Tras unos años de subidas sin cesar, parece que hemos tocado techo. Los precios de la vivienda se han estabilizado y parece que dejarán de subir, al menos por ahora. La curva de la demanda pierde altura, por lo que los precios de muchas zonas deben ajustarse a la nueva realidad. A todo esto, se suma la subida del Euríbor, que afectará en cuanto a los niveles de operaciones.

Madrid, el crecimiento se ha estancado

Evolución precio metro cuadrado Madrid

Evolución precio metro cuadrado Madrid

Se empieza a observar un cambio de tendencia. Con la subida del Euribor y el inicio del de 2018, la ciudad ha frenado el ascenso de las transacciones y baja un 6%.

Barcelona, el frenazo del precio metro cuadrado ha sido mayor

Evolución precio metro cuadrado Barcelona

Evolución precio metro cuadrado Barcelona

También se observa el cambio de tendencia, de manera más radical. Desde finales de 2017 se viven bajadas, ni más ni menos que 2 trimestres seguidos. En Barcelona, más que en Madrid, será necesario revisar los precios de la vivienda en el caso de querer cerrar ventas a corto y medio plazo.

Valencia, bajadas con menos intensidad

Evolución precio metro cuadrado Valencia

Evolución precio metro cuadrado Valencia

En Valencia también se puede observar un cambio de tendencia. No obstante, el mercado es más volátil, todavía parece que puede seguir creciendo, aunque ligeramente. El frenazo de las transacciones no es síntoma de urgencia, aunque los precios siguen siendo altos.

En general la tendencia afecta a toda España. No obstante, en zonas donde la inflación fue mayor, la demanda ha caído y el frenazo ha sido mayor, como en el caso de Barcelona.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍
Lectura recomendada:  Trámites de compra de una vivienda de segunda mano