El contrato de arrendamiento de vivienda es una parte muy importante de alquilar tu vivienda, es fundamental para que sea legal y no haya problemas entre inquilino y casero. En el artículo de hoy, te daremos las claves sobre el contrato y responderemos a algunas de las dudas más habituales.

Alquila tu vivienda con un 0% de morosidad

¿Cómo debe ser un contrato de arrendamiento de vivienda?

Un modelo estándar de contrato de arrendamiento debe incluir los puntos que mencionaremos a continuación. Ten en cuenta que son las condiciones establecidas en la Ley de Arrendamientos Urbanos de 2019, si quieres estar seguro de incluir todo, puedes descargarte el modelo de contrato y simplemente hacer los cambios necesarios.

¿Quién y dónde se va a alquilar la vivienda?

En la primera parte del contrato tendrá que aparecer los siguientes datos:

  • Nombre, apellidos y DNI del inquilino.
  • Nombre, Apellidos y DNI del arrendador.
  • Datos de la propiedad: calle, código postal, número y puerta de la vivienda.

La duración del contrato y prórrogas

La LAU estipula que el contrato deberá tener una duración de 5 años en caso de ser un particular y de 7 si el arrendador es una sociedad. Una vez termine este periodo, si ninguna de las dos partes manifiesta su voluntad de rescindir del contrato, se prorrogaría anualmente hasta un máximo de 3 años.

En caso de que el inquilino quiera rescindir del contrato deberá hacerlo a partir del sexto mes, para que no haya penalización, y tendrá que avisar con un plazo de 30 días de antelación al propietario. Por el otro lado, el arrendador solo podría rescindir del contrato antes de los 5 años, si necesitase el inmueble para destinarla como su vivienda o para un familiar de primer grado y tendrá que comunicarlo con 2 meses de antelación.

La renta

En el contrato deberá estipularse la renta de la vivienda y la fecha de pago, normalmente son los 7 primeros días del mes. Además, también deberá aparecer cuándo se hará la actualización del IPC.

La fianza

Se tiene que ver reflejado en el contrato el depósito inicial del inquilino para entrar al piso, tanto la fianza como la garantía adicional. El arrendador tiene que depositar la fianza al organismo del gobierno correspondiente y el inquilino recibirá la carta conforme se ha realizado el ingreso.

El dinero de la fianza no podrá usarse para pagar ninguna renta y el propietario tendrá que solicitarlo para devolvértelo al rescindir del contrato. Por otro lado, la garantía adicional, se ingresa al propietario y sirve para cubrir desperfectos o rentas impagadas al terminar el contrato. Además, en caso de que el inquilino decidiera rescindir del arrendamiento antes de los 6 meses, perdería la fianza como penalización e incumplimiento de contrato.

Obligaciones arrendador y arrendatario

A parte del pago de la renta y la devolución de la fianza, tanto arrendador como arrendatario tienen una serie de obligaciones que debe estipularse quién se encargará en el contrato:

  • Mantenimiento y reparaciones.
  • Pago de los gastos de comunidad e impuestos.
  • Reformas de la vivienda.
  • El inventario de mobiliario y electrodomésticos.

contrato de arrendamiento de vivienda

Dudas sobre el contrato de arrendamiento de vivienda

¿Hay que escriturar el contrato de alquiler?

No, no es obligatorio escriturar el contrato de arrendamiento de vivienda. Solo se recomienda en casos en que se firme un arrendamiento por una duración superior a la establecida o de forma permanente.

¿Es obligatorio firmar un contrato?

No es obligatorio, pero sí recomendable, tener un acuerdo verbal para un alquiler puede traer muchos problemas entre ambas partes. Además, si durante el alquiler hay cualquier cambio, ya sea en el precio o un acuerdo que hayáis hecho ambas partes, es fundamental que quedé por escrito.

Durante estos meses de pandemia, sobre todo durante el confinamiento, ha sido bastante frecuente que propietario e inquilino llegasen a un acuerdo para pagar el alquiler a plazos o no pagarlo durante un periodo de tiempo determinado. Si se llega a un acuerdo, debe quedar plasmado por escrito, sino podríamos tener graves problemas en el futuro.

Una vez pasan los 5 años, ¿hay que volver a firmar el contrato?

No, si ninguna de las dos partes expresa su voluntad de no renovar, se prorrogaría de forma automática por periodos de un año, hasta un máximo de 3. Pasado este tiempo, se tendría que volver a firmar el contrato de arrendamiento.

En caso de querer rescindir del contrato una vez terminen los 5 años, tanto propietario como inquilino podrán hacerlo. El arrendador tendrá que avisar con 4 meses de antelación antes de la fecha de fin del contrato y el inquilino con un mes de preaviso.

Si tienes más dudas sobre alquilar una vivienda o quieres información para empezar a alquilar tu piso, puedes dejárnoslo en comentarios o contactar directamente con nuestro equipo de Housfy Alquileres. Contamos con un gran equipo de asesores que estarán encantados de ayudarte con todo el proceso.

Solicita información de alquileres sin compromiso

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍