El hogar es ese espacio en el que nos sentimos a gusto con nosotros mismos. De aquí viene la expresión: “estoy como en casa”. Por esta razón tenemos que cuidar cada detalle para crear una atmósfera relajante que nos transmita tranquilidad y bien estar. Una de las estancias del hogar es el dormitorio, ese lugar en el que nos relajamos y descansamos. Para que este descanso se lleve a cabo, debemos crear un entorno perfecto para desconectar y dormir sin estrés. Los colores relajantes para dormitorio son nuestros grandes aliados a la hora de conseguir un entorno lleno de calma.

Consigue el 10% de descuento para pintar tu dormitorio

La mayoría de las veces, a la hora de pintar una habitación, elegimos el blanco. Esta elección se da por el miedo a que nos quede una habitación demasiado colorida o porque pensamos que quizás es demasiado atrevido. Pero, tenemos que decirte que es un error. Siempre y cuándo elijas el tono cálido correcto para cada estancia, en este caso, colores relajantes para dormitorio.

Colores relajantes para dormitorio

Si nos fijamos en la gama cromática de los colores, nosotros mismos podemos percibir que tonos son relajantes y cuáles no. Tú también puedes notar como los tonos fríos son más relajantes que los tonos calientes, ¿verdad?  Y es que, aunque parezca mentira, unos tonos bien elegidos nos ayudarán a descansar mejor y a soportar mejor el estrés.

A continuación, te mostramos algunos tonos cálidos y apastelados que te ayudarán a conseguir este entorno ideal para el descanso:

Color rosa pastel

Aunque el rosa no sea un color relajante, su tono pastel si que tiene efectos relajantes. Este color es un tono suave y con poca saturación, lo que crea un ambiente acogedor y hasta incluso romántico. Puedes combinarlo con colores neutro como el blanco, el beige o gris para potenciar aún más este efecto.

colores relajantes para dormitorio rosa

Color lila

Si recordamos esas clases de pintura del colegio, sabemos que el color lila se conseguía con el color rojo y el azul. En concreto, necesitamos más azul que rojo para conseguir este tono. Por lo que al poseer más proporción de un tono frío también cuenta con efectos relajantes.

Además, puedes hacer que tu dormitorio transmita más serenidad si combinas este color con el blanco. ¡Una combinación perfecta!

colores relajantes para dormitorio lila

Color azul turquesa

El azul turquesa es un color que nos recuerda al mar y nos trasmite esa la tranquilidad que sentimos al observar las olas del mar. Una combinación de dos colores relajantes: azul y verde, que multiplican su poder con este tono tan único que crean. Aunque es un tono bastante fuerte y con mucha energía, si lo pintamos adecuadamente y lo combinamos con blanco, conseguiremos el efecto calmante deseado.

Estos colores relajantes para dormitorio no solo es perfecto para pintar las paredes, sino que también puedes optar por un tono más grisáceo en la pared y combinarlo con elementos decorativos turquesas. ¡Una buena elección para los amantes del mar!

colores relajantes para dormitorio turquesa

Color lavanda

Como sabemos una de las propiedades de la lavanda es ayudar al descanso, y el color lavanda no iba a ser menos. Un tono especial creado a partir del rosa y el gris que ofrece versatilidad en cuanto a la decoración. Un color que ayuda a crear tanto entornos clásicos como ambientes modernos. Este tono combina muy bien con el beige y el blanco.

tono lavanda habitación

Color gris

Este color es el más utilizado para la gente que no quiere atreverse con otros colores, pero tampoco opta por el clásico tono blanco. Este tono neutro crea un ambiente relajante y con un toque elegante y moderno. Una buena elección en cualquiera de sus tonalidades, desde gris claro a gris oscuro, y que crea una combinación sublime con el color blanco. Esta opción es un acierto seguro.

colores relajantes para dormitorio gris

Color verde

El color verde nos traslada a la naturaleza creando una conexión relajante con nuestro entorno. Este color elegante y lleno de vida, se convierte en otra opción segura para pintar un dormitorio o cualquier otra estancia. Dentro de todos los tonos de este color, nos encontramos con el verde claro, el menta y el oliva.

Cada cuál tiene sus sensaciones dependiendo de lo que estemos buscando, si algo relajante pero vivo al mismo tiempo (verde menta), una sensación moderna que sale de lo clásico (verde oliva) o algo clásico sin arriesgarse demasiado (verde claro). Todos estos tonos son combinables con el color blanco, beige o grises.

colores relajantes para dormitorio verde

Color azul

Al igual que el verde, el color azul es uno de los colores más relajantes de la gama cromática. Este color nos proporciona un gran poder calmante para nuestra mente. Da igual el tono de azul que elijamos para las paredes de nuestro dormitorio, todos los tonos azules crean un entorno libre de estrés.

Si lo que quieres es un tono claro y relajante puedes escoger el azul pastel. Por el contrario, si prefieres un color más vivo, pero igual de relajante puedes elegir el tono azul añil.

tono azul habitación

La gama de colores es muy amplia y es cierto que la cantidad de combinación de colores relajantes es infinita. Nosotros hemos seleccionado algunos de estos colores relajantes para dormitorio más utilizados en el entorno de la decoración. Si nos adelantamos y empezamos a pensar como combinar estos colores, tenemos que contarte que el color cálido ideal es el beige. Combinando estos colores relajantes con el beige harás de tu dormitorio un verdadero oasis de calma.

Consigue el 10% de descuento para pintar tu dormitorio

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍