo público designado por cada comunidad autónoma y de la cual el propietario del piso tiene la obligación de hacer el abono ante la Administración Pública. Cuando finalice el contrato de arrendamiento esta fianza deberá de ser devuelta al inquilino en el plazo de un mes.

Esta fianza no puede actualizarse durante los cinco años de duración del contrato de alquiler, pero sí que se puede modificar cuando se produce una prórroga. En este caso, el propietario puede pedir que se aumente o el inquilino puede solicitar que se rebaje hasta equipararse a una o dos mensualidades de la renta vigente en ese momento y según el tiempo de la prórroga.

2. Demuestra tu solvencia

En caso de que estés en el paro o no recibas un sueldo por otros motivos y quieras optar a un alquiler podrás hacerlo, aunque, deberás demostrar tu solvencia para que puedan concederte el arrendamiento. Para ello, puedes mostrar dicha solvencia mediante estas garantías adicionales:

  • Aval bancario o personal. Probará que se podrá cobrar la deuda en caso de que el alquilado no pueda hacerse cargo. En el caso del aval bancario alquiler, el arrendatario, es decir, la persona que solicita un alquiler debe de solicitarlo al banco, el cual hará un estudio de viabilidad antes de concederlo. Por lo que respecta al aval personal, consiste en que una tercera persona, como puede ser un familiar, pague el alquiler si la persona que firmó el contrato de arrendamiento no puede abonarlo.
  • Depósito de garantía. En caso de que dispongas de dinero ahorrado, se podrá negociar un depósito con el que el arrendador y el arrendatario estén de acuerdo.
  • Seguro de impago de alquiler. La finalidad del seguro de impago es asegurar la cuota de arrendamiento al propietario del inmueble. Cubrirá al alquilado durante 12 meses si no puede hacer frente a la deuda del alquiler.

Trucos para alquilar un piso sin nómina si eres autónomo

Los autónomos a pesar de recibir un salario cada mes por desempeñar una actividad por su propia cuenta, no pueden presentar una nómina. En su defecto, además de las garantías adicionales para demostrar tu solvencia y la fianza que explicábamos anteriormente, es necesario que presentes la documentación siguiente si te encuentras en esta situación:

  • La declaración de IRPF. Donde se puede ver la información de los ingresos anuales que el autónomo percibe.
  • Últimos recibos de la cuota de autónomos. Donde se detalla el importe exacto que una persona que trabaja por cuenta propia paga a la Seguridad Social en concepto de cotización dependiendo del tiempo que lleve desempeñando la actividad.
  • Información económica y laboral. Pueden ser documentos como contratos o facturas con otras empresas que estén en activo.
  • Certificado del Fichero de Inquilinos Morosos. Donde se demuestra que no se tienen deudas anteriores.
  • Declaración trimestral del IVA. Para poder mostrar los ingresos mensuales de la actividad que se ejerce.
  • Aval bancario o personal. Como habíamos visto antes, este aval sirve para mostrar al propietario que podrá recibir todos los meses el importe acordado y no se generará una deuda con él.

Alquila tu vivienda sin preocupaciones

Ahora que ya tienes estos trucos, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo de Housfy Alquileres. Contamos con grandes profesionales que pueden ayudarte a encontrar tu piso ideal adaptado a tus condiciones, además de realizar una gestión integral del alquiler. ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros si necesitas más información!

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

6 Comentarios

  1. Paola 19 de agosto de 2022
  2. CLEMENTINA MANGUE EDJANG 19 de agosto de 2022
  3. Blanca 3 de septiembre de 2022

Deja una respuesta