¿Cuál es la diferencia entre una promotora y una inmobiliaria?

cual-es-la-diferencia-entre-una-promotora-y-una-inmobiliaria

En el sector inmobiliario podemos encontrar: una promotora, una inmobiliaria y una constructora. En muchas ocasiones, cuando estamos mirando para comprar una casa, confundimos las funciones de una promotora y una agencia inmobiliaria, hoy vamos a resolver todas vuestras dudas sobre las diferencias que existen. Sigue leyendo nuestro blog para resolver todas tus dudas.

Encuentra tu casa con Housfy

Fases de un proyecto inmobiliario

Las fases a la hora de concebir una construcción son las siguientes:

  1. Idea del proyecto, con todo lo que conlleva (financiación, adquisición del suelo, permisos, etc.). Aquí encontraríamos, primordialmente, a la promotora.
  2. Construcción de la vivienda. Aquí se encuentra el papel de la constructora.
  3. Comercialización de la vivienda. Aquí es cuando llega el turno de la inmobiliaria, pero también tiene peso la promotora a la hora de buscar clientes.

¿Cuál es la diferencia entre una promotora y una inmobiliaria?

La gran diferencia entre una inmobiliaria y una promotora es el papel que juegan en la fase de la construcción del inmueble. Pero para verlo todo con la máxima claridad, vamos a definir y a centrarnos, en ellas por separado.

Promotora

Una promotora está presente desde las primeros pasos de la construcción de una obra, se encarga de organizar el proyecto y de financiarlo para que se convierta en realidad. Sus tareas consisten en:

  • Encontrar la parcela en la que se empezará a edificar.
  • Preparar la documentación para el proyecto.
  • Obtener las licencias de obras y autorizaciones de la administración, además de los seguros pertinentes.
  • Financian el proyecto a través del dinero de la promotora o de préstamos bancarios.
  • El promotor será el responsable civil. Es decir, que si hay algún defecto en la construcción que se haga presente en un periodo de 10 años, será su responsabilidad.
  • Se encarga de promover todo lo relacionado con la construcción, desde el proyecto hasta la búsqueda de compradores.

Agencia inmobiliaria

Cuando se llega al último paso, el de la comercialización de las viviendas, es cuando entra el papel de la inmobiliaria. Las agencias inmobiliarias se encargan de la venta de las propiedades, de buscar compradores y de hacer de intermediara entre la promotora y los compradores potenciales. La inmobiliaria se encargará de todos los trámites necesarios y relacionados con la venta de la vivienda, además de asesorar en todo momento tanto al vendedor como al comprador.

Los agentes inmobiliarios conocen el mercado, es decir, que sabrán cuál es la mejor manera y estrategia para vender las viviendas de una promotora. Esto significa que acertarán con el precio de salida del inmueble gracias a nuestras herramientas de valoración de pisos. Este es un factor muy importante para una venta exitosa en los portales inmobiliarios donde anunciarlos, además de garantizar un buen posicionamiento en ellos.

¿Y una constructora?

Ahora que ya tenemos claro el papel de la promotora y de la inmobiliaria en este proceso, nos queda saber cuál es la función de la constructora. Cada parte de este proceso es muy importante para garantizar que las viviendas se vendan. Las constructoras son las que se encargan de hacer realidad el proyecto y de su construcción. Desde los primeros cimentos hasta los últimos acabados de la casa, esa es su responsabilidad, siempre contando con el respaldo y la dirección de la promotora.

¿Con quién contactamos al comprar una vivienda de nueva construcción?

En el día a día, las constructoras no suelen tener una comunicación directa con aquellos clientes que están interesados en una vivienda de nueva construcción. No obstante, es cierto que la gente se suele informar sobre las constructoras a la hora de hacer la inversión de una nueva vivienda. Por ese motivo, las constructoras deben mantener una buena reputación de cara al público.

Por norma general, los clientes suelen estar en contacto con las promotoras, ya que son estas las que acostumbran a encargarse de la comercialización de los inmuebles. Pero eso no es todo. También es muy común ver a inmobiliarias asumir el mismo papel. Sin ir más lejos, si las inmobiliarias mantienen contacto con la gente, las promotoras se aseguran todavía más oportunidades de vender sus viviendas y maximizan las posibilidades.

Una vez leído el artículo, esperamos haber resuelto todas tus dudas sobre la diferencia entre una promotora y una inmobiliaria, así como el papel una constructora. Las tres partes son igual de importantes a la hora de darle salida a un nuevo inmueble.

Ahora que ya tienes más claros estos tres conceptos, toca dar el siguiente paso: buscar tu nueva vivienda, ya sea un piso o una casa. Para eso, puedes contar con nuestros expertos inmobiliarios de Housfy. Ellos te podrán ayudar a encontrar tu nuevo hogar, ya sea de obra nueva o de segunda mano.

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta