La cédula de habitabilidad es un documento que acredita que una vivienda cumple con todos los requisitos para que una persona pueda vivir en ella. La cédula de habitabilidad es obligatoria tanto para alquilar como para vender una vivienda.

¿Cómo saber si una vivienda tiene cédula de habitabilidad?

Siempre es bueno saber en qué situación se encuentra la cédula de habitabilidad de tu vivienda, ya que nos podemos encontrar con tres casos. En primer lugar, que la vivienda esté sin cédula; En segundo lugar, que la cédula esté caducada, y finalmente en tercer lugar, que la cédula esté correctamente en vigor.

Según la legislación, las cédulas de habitabilidad tienen una vigencia de 25 años. Es fácil que cuando vayamos a vender o alquilar la vivienda pensemos que ya la tenemos, es muy frecuente, es por eso que es importante repasar que tengamos toda la documentación en regla antes de la firma de un contrato de arrendamiento o venta.

Para verificar cómo está la cédula de habitabilidad, uno de los requisitos es que tienes que pedirla en el Ayuntamiento donde la vivienda esté escriturada.

A pesar de que todas las Comunidad Autónomas llevan sus trámites de manera diferente, casi todas te permiten pedirlo de manera telemática. No en vano, uno de los documentos que necesitarás será el impreso de solicitud con el justificante de pago del trámite. Asimismo, es necesaria la fotocopia del DNI del propietario y una copia de la escritura de la propiedad.

vivienda

¿Qué requisitos se necesitan para obtener este certificado?

Si, finalmente, la vivienda no tiene cédula de habitabilidad, ésta deberá de cumplir con una serie de requisitos para poder obtenerla. Primero de todo, quien debe validar que la vivienda está correctamente para entrar a vivir es un arquitecto o un técnico especializado en ello.

Los requisitos que la vivienda debe cumplir son, por un lado, que la vivienda cuente con al menos 36 m2 útiles con una altura mínima a los 2.5 metros, excepto en los baños y en la cocina, cuya altura puede ser de 2.2 metros. Asimismo, es necesario que la vivienda cuente con al menos una estancia destinada a ser comedor o zona de estar, además de una cocina y un baño.

A los que tenéis un loft, ¡no os alarméis! El requisito mínimo es que los baños tengan una puerta de separación con el resto de las estancias.

No en vano, también existen otro tipo de condiciones, así como los elementos que deben aparecer en cada estancia, sobre todo en el baño o en la cocina.

¿Cuánto cuesta la cédula de habitabilidad?

Una vez que tienes claro si tienes o no la cédula de habitabilidad, y qué requisitos necesitas para tenerla en vigor, ahora una cosa fundamental es saber el coste de el documento.

Aunque depende mucho de la Comunidad Autónoma, más o menos rondan los 50 euros casi todas. Sin embargo, en Cataluña las tasas son de 18,90 €.

Por lo tanto, antes de empezar con el proceso de vender o alquilar tu casa, hazte una pregunta: ¿Tiene cédula de habitabilidad mi vivienda? Toda comprobación es buena para que la venta del inmueble se haga sin ningún tipo de problema.

banner vivienda cédula de habitabilidad

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍