¿Es una casa encantada?, ¿Un hogar fantasma?, ¡NO! Es una vivienda domótica. La tecnología ha irrumpido con fuerza en todos y cada uno de los aspectos de nuestras vidas, y nuestro hogar no es una excepción. Los sistemas domóticos han llegado para quedarse y gracias a ello, hoy en día, podemos disfrutar de lo que muchos denominan, casas inteligentes. Hoy en nuestro blog, vamos a dar una pequeña pincelada a las infinitas posibilidades que ofrecen las casas del futuro.

Adapta tu casa al futuro

Inalámbrico vs Cableado

Por definición los sistemas domóticos son todos aquellos capaces de automatizar una vivienda a través de una red de comunicación. Son, por lo tanto, capaces de comunicarse y dar instrucciones a los distintos dispositivos que estén conectados en su propia red. Dicha red puede tanto ser inalámbrica como por cable.

Lectura recomendada:  ¿Quieres saber como instalar una alarma en casa?

Los sistemas inalámbricos son sencillos de instalar y de programar. Suelen conectarse a través de redes como Bluetooth o Wifi, y permiten poder dar órdenes fácilmente desde el sofá de tu casa a través de una sencilla App o con un sensor de voz. Sin embargo, esconden un problema. Un exceso de aparatos puede saturar las señales e interferir en las frecuencias, bajando su rendimiento. Por el contrario, los sistemas por cable más modernos, son integrables y fiables, pero conlleva una fuerte inversión inicial ya que se tiene que realizar una reforma integral para adaptar la casa a la nueva era.

Qué pueden hacer los sistemas domóticos

Dejemos a un lado las diferencias entre los diferentes tipos de sistemas y entremos en las posibilidades que nos pueden ofrecer.

Ahorro energético

Quizás reformar tu vivienda para contar con una instalación domótica, o comprar todos los gadgets Wireless de última generación, pueda parecerte caro. Pero, ¿y si te dijéramos que en un medio plazo amortizarás la inversión? Gracias a los sistemas domóticos, podemos hacer que nuestro hogar optimice el consumo energético a niveles insospechables.

Sistemas domóticos

Imagina que pudiéramos hacer que las persianas se abrieran con el primer rayo de sol y se cerraran con el último sin necesidad de que estemos en casa. Gracias a sensores de luz, podríamos optimizar al máximo las ventajas de la luz solar para calentar nuestro hogar en invierno, o para refrescarlo en verano si damos la orden inversa.

Ahora imagina que a través de la geolocalización y los sistemas domóticos pudiéramos hacer que el aire acondicionado o la calefacción se encendieran 10 minutos antes de que llegáramos a casa. ¿Quién no quisiera abrir la puerta y tener su piso a una temperatura ideal? De este modo, evitaríamos enchufar la calefacción o el aire a tope hasta que nuestro hogar cogiera temperatura. Como consecuencia el consumo energético bajaría y nuestro bolsillo, de seguro que lo notaría. Nada mal, pero eso no es todo.

Sistemas domóticos con sensores

No sabemos la historia del inventor de los sensores. Es poco probable que algún día hablando de ascensores, él entendiera “haz sensores”, pero sea como sea, aquí los tenemos. Evolucionados y de todo tipo. Sensores de luz, de calor, de movimiento o de sonido. Todos ellos permitirán que nuestra casa acabe interactuando con nosotros en todo momento.

Lectura recomendada:  Vivienda Inteligente: ¿Qué se puede automatizar de una vivienda?

Encender la luz aplaudiendo, dar órdenes con la voz a un control remoto para que ponga la tele en marcha o apagar automáticamente las luces donde no haya movimiento. Las posibilidades que te ofrecen los sistemas domóticos son infinitas y su tecnología no para de evolucionar. Hoy en día ya existen electrodomésticos inteligentes, que responden a las órdenes que les demos, e incluso aparatos que te dan conversación como Siri. No es de extrañar, por tanto, que tarde o temprano, las casas inteligentes sean la tónica dominante.

Transforma tu casa

Decidirse a reforma tu casa supone una fuerte inversión. Levantar el suelo, tirar tabiques y otras obras dejan tu casa al desnudo. Y es en este preciso momento, cuando se debe aprovechar para instalar un sistema domótico por cable y de calidad. Si ya has probado la domótica inalámbrica y te ha gustado su resultado, no lo dudes más. En términos relativos no supondrá un gasto mucho más elevado y al finalizarse las obras podrás disponer de una casa totalmente inteligente. Ya sea para alquilar, para vender piso o para vivir, los sistemas domóticos son el futuro.

Reforma tu piso con Housfy

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍