Comprar un piso o una casa es una de las decisiones más importantes que tomaremos a lo largo de nuestra vida. No solo a nivel personal, sino también a nivel económico. Comprar un piso siempre es un desembolso de dinero en todos los sentidos. En primer lugar, la compra misma del inmueble, que ya supone un gran presupuesto, con una posible hipoteca fija. En segundo lugar, el pago que conlleva todos los trámites que hay que realizar; y, en tercer lugar, amueblar el inmueble en sí mismo, si es que lo compramos sin amueblar.

Por ello, una de las soluciones que te pueden ayudar a comprar un piso es la ayuda financiera. Es decir, la contratación de una hipoteca fija o variable. Sin embargo, siempre hay que tener muy claro qué tipo de financiación es adecuada para cada uno. Por ello, hoy en nuestro blog os hablaremos sobre qué tenéis que tener en cuenta antes de contratar una hipoteca fija.

hipoteca fija

¿Qué es una hipoteca fija?

Cuando hablamos de hipoteca fija nos estamos refiriendo a un tipo de interés que se aplica de manera única durante todo el tiempo que dura el préstamo. Es decir, el interés que hay que pagar mensualmente no varía en función de las fluctuaciones de los mercados financieros.

La hipoteca variable, sin embargo, sí que se revisa de manera periódica en función a cómo se mueve el mercado.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de la contratación?

Desde Housfy siempre recomendamos tener muy clara la situación financiera de cada individuo para ofrecerle la mejor contratación hipotecaria. Es mejor elegir un plan que se adapte a las circunstancias de cada uno y que se puedan pagar las cuotas en los plazos establecidos sin problemas.

En segundo lugar, también es importante que inviertas tiempo en comparar las ofertas de las entidades bancarias. De este modo te asegurarás que el plan que has escogido es el más adecuado para tu situación económica.

En tercer lugar, analiza bien la duración de la hipoteca. Lo más recomendable es que no se alargue mucho en el tiempo, es decir, aunque parezca que una cuota baja con un pago de 40 años es muy apetecible, en realidad es más recomendable pagar un poco más al mes durante menos años.

Además de todo ello, también tienes que ser muy consciente sobre las demás deudas que tienes. Es decir, si aún estás pendiente de pago de algún préstamo personal o si existe algún déficit en tu tarjeta de crédito. Estos aspectos son realmente importantes, ya que si no tienes al día todos los pagos, te será muy complicado poder pagar la hipoteca.

Por consiguiente, a modo de resumen, pedir una hipoteca fija hoy en día es posible, pero teniendo en cuenta el aspecto financiero de cada uno. ¿Tienes realizados todos los pagos? ¿Cuentas con ahorros? Si es así y si tienes en cuenta todos nuestros consejos, comprar una vivienda no será ningún problema.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍