Para aquellos que aún no sepan qué es, la domótica es el conjunto de tecnologías que controla y automatiza la vivienda. ¿Alguna vez has visto que las persianas se levantan solas o que las luces se encienden y se apagan sin que tú estés monitorizando nada? Bueno pues eso es posible gracias a la domótica.

El sistema de domótica es capaz de recoger información a partir de unos sensores y procesarla. Es decir, a través de la información que se le da al sistema, éste responde según lo establecido. Pongamos un ejemplo: que las persianas se levanten todos los días a las 7.00 am solo es posible gracias a la domótica.

¿Qué beneficios tiene el sistema de domótica?

Incluir en tu vivienda un sistema de domótica puede ser muy beneficioso. En primer lugar, la domótica facilita el ahorro energético, ya que gestiona de manera automática, la iluminación, la climatización, el riego o los electrodomésticos. Al monitorizar el consumo, fomentas el ahorro energético.

Lectura recomendada:  5 trucos para ahorrar energía en casa
domótica

Fuente: Trisacor

En segundo lugar, aporta seguridad, ya que la domótica tiene un sistema de privacidad y vigilancia automática que ayuda a que todos los miembros de la familia se encuentren seguros en la casa.

Además, en tercer lugar, hace que la vivienda sea más confortable. Di adiós a las subidas y a las bajadas de calefacción, y climatiza tu vivienda para que no sientas ni frío ni calor durante los días.

Lectura recomendada:  Casas autosuficientes: ¿Sabéis lo que son?

¿Qué sistemas hay en el mercado?

Existen numerosos sistemas de domótica, pero a continuación os contamos cuáles podéis utilizar para convertir tu hogar en un entorno con vida propia.

dómotica

Fuente: Domótica

Sistemas inalámbricos 

Por un lado, existen los sistemas inalámbricos, como el Z-Wave, el Zigbee o el Delta Doro. Este tipo de sistemas no exigen una instalación directa en la vivienda y son muy fáciles de usar. No obstante, también tienen su parte negativa y es que, al trabajar con ondas de radiofrecuencia, tienen más posibilidades de ser dañados por otro tipo de señales.

Lectura recomendada:  Gotelé (I): El invitado más habitual en los hogares españoles

Sistemas de domótica con cable bus 

Por otro lado, existen los sistemas llamados de “cable bus”, como el KNX. Estos son considerados más estables y seguros que los inalámbricos. Lo bueno de la utilización de los cables es que te aseguras que la calidad de la señal sea óptima y que cada cable esté relacionado con una única función.

Sistemas de domótica con cable PLC

Y, por último, los sistemas de cable PLC, como el X10. Este tipo de sistemas tienen una desventaja, y es que no son muy estables o fiables para grandes sistemas de control domótico. Esto es así porque el propio sistema de domótica utiliza el mismo cable de alimentación para enviar sus señales. Es decir, comparte cable con los aparatos eléctricos.

Por lo tanto, si estás pensando en instalar un sistema de domótica en casa, ten muy en cuenta cuáles son los beneficios y las diferencias entre unos sistemas y otros. Dependiendo de cómo sea tu vivienda y si quieres que el sistema cumpla una serie de condiciones u otras, ¡no te olvides de fijarte en las características de cada uno!

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍