La tela asfáltica es un material que se utiliza en la impermeabilización de superficies. Se trata de, como su nombre indica, unas telas con armadura de fibra de poliéster o fibra de vidrio que tiene un recubrimiento con un material rugoso como arena, film de polietileno, gránulo mineral o aluminio. Estas telas cuentan con un material bituminoso en la parte inferior para lograr que se peguen en el suelo, tales como betún modificado con elastómeros SBS, betún autoadhesivo o betún modificado con plastómeros y una armadura de fibra de vidrio o fieltro poliéster.

A día de hoy, la tela asfáltica es el material más usado para impermeabilizar superficies. Puede usarse tanto en suelos y cubiertas como terrazas y azoteas, como en suelos de jardín para crear superficies con agua tales como estanques o piscinas. Se trata de un producto que tiene una larga vida útil, que oscila entre los 10 y los 30 años, dependiendo de el uso que se le dé y sus características específicas como si es transitable (que se puede andar por encima) o no.

Lectura recomendada:  Contador eléctrico, los tipos de contadores que existen y su funcionamiento

Características del material

Más allá de su composición, la tela asfáltica tiene unos atributos determinados que han hecho de ella el material impermeabilizado más empleado.

  • La tela asfáltica se vende en forma de rollos desplegables, para asegurar así un fácil transporte y manipulación.
  • Presentan una alta resistencia a la intemperie y a la oscilación de temperaturas. Se calcula que pueden resistir sin sufrir daño alguno temperaturas de entre más de 50 y -30ªC.
  • Es el material impermeabilizante más barato y efectivo.
  • Su armadura interior está especialmente diseñada para prevenir la aparición de grietas y filtraciones.
  • Cuentan con flexotracción, esto significa que según su variedad pueden estar preparadas para resistir hasta el tráfico de vehículos.

¿Qué clases de tela asfáltica encontramos en el mercado?

En el mercado podrás encontrar diferentes tipos de telas asfálticas:

Lectura recomendada:  Cómo aislar una vivienda ya construida
  • Tela asfáltica de pizarra. Esta primera clase ofrece una gran resistencia y garantiza una larga durabilidad de los materiales. Puede adquirirse en dos colores: negro o rojo. Es la variedad más usada en el aislamiento de tejados.
  • Tela asfáltica negra. Esta variedad suele emplearse en patios o terrazas. Se comercializa en distintos grosores, según las características del suelo que se quiera impermeabilizar.
  • Tela asfáltica de aluminio. Es prácticamente igual a la anterior y la clase más recomendada para cubiertas bicapas. Tiene dos capas distintas, la primera de ellas se puede pintar del color que prefieras.
  • Tela asfáltica para terrazas transitables. Esta última variedad está hecha a partir de láminas poliméricas, por lo que presenta una gran resistencia que hace que pueda ser transitable. Es la más recomendada para espacios como terrazas y azoteas, sobre los que se suele hacer vida. Para lograra el mayor aislamiento lo mejor es colocar dos capas solapadas.

Si tienes alguna superficie que quieras impermeabilizar y no estás seguro de qué clase de tela asfáltica te conviene más no dudes en consultar a un experto para garantizar el mejor resultado posible.

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!