Las viviendas sostenibles están en auge y uno de los motivos es el confinamiento. Al incrementar el gasto de los suministros básicos, la gente ha empezado a ser más consciente de la necesidad de tener un hogar sostenible. Pero ¿sabrías distinguir una vivienda sostenible de una no sostenible?

Compra tu vivienda sostenible

Elementos de una vivienda sostenible

La definición principal es que las viviendas sostenibles son aquellas que tienen un consumo energético mínimo usando energías alternativas renovables y otras técnicas con tal de ser más respetuoso con el medio ambiente y como consecuencia, ahorras en las facturas del hogar.

La orientación

Una de las claves para un mayor aprovechamiento de la energía es la orientación. Cuando se tratan de viviendas sostenibles construidas desde cero, como las passive house o las casas de madera, se construyen ya orientadas de forma que tengan la máxima luz posible durante todo el día.

La idea es que necesites el mínimo consumo de luz y que la casa este a una temperatura perfecta en todas las estaciones sin necesidad de aire acondicionado ni calefacción.

Los materiales

Los materiales que se usan para la construcción de viviendas son ecológicos y sostenibles. Se trata de materiales que no solo son respetuosos con el medio ambiente sino que también ayudarán con el aislamiento de la vivienda.

El aislamiento es otra de las claves para una vivienda sostenible, en invierno evitará que pase el frío y en verano que se acumule el calor. Esto se aplica en suelos, ventanas, puertas y techos, normalmente se opta por el PVC o el corcho para conseguirlo.

vivienda sostenible

Técnicas para un buen consumo energético

Hay diferentes técnicas que pueden usarse para que la casa sea 100% sostenible:

  • Recuperador de calor. Transforma las temperaturas exteriores para mantener en el interior de la vivienda 18-21 grados durante todas las estaciones del año.
  • Aislamiento, esto permitirá que no haya ni filtraciones de aire ni pérdidas de calor.
  • Sistema de aprovechamiento del agua.

Formas de convertir tu casa en una vivienda sostenible

Si estás contento con tu hogar pero te interesa que sea una vivienda más sostenible, siempre puedes hacer una reforma para conseguirlo.

  • Cambiar la ventanas y puertas por unas de PVC.
  • Añadir un suelo radiante.
  • Domótica para controlar el consumo a través de termostatos inteligentes.
  • Electrodomésticos de bajo consumo.
  • Reciclar
  • Iluminación de bajo consumo como el LED.

obra nueva

Construir una vivienda sostenible acostumbra a ser bastante más caro que una vivienda tradicional, eso se debe a que se requiere una serie de materiales y sistemas que tienen costes elevados. Pero si puedes permitírtelo, en pocos años verás ese coste de más compensado con el ahorro energético, se calcula que puede llegar a un 60% menos que el de una vivienda convencional.

No solo se trata de ahorrar dinero, también de ser más respetuosos con el medio ambiente y tener una mejor calidad de vida en el hogar, se ha comprobado que tienen beneficios para la salud.

 

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍