En las últimas semanas, se ha hablado mucho de las hipotecas variables. Esto se debe a que el euribor, uno de los principales índices de referencia para este tipo de préstamos, se encuentra en mínimos históricos y, por lo tanto, es uno de los mejores momentos para comprar una casa e hipotecarse. Hoy analizaremos la situación actual de las hipotecas con un interés variable.

Mejora tu hipoteca con Housfy

¿Cómo funcionan las hipotecas variables?

Las hipotecas variables, a diferencias de las de las fijas, tienen un interés fluctuante que se basa en un índice de referencia que acostumbra a ser el Euribor. En la hipoteca, nos encontramos con dos partes diferentes:

  • Una cuota fija. Esta parte es la que acordamos con el banco y es el dinero que destinamos para pagar nuestra casa, ya sea una hipoteca fija o variable.
  • Los intereses. Esta parte, en el caso de una hipoteca variable, es fluctuante a lo largo de los años. Normalmente el cálculo se hace cada 6 meses y se coge como referencia el valor del último mes.

Una hipoteca variable cuenta con un riesgo y es que dependes de un valor externo para saber cuánto pagarás durante la próxima mitad del año.

En el caso de la crisis del 2008, lo que sucedió fue que los intereses subieron a máximos históricos y, por lo tanto, todos los hipotecados se encontraron con cuotas astronómicas que no podían pagar, además de terminar pagando mucho más dinero al final de la vida del préstamo.

Pero en estos momentos, nos encontramos en una situación opuesta y es que el Euribor se encuentra en mínimos históricos, como veremos más adelante, y esto beneficia a todos los clientes con hipotecas variables. Para que nos hagamos una idea de la gran diferencia, en 2008, el euribor se encontraba en un 4,498% mientras que la media de septiembre fue -0,415%.

El Euribor en 2020: un gran momento para comprar

No es solo que actualmente los intereses estén en un muy buen momento para los interesados en comprar e hipotecarse, sino que estos valores parece ser que se mantendrán en negativo hasta el 2030. Esto son grandes noticias para los clientes, y pueden aprovecharlo en distintas situaciones.

Comprar una casa

Si llevas tiempo pensando en comprar una casa y ya tienes un buen colchón para poder hacerlo, ¡ahora es el momento! No solo el Euribor está en valores negativos, sino que parece ser que la previsión es que se mantenga durante una década más y además, los precios de la vivienda van a ir bajando durante este período a raíz del coronavirus. Así que es ahora o nunca.

Tengo una hipoteca a tipo fijo

Si ya tienes tu casa, pero en su momento optaste por una hipoteca fija, puedes optar por una novación de hipoteca para mejorar las condiciones y poder disfrutar de los beneficios de los valores actuales del Euribor. En el caso de que tu banco no acepte la novación, siempre puedes optar por una subrogación de hipoteca y cambiar de banco para mejorar las condiciones de tu hipoteca.

hipotecas variables

Hipotecas variables

Si tienes una hipoteca variable, puedes estar esperando con ganas la siguiente revisión de la hipoteca, ya que tu cuota va a bajar y parece ser que seguirá así durante una década más. Pero ¡ojo! que tampoco te esperes una gran bajada, pero evidentemente lo vas a notar con la suma de los intereses que habrás pagado cuando finalice la hipoteca.

Además, en caso de que estés entre los 3-10 primeros años de la hipoteca, saldrás aún más beneficiado, porque normalmente son los años en los que se paga más intereses si se opta por el cuadro de amortización francés, que es el que más se usa para préstamos hipotecarios.

Hipotecas variables: ¿cuánto pagaré de cuota?

Si te interesa calcular cuánto cobrarás de cuota a partir del siguiente semestre puedes usar un simulador de hipotecas para verlo rápidamente. Este paso también será muy importante para los que quieran hacer una subrogación de hipoteca o una novación, hacer esta operación tiene un coste y es importante que valores si realmente te compensa el cambio o si es mejor quedarte con las condiciones actuales.

Para hacer una simulación de hipoteca, necesitarás los siguientes datos:

  • Dónde se encuentre la propiedad.
  • El precio del inmueble.
  • El ahorro aportado.
  • El plazo de amortización.
  • El tipo de interés: hipoteca mixta, fija o variable.
  • La tasa de interés anual.

Sabiendo estos datos, la herramienta te mostrará tanto tu cuota mensual como los gastos que tendrías que pagar de constitución de la hipoteca.

Si estás interesado en hacer una subrogación de hipoteca, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de hipotecas. No solo trabajamos para conceder préstamos hipotecarios, también te ayudamos a conseguir préstamos personales, a mejorar las condiciones de tu hipoteca, para poder hacer inversiones, refinanciaciones e incluso extinciones de condominio.

hipotecas variables

Housfy Finance cuenta con un gran equipo de 60 brókeres financieros acreditados por el Banco de España. Nuestros agentes trabajan con nuestros clientes de forma ágil, rápida y sin tener que salir de casa. Además, uno de los primeros pasos que damos es hacer un breve estudio de viabilidad, de forma gratuita y sin compromiso, para poder hacer un análisis del perfil del cliente y ver si la operación es viable.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍