Un vestidor es el sueño de cualquier amante de la decoración de interiores. En las revistas de decoración nos muestran vestidores de ensueño, pero seamos realistas, no son baratos, sobre todo si son a medida. No queremos que renuncies a tu sueño, así que vamos a descubrir cómo crear un magnífico vestidor sin arruinarte en el intento.

¿Cómo creamos nuestro vestidor de ensueño?

Espacio

Primero, es importante tener en cuenta con cuánto espacio contamos. El diseño del vestidor y nuestras posibilidades variarán según el espacio que tengamos, es cuestión de adaptarse. Una vez sabemos el espacio que tenemos, podemos empezar a pensar en cómo lo queremos.

La base del vestidor

Después de ver cómo de grande puede y queremos que sea nuestro vestidor, tendremos que ver cómo queremos que sea la base. Es decir, cómo preferimos la estructura de nuestro vestidor, tendremos que valorar la ropa que tenemos y ver que puede ser lo más cómodo y práctico para usar. Más allá de la comodidad, también es una cuestión de gustos y preferencias. Por ello, os ofrecemos 2 opciones para no pasarse del presupuesto:

  1. Armarios, podemos comprar unos cuantos armarios y ponerlos en fila. Si queremos un espacio más abierto, es tan sencillo como no incorporar las puertas al instalarlos.
  2. Incorporar barras para colgar la ropa. Si buscamos un recurso realmente económico esta es la opción más sencilla. Compra barras y instálalas en la pared según prefieras organizar tu ropa.

vestidor

Organización

La organización y limpieza es importante en cualquier casa y un vestidor no es diferencia. Una forma fácil de mantener el orden de forma eficaz es utilizar cómodas, cajones, separadores, etc. Hay de muchos tipos y clases para adaptarla a cualquier base que hayas escogido. Además, puedes añadir un cesto para la ropa sucia para mantener el orden en la casa y facilitar llevar la ropa cuando pongas la lavadora.

Si has optado por barras, puedes comprar sencillas cómodas para organizar en los cajones utilizar separadores para tener un mejor orden. Además, puedes añadir un zapatero para mantener el orden, pero intenta no guardar tus zapatos al momento, airearlos después de usarlos y después ya los podrás guardar.

Finalmente, un último consejo que puede ayudar con los olores es añadir alguna fragancia, hay muchas que puedes elegir, se recomiendan olores suaves que evoquen calma y tranquilidad. Pero evidentemente, es cuestión de preferencias.

Decoración y detalles

La decoración es lo que dará un toque especial a este vestidor. Primero, utiliza colores neutrales para las paredes y las tonalidades de las piezas principales del vestidor. Después, ya le podrás añadir un toque de personalidad y color con la decoración. Si usas colores muy vivos en los muebles y paredes, es fácil que te canses rápido de la habitación. Por ese motivo, es clave centrarse más en la decoración, ya que cambiarla es mucho más sencillo y económico. 

En primer lugar, añade un espejo, es un elemento de decoración básico para cualquier armario. No puede ser que tengamos ya nuestro estupendo vestidor y no tengamos dónde vernos cuando nos cambiemos. Además, podemos añadir una alfombra, ayudará a dar volumen y vida al vestidor. Un buen añadido a nuestro espacio es un asiento, un puf o similar para poder sentarse cuando nos calcemos o vistamos.

vestidor

Un último consejo, sería utilizar nuestras joyas y perfumes como elemento decorativo, colocarlo con un toque de gracia encima de una de las cómodas. No sólo te servirá para tenerlo perfectamente organizado en un mismo espacio, también será otro elemento decorativo más del vestidor.

A partir de aquí, deja volar tu imaginación, hay posibilidades infinitas y gustos diferentes. Con estos consejos ya puedes empezar a montar tu vestidor, es sólo cuestión de pensar en cómo lo quieres y empezar a diseñar y crear.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍