El concepto Open Space surgió en Estados Unidos y ya ha llegado a nuestros hogares. Cocinas abiertas que se fusionan con el comedor, creando un único y luminoso espacio. Hoy en día, pensar en reformas de cocinas, es pensar en Open Space. Este estilo de cocina innovador ha venido para quedarse y estas son algunas de sus ventajas.

Pide presupuesto reforma cocina

Más Espacio

Quizás relacionemos el concepto Open Space con las grandes cocinas de la típica casa americana. Pero lo cierto, es que el concepto triunfó primero en los pequeños apartamentos o loft de las grandes ciudades. La idea principal de una cocina abierta es el aprovechamiento del espacio, y en un pequeño loft, el espacio, a veces, brilla por su ausencia.

Las reformas integrales de concepto Open Space, pretenden conseguir que el hogar parezca un lugar más espacioso. Juntar cocina y comedor es lo más frecuente, pero también se pueden fusionar habitaciones y comedor u otras estancias. Lo cierto es que, aunque la superficie útil sea la misma, el Open Space consigue que parezca el doble.

Open Space, open light

La mayoría de los pisos en venta sin reformar, están distribuidos de forma que dan mayor importancia al comedor que a la cocina. Mientras que el comedor suele ser la estancia con mayor entrada de luz natural a la cocina le pasa lo contrario. Suele encontrarse separada del comedor por un tabique y esto entorpece la entrada de luz.

Las paredes y la poca entrada de luz natural dan la sensación de espacio cerrado y dificultan la maniobrabilidad. A diferencia de una cocina Open Space, las antiguas cocinas no invitan al cocinero a trabajar en ellas. Con las reformas de cocina de concepto abierto, se consigue que la luz llegue a todas las esquinas de la sala, tendrás más libertad de movimientos y más ganas de cocinar platos elaborados.

El efecto Barbacoa

Open Space

Difícilmente verás alguna vez una barbacoa donde el cocinero no hable con los invitados. Mientras calienta la carne y las verduras siempre hay alguien a su lado contándole cualquier tontería. Pero en cambio, cuando cocinas en tu casa, no pasa lo mismo. Los comensales están sentados en la mesa disfrutando de tu menú, mientras tú estás sudando la gota gorda en la cocina.

Una de las ventajas de reformar cocina con Open Space es que se genera el efecto Barbacoa. Juntando cocina y comedor, la interacción con cocinero e invitados es constante. Uno puede sentarse a la mesa y vigilar lo que cocina desde su silla. Si se tiene que levantar, puede seguir la charla. Y podrá estar en total conexión con lo que suceda en la mesa aun estando en los fogones.

No todo es bueno en el Open Space

Como ves, el concepto Open Space, mejora la luminosidad y la maniobrabilidad. Además, da una sensación de mayor espacio e incluso ayuda a forjar las relaciones sociales o familiares. Sin embargo, no todo podía ser bueno. Los olores, por ejemplo, se dispersarán por toda la sala. Cuando estemos cocinando un guiso o un sofrito quizás no sea un problema, pero cuando tengas que hervir coliflor, ya será otro tema.

En cuanto a la limpieza, ten en cuenta que, al cocinar, los aceites y vapores ensucian con facilidad. Por lo que quizás, tendrás que intensificar un poco el trabajo de mantenimiento. En una cocina con Open Space esto se traduce en el doble de trabajo. Ya que deberás de limpiar cocina y comedor de una. Aunque, ¿que es el trabajo cuando lo haces con gusto? Estamos seguros que si reformas cocina al estilo Open Space, estos problemas te parecerán minucias en comparación a la mejora de calidad de vida.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍