Durante el día a día puede parecer difícil encontrar un rato para leer, ¡hay tantas cosas que hacer! Solemos llegar al final del día agotados y el último capítulo de Juego de Tronos se presenta como la opción ideal para desconectar, pero después nos lamentamos “Me gusta tanto leer, pero no tengo tiempo…”. Hoy te explicamos como crear un irresistible rincón de lectura, para que recuperes el placer de leer.

Al preparar un rincón de lectura estamos haciendo de un lugar concreto el entorno en el que de desarrollará esta actividad. De esta manera ayudamos a nuestro cerebro a relacionar el espacio con la acción de leer. Puede parecer muy básico, pero esta simple asociación de ideas involuntaria es la base de todo hábito. Vemos algo que, sin pensar, relacionamos con una acción. De esta manera leer nos será mucho más fácil, mucho más natural.

Lectura recomendada:  Elementos imprescindibles del contrato de compra venta de un piso

En primer lugar, tendremos que escoger la ubicación de nuestro rincón de lectura. Procura situarlo alejado de la puerta de entrada y de las estancias más concurridas, especialmente si vives con varias personas. Tu habitación o despacho suele ser la mejor opción en estos casos. Si vives solo o en pareja, el salón puede ser el espacio ideal para nuestro espacio. Sea la estancia que sea, intenta situarlo cerca de una ventana, para aprovechar la luz natural. Una vez hayas elegido el emplazamiento habrá llegado la hora de ponernos manos a la obra.

6 elementos que no pueden faltar en tu rincón de lectura

rincón de lectura

Escoger un asiento cómodo será el primer paso para crear un irresistible rincón de lectura.

Un asiento cómodo

Tener un asiento cómodo será vital para disfrutar de una lectura tranquila y relajante. Puedes escoger el asiento que más te guste, des de un clásico sillón Chester hasta un banco o colchoneta en un alféizar o una montaña de cojines en la cama si no tienes otro lugar. Lo importante es que sea cómodo.

rincón de lectura

La estantería puede tener un bonito toque de color si le pones plantas y pequeñas decoraciones.

Estanterías

Tener los libros reunidos en espacio facilitará el momento de ponernos a leer. Procura ubicar la estantería lo más cerca posible del asiento. De esta manera evitarás distracciones y podrás cambiar fácilmente de libro si la primera opción no acaba de convencerte.

Lectura recomendada:  PropTech: Todo lo que necesitas saber sobre la revolución inmobiliaria
rincón de lectura

Las bombetas Edison son una estupenda opción para tu rincón de lectura.

Lámpara

Ya sea de pie o fijada en la pared. La lámpara, a parte de permitirnos leer hasta altas horas, puede ser un estupendo elemento decorativo. Busca alguna que tenga una forma especial las formas redondas suelen ser percibidas como más agradables y aumentarán la sensación de confort de tu rincón de lectura. Una bombilla Edison puede ser una muy buena opción. Evita las bombillas de luz blanca y opta por un tono de luz más amarillento, te ayudará a relajarte y mejorará tu concentración.

rincón de lectura

Un taburete puede reciclarse para convertirlo en una mesita auxiliar.

Mesa auxiliar

¿A quién no le gusta leer mientras disfruta de un café, un té o una copa de vino? La mesa auxiliar será el lugar de tu rincón de lectura para dejar la taza o la copa, o hasta los lápices si eres de los que les gusta subrayar los libros.

rincón de lectura

Una manta añadirá textura y comodidad a tu rincón de lectura.

Lectura recomendada:  Comprar una vivienda en Barcelona, ¿un buen negocio?
Manta

Un imprescindible para envolverte durante los meses más fríos. Si eres de los que les gusta cubrirse hasta en verano puedes sustituir la manta por una tela fina de algodón en verano. Además, los textiles darán siempre un toque sofisticado y acogedor al rincón de lectura.

rincón de lectura

La lavanda tiene propiedades relajantes, es ideal para dar el toque de olor a tu rincón de lectura.

Lavanda

Antes hablábamos de los hábitos inconscientes del cerebro. Nuestra mente también relaciona actividades y rutinas con olores, así que qué mejor manera de volver al hábito de la lectura que con olor a lavanda. Además, la lavanda tiene propiedades relajantes, que nos ayudarán a desconectar del estrés diario y disfrutar, aún de nuestro rincón de lectura y nuestro libro. Puedes usar un difusor de aceites esenciales, una vela aromatizada o un saquito de lavanda seca que podrás esconder entre los cojines.

¡Ahora tan solo queda disfrutar de tu nuevo rincón de lectura! Si estás decido a crear este nuevo espacio pero no sabes qué leer no te pierdas nuestras recomendaciones para emprendedores. ¡Buena lectura!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos