Tras la irrupción de un nuevo Gobierno en 2019, la política inmobiliaria en España sufrió un drástico cambio y la que hasta aquel entonces era la ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 2013 llegaría a su fin en detrimento de una nueva LAU de 2019. Por lo tanto, antes que nada, es de vital importancia tener en cuenta que, aunque a veces leamos en Internet “Nueva ley” podría referirse a la ley de 2013 y no a la de 2019. Por lo tanto, es indispensable fijarse en la fecha del artículo o el año de la ley, porque son bastante distintas y la nueva conlleva muchos cambios cruciales en el alquiler de viviendas.

Alquila tu piso con Housfy

Si la ley de 2013 se basaba principalmente en la libertad entre arrendador y arrendatario, la flexibilización o la reducción en las prórrogas de contrato con el objetivo de dinamizar el mercado, la de 2019 establece una serie de cambios reguladores que protegen los intereses del arrendatario.

Lectura recomendada:  Conoce la ley de arrendamientos rústicos en 2020

Puntos relevantes de la nueva Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU)

A continuación, os detallamos los puntos que consideramos más relevantes de esta nueva Ley de Arrendamientos Urbanos.

Plazos y duración

– La nueva ley amplía de 3 a 5 años la duración mínima obligatoria de los contratos de arrendamiento urbanos. Si el arrendador es persona jurídica, el plazo asciende a 7 años.
– Por otro lado, también se extiende la prórroga de 1 a 3 años, tanto si el arrendador es persona física como jurídica.
– Otro cambio en la prórroga es el plazo mínimo de preaviso, que pasa de 1 mes a 4 meses.

Modificaciones económicas

– Con la nueva ley el arrendador solamente puede solicitar 2 mensualidades como garantía adicional como máximo, además de la fianza obligatoria correspondiente a una mensualidad.
Eliminación de la renovación automática de las rentas. De forma que no se aplicarán actualización de rentas a los contratos, pero introduce la actualización asociada al Índice de Garantía de Competitividad, que no podrá superar el IPC.
– Otra novedad a destacar es la eliminación del pago a las inmobiliarias cuando el arrendador sea persona jurídica.Estas son las principales medidas de la nueva ley de arrendamientos urbanos que, definitivamente, reduce la flexibilidad y libertad de la ley de 2013 para proteger al arrendatario.

Lectura recomendada:  Las 3 claves para diferenciar el arrendador y el arrendatario

Si todavía tienes dudas sobre la nueva ley de arrendamientos urbanos o necesitas ayuda con el alquiler de una vivienda, no dudes en preguntar a nuestros expertos.

Pon tu piso en alquiler con Housfy

¿Tienes una vivienda a alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍