Ante la crisis por la que estamos pasando este último año, el impago de alquiler está a la orden del día. Este suceso es uno de los mayores riesgos que debe correr el arrendador cuando se decide por poner en alquiler una vivienda. Al convertirse en una situación frecuente, el alquiler con seguro de impago está cada vez más presente. Una opción para contar con un alquiler seguro que no pide mucho a cambio, y a su vez, te ofrece grandes ventajas. 

Alquila tu piso con Housfy

¿Qué es y cómo funciona el alquiler con seguro de impago?

El alquiler con seguro de impago tiene como objetivo asegurar tu cuota de arrendamiento, permitiendote rentabilizar tu inmueble de la manera más segura posible. Al plantearse poner en alquiler una vivienda debes analizar todas las situaciones posibles para que no tengas problemas en el futuro.

Un inquilino comienza a vivir en tu vivienda, pero ¿estás seguro de que podrá pagarte la cuota de arrendamiento cada mes? La crisis, malas rachas económicas y otros asuntos suelen jugar a favor del impago del alquiler por parte de los inquilinos, y esto es algo que sabemos que te preocupa.

Las garantías y ventajas que te ofrece un alquiler con seguro de impago son muy amplias y variadas. Estas ventajas van más allá de temas económicos. Un seguro de esta envergadura llega a proteger mejor tu vivienda que un aval bancario, y además cubren otros aspectos que los seguros de hogar no ofrecen.

Para disfrutar de todas estas ventajas solo deberás ser titular de un seguro de impago de alquiler y pagar las cuotas pactadas en la póliza. Solo de esta manera, contarás con una tranquilidad y una seguridad absoluta en cualquier alquiler de vivienda.

Coberturas y garantías 

Una de las primera ventajas de este tipo de seguro de alquiler es la garantía de que cobrarás la renta del inmueble cada mes como propietario. Pero, como hemos dicho anteriormente, no es la única. Por este motivo debes analizar y comparar los diferentes seguros de impago de alquiler que tengas entre las manos, y elegir la que mejor se adapte a ti.

En cuanto a las garantías que te puedes encontrar en este tipo de seguros, te comentamos que estas que te mostramos a continuación son las más comunes:

  • Impago de la cuota de arrendamiento. Si tu inquilino no puede hacer frente a la renta y no paga el alquiler, el seguro de impago de alquiler se hará cargo del caso de impago en función de la póliza contratada (desde 6 meses hasta los 12 meses).
  • Actos vandálicos. Esto se refiere a los desperfectos en la vivienda por vandalismo. Los seguros cubren las reparaciones y de tomar medidas con los responsables.
  • Defensa jurídica. Gracias a la contratación de esta póliza, tendrás a tu alcance expertos en el sector que te ayudarán a encontrar soluciones.
  • Asesoramiento jurídico. Profesionales del sector estarán a tu alcance para cualquier duda o consulta que puedas tener sobre el alquiler con seguro de impago.
  • Gastos en cerradura. Algunas veces, no muchas, la situación se complica y se agrava a medida que pasan los días. Y llega el momento que, cansado de la situación, procedes al desahucio de tus inquilinos.En este caso, todos los gastos de cerradura y cerrajeros corren a cargo del seguro de impago de alquiler.

alquiler con seguro de impago

Requisitos para contratar un seguro de impago de alquiler

Para contratar estos seguros de alquiler suele establecerse un único requisito. La aseguradora será quien dé la aprobación de los inquilinos en el momento de firmar el contrato de arrendamiento. Esto se hará mediante un estudio de la propia aseguradora de solvencia económica. Es por ello por lo que muchos inquilinos se quedan fuera del alquiler al no superar este estudio de viabilidad, ya que existía la posibilidad de no haber podido afrontar los pagos de la renta.

Una vez se haya seleccionado a el inquilino o los inquilinos, la aseguradora tendrá el deber de responsabilizarse de los impagos del alquiler. Eso sí, para ello tanto el inquilino como el contrato de alquiler deben cumplir unos requisitos:

  • El inquilino del alquiler no debe estar en una lista de morosos.
  • El contrato laboral del inquilino tiene que ser de más de un año.
  • La cuota del alquiler anual tiene que ser inferior al 45% de los ingresos anuales del inquilino.

El alquiler con seguro de impago. la decisión correcta

Estamos de acuerdo que con la contratación de un seguro de impago de alquiler podrás sentirte más aliviado mes a mes, ya que no te encontrarás con imprevistos de última hora. La mejor elección será aquella póliza que cuente con las garantías y la cobertura que cubra tus necesidades, y además tenga la experiencia necesaria para poder protegerte ante esta situación de impago.

Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes

Si estás pensando en poner en alquiler tu piso o te has decidido en contratar un seguro de impago de alquiler para evitar posibles conflictos en el futuro, nosotros te podemos ayudar. En Housfy contamos con la experiencia necesaria y los mejores expertos en estos temas para asegurarte el cobro de tu cuota de alquiler el día 15 de cada mes. Fácil, sencillo y seguro 🙂

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍