Es posible que nunca hayas escuchado el concepto ‘vivienda colectiva’. Por ello, hoy en nuestro blog te contamos todo sobre ellas. Si te interesa descubrir en qué consisten este tipo de viviendas, ¡sigue leyendo!

¿Qué es una vivienda colectiva?

Actualmente se entiende por vivienda colectiva aquellas propiedades destinadas a ser habitadas por un colectivo, es decir, que son utilizadas de manera comunitaria por un grupo de personas sin ningún vínculo familiar entre ellas que hacen vida en común por motivos de salud, enseñanza, religión, trabajo, etc.

La estructura de estas viviendas es indiferente, por lo que pueden tratarse de pisos, áticos, lofts, dúplex, etc. Aquello que determinará que se trata de una vivienda colectiva es la relación entre sus residentes y el uso que se de a la construcción.

vivienda colectiva

Una de las características más importantes en relación a su uso, es que es un edificio de uso principalmente residencial que cuenta con acceso y servicios comunes para más de dos viviendas, como un garaje o un trastero común.

Es habitual que este término nos haga pensar en casas de protección oficial, urbanizaciones o apartamentos. Sin embargo, los conventos, las residencias de estudiantes, los hospitales, las prisiones, las orfanatos, los hoteles o los asilos de ancianos también se incluyen en este tipo de viviendas.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • Normalmente se ubican en zonas céntricas de la ciudad, por lo que tendrás acceso a una amplia variedad de comercios y servicios.
  • Dispone de zonas comunes que podrás aprovechar sin ningún problema. Además, cuentan con servicios de mantenimiento, lo que te proporcionará una gran comodidad.
  • Este tipo de viviendas te ofrecerán una gran superficie útil habitable dentro de un espacio de suelo reducido.
  • Dispondrás de todos los servicios básicos con una mayor eficiencia económica.
  • En relación a las casas tradicionales, el coste de la propiedad es menor.
  • Si la propiedad está alejada de la gran concentración urbana, los habitantes de la vivienda disfrutarán de un mayor aprovechamiento de los servicios básicos de luz, agua y gas.

Como ves, existen muchos puntos a favor de este tipo de viviendas. Ahorro, eficiencia y su tamaño adecuado son algunos de los beneficios de estas construcciones. Y tú, ¿qué opinas sobre las viviendas colectivas?

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍