Cuando firmas un contrato de alquiler, tanto el inquilino como el casero están aceptando una serie de derechos y obligaciones que tendrá que cumplir a lo largo del contrato. Hoy veremos cuáles son las obligaciones del arrendador y el arrendatario.

Descubre Housfy Alquileres

Obligaciones del arrendador y arrendatario en el alquiler

Obligaciones del arrendador

El propietario tiene que cumplir una serie de obligaciones antes, mientras y cuando finalice el contrato de arrendamiento para que todo sea legal.

Antes de firmar el contrato

Antes de firmar, el propietario tendrá que tener al día los pagos del piso y la comunidad. Además, deberá tener tanto el certificado energético como la cédula de habitabilidad vigentes para poder alquilar la vivienda.

Durante el alquiler

Tendrá que proporcionar al inquilino una propiedad en condiciones de habitabilidad en todo momento. Esto se traduce en que si hay algún problema con la instalación de la vivienda o elementos estipulados en el inventario como mobiliario o electrodomésticos, tendrá que hacerse cargo de ello y hacer las reparaciones que sean necesarias, siempre y cuando no sea culpa del inquilino.

Además, tendrá que realizar los pagos de los impuestos y tasas que le corresponden, como el IBI o las tasas de basura.

Por último, tendrá que respetar todas las cláusulas del contrato, que tiene una duración obligatoria por ley de 5 años, a no ser que el inquilino rescinda antes del contrato o se produzcan situaciones extraordinarias como que el propietario necesite la vivienda. Durante este periodo no se podrá subir la renta pactada, salvo la actualización anual del IPC.

obligaciones del arrendador

Después del alquiler

Una vez finalizado el contrato de alquiler, el propietario tendrá que devolver la fianza que entregó el inquilino al firmar el contrato. Solo en caso de que la vivienda no se encuentre en buen estado o que haya algún retraso con los pagos, podrá quedarse con parte de la fianza, para poder hacer las reparaciones.

Obligaciones de arrendatario

No solo el arrendador tiene obligaciones, también el inquilino. Una de las primeras obligaciones, es la más evidente, tiene que hacer el pago de la renta en le fecha acordada y los suministros. En caso contrario, y que no llegue a un acuerdo con el propietario, éste tendrá derecho a empezar el proceso de deshaucio.

El inquilino tiene que avisar con un mínimo de un mes para mudarse del inmueble y en caso de querer irse antes de los 6 meses desde que se firmó el contrato, perdería la fianza.

El arrendatario debe conservar la vivienda y mantenerla tal y como estaba cuándo se le entregó, en caso de que durante la duración del contrato provoque agún desperfecto, tendrá que hacerse cargo de ello o se te descontaría de la fianza.

Un clásico son los agujeros o la pintura en la pared, es importante aclarar lo que se puede y no se puede hacer en la vivienda el día de la firma y que esté por escrito, en caso de que se puedan realizar agujeros o pintar, siempre vas a tener la obligación de dejar la vivienda tal cuál estaba.

Es decir, volver a pintar la vivienda con el color original y tapar todos los agujeros que hayas hecho, y olvídate de tocar los alicatados, con eso ya no hay vuelta atrás y es muy costoso de arreglar.

Para evitar problemas con el impago del alquiler, lo mejor es que el arrendador contrate un seguro de impago de alquiler. El seguro te cubrirá hasta 12 meses de cuotas y te ayudará con todo el proceso de deshaucio.

Si quieres alquilar tu vivienda de una forma segura y con garantías, no dudes en contactar con nuestro equipo de expertos inmobiliarios. ¡Estaremos encantados de ayudarte! 😊

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍