Si estás pensando en comprar un piso, y necesitas financiación lo más seguro es que hayas oído algo sobre una nueva ley hipotecaria. Pese a lo que muchos piensan, el cliente todavía debe incurrir en algunos gastos para formalizar una hipoteca. No obstante, es también cierto que la nueva ley hipotecaria los ha reducido al mínimo.

Las mejores condiciones para tu hipoteca

Entrada en vigor de la Ley hipotecaria

Hace meses que muchos bancos ya han venido aplicando gran parte de las medidas que especifica la nueva ley hipotecaria, aunque ésta entró en vigor el 16 de Junio de 2019. A partir de esta fecha todos los bancos están obligados a cumplir con lo que especifique la ley hipotecaria. Este cambio en la legislación se hizo buscando proteger al consumidor. Pero, ¿qué medidas se han adoptado exactamente y como nos afectan? Hoy te lo contamos.

Gastos hipotecarios

Una de las principales medidas que se han adoptado y de la que más eco se ha hecho en todas partes es la que afecta a los gastos hipotecarios. Gracias a la reforma de la ley hipotecaria ahora serán los bancos quienes tendrán que hacer frente de los gastos de la formalización de un préstamo hipotecario.

¿Y cómo repercute esto en nuestro bolsillo?

Ley hipotecaria

A partir de ahora ya no pagaremos por los gastos de notaría y gestoría, ni tampoco de registro. Además el Impuesto de Actos Jurídicos documentales (AJD) también lo pagará el banco. Sólo nos deberemos de preocupar por los gastos de Tasación y del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) en los inmuebles de 2ª mano, o el IVA, en caso de que el inmueble sea nuevo.

El ITP es un impuesto que varía según cada comunidad. Normalmente suele representar entre un 8% y un 10% del valor del inmueble, aunque en ciertas comunidades se puede pagar sólo un 4% o un 6%. Los gastos de tasación variarán según el tasador, pero no representan un gran desembolso. Algunos bancos, incluso llegan a hacerse cargo de este coste para facilitarle todavía más la gestión al cliente.

Las Vinculaciones y la nueva ley hipotecaria

Como bien sabréis aquellos que estéis buscando una hipoteca, muchos bancos ofrecían, hasta hace poco, productos vinculados como condición sine qua non para adquirir la hipoteca. Con la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, esta práctica se ha acabado para siempre.

Lectura recomendada:  5 Claves para la negociación de una buena hipoteca

El banco podrá seguir ofreciéndote productos como la vinculación de la nómina, seguros del hogar, de vida o planes de pensiones para que acabes pagando un tipo de interés hipotecario menor. Esto es lo que se conocen como bonificaciones. No obstante, lo que no podrá hacer, es obligarte a contratar estos productos para concederte la hipoteca. De este modo, la ley hipotecaria deja en manos del cliente la decisión de vincularse o no, dependiendo de si le es más o menos rentable.

Gastos de amortización

Los gastos de amortización no son más que una penalización que el banco pone para los casos en los que se liquide o se rebaje el importe de la hipoteca antes de tiempo. Una especie de castigo, por haberte ahorrado de pagar los intereses pendientes.

Tras la entrada en vigor de la ley hipotecaria, estos gastos no desaparecen, pero si que se reducen. Para las hipotecas a tipo fijo este gasto no podrá superar el 2% sobre lo amortizado durante los 10 primeros años. A partir del undécimo el tope será sólo del 1,5%. Para las hipotecas a tipo variable, estos gastos serán del 0,25% y 0,15% respectivamente.

Algunos bancos pueden incluso llegar a ofrecer hipotecas sin gastos de amortización. Sólo debes buscar y barajar todas las opciones posibles para conseguir la mejor hipoteca. Y en eso, el equipo de hipotecas de Housfy son unos expertos.

Espaldas cubiertas    

La nueva ley hipotecaria se ha hecho mirando por y para el consumidor. Además de todas las medidas ya comentadas, la ley obliga al notario a informar debidamente al cliente de lo que está contratando y de revisar que no haya cláusulas abusivas. El banco, por su parte, deberá entregarte el FIPER, un documento que recoge todos los puntos y condiciones de tu caso.

Ley hipotecaria

Se puede decir que con la nueva ley hipotecaria el cliente tiene las espaldas cubiertas y que será difícil volver a ver casos tan sonados como el de las cláusulas suelo. Sin embargo, la ley no puede estar en todo. El cliente debe ser listo y buscar las mejores condiciones para no pagar de más. Ya sea por falta de tiempo o por confiar en tu banco de siempre muchas veces acabamos perdiendo dinero al contratar la hipoteca. Llama a la puerta correcta y no dejes que esto suceda. Encuentra las mejores condiciones hipotecarias con Housfy.

Las mejores condiciones para tu hipoteca

 

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!