Cuando decides alquilar una vivienda, tienes que tener ahorrado para poder pagar la fianza de alquiler para entrar a vivir al piso. Muchas veces oímos hablar de depósito y fianza, pero, ¿cuál es la diferencia? En el blog de hoy veremos cómo se distingue el depósito de un alquiler con la fianza.

¡Alquila tu casa con Housfy!

¿Qué es la fianza de alquiler?

La fianza está regulada por ley y el propietario tiene la obligación de solicitar un mes de fianza que tendrá que ingresar en el organismo competente de la Comunidad Autónoma en la que esté la vivienda. Como veremos después, cada CCAA tiene un organismo que se encarga de gestionar este trámite.

La ley dice que la fianza corresponde a una mensualidad del alquiler y una vez el inquilino entrega la fianza en metálico, el propietario cuenta con un periodo máximo de un mes para entregar un formulario al organismo junto al ingreso de la cantidad.

Es importante que se haga dentro del plazo porque puede tener sanciones de hasta el 75% del importe de la fianza. Si no se llega a depositar puede llegar a considerarse una infracción grave llegando a multas de hasta 90.000€.

¿Qué es el depósito de alquiler?

La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que, a parte del mes de fianza, el propietario puede solicitar un depósito de hasta dos meses como garantía adicional. Lo más frecuente es que cuando hablamos de depósito se use como sinónimo de fianza, pero hay diferencias importantes:

  • El mes de fianza es obligatorio y tiene que depositarse en el organismo correspondiente de la comunidad autónoma.
  • El depósito no es obligatorio y es un dinero que custodia el propietario hasta finalizar el contrato.
  • El depósito se puede usar para impagos, desperfectos o reparaciones de la vivienda. En cambio, la fianza del alquiler solo puede usarse para cubrir las reparaciones una vez se termina el contrato de alquiler.

Fianza de alquiler

Devolución del depósito

El inquilino tendrá que avisar con un mes de antelación que rescinde del contrato. Una vez has entregado las llaves, el propietario tendrá un plazo de 30 días para devolverte el depósito. Durante este periodo podrá revisar las condiciones del piso y, en caso de que haya desperfectos podrá destinar parte de ese dinero para arreglarlos, presentando las facturas de las reparaciones que lo justifiquen.

Por otra parte, en caso de que el inquilino tenga impagos, ya sea en la renta o en los suministros, el propietario podrá usar el depósito para compensarlo.

Devolución de la fianza del alquiler

En el caso de la fianza, se puede solicitar al organismo autonómico correspondiente vía telemática o presencial con cita previa. Una vez tengas el documento, firmado por ambas partes, de extinción del contrato de arrendamiento, ya puedes solicitar la devolución presentando el documento.

Los plazos y vías pueden variar según la comunidad autónoma y el organismo competente. En el caso de INCASOL en Cataluña, el dinero de la fianza se recupera en un plazo de 21 días como máximo a través de una transferencia y si se hace online puede ser de 7-10 días). En el caso de Madrid, tarda hasta un mes en devolver la fianza.

Si estás pensando en alquilar tu vivienda y no sabes por dónde empezar, puedes contar con nuestro departamento de Alquileres. Podrás olvidarte de la comisión inmobiliaria por alquiler abusiva tanto para propietarios como para los inquilinos.

Podemos ayudarte a conseguir los inquilinos perfectos gracias a nuestro estudio de solvencia del inquilino. Además, garantizamos 0 morosidad, gracias a nuestro seguro de impago de alquiler ¡te garantizamos que el día 15 de cada mes cobrarás! 😉

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍