Guía para propietarios: Cómo alquilar una casa en Madrid

guia-para-propietarios-como-alquilar-una-casa-en-madrid

El mercado de alquiler en la Comunidad de Madrid es uno de los más demandados, y es que vivir en la capital es todo un acierto para muchos. Ya sea por las oportunidades laborales, el ocio y la cultura o por la calidad de vida. En cualquier caso, si eres propietario y quieres alquilar casa en Madrid la mejor opción es hacerlo mediante los servicios de una inmobiliaria para alquileres en Madrid. De esta forma a través de Housfy te aseguras ahorrar tiempo y dinero, porque los trámites son online y podrás obtener el máximo rendimiento del alquiler de tu vivienda. ¡No esperes más!

¿Tienes una vivienda para alquilar?Alquila seguro tu piso y cobra todos los meses sin excepción

¿Cómo se regula el alquiler de una vivienda?

En España la legislación que regula las propiedades de alquiler es la Ley de Arrendamiento (LAU). Se encarga de establecer los puntos y cómo regular todos los aspectos relacionados con las viviendas de alquiler. En dicha legislación se determinan las responsabilidades tanto del propietario como del inquilino, los términos y condiciones del contrato de arrendamiento así como las cláusulas específicas. 

Aparte de lo que establece la normativa, el proceso de alquiler debe cumplir con los requisitos y la documentación obligatoria. Todo ello conlleva tiempo y dedicación que en muchos casos los propietarios de los inmuebles no tienen, es por eso que la gestión de alquileres en Madrid, facilita toda la tramitación para alquilar casa en Madrid de forma exitosa y en menos de un mes.

1. Disponer de la documentación para alquilar casa en Madrid

El primer punto es formalizar el contrato de alquiler, que es obligatorio entre el propietario y el inquilino. En el que se incluye la identidad de las partes, la vivienda en cuestión, la duración, la cuantía de la renta así como la forma de pago y cuando se hará. 

También se requiere de otra información vinculada a la vivienda que nos indicará el estado y el consumo energético, de igual forma hay que hacerse cargo de los diferentes gastos que conlleva alquilar una casa en Madrid. A continuación, detallamos una lista con la documentación necesaria:

  • Contrato de alquiler.
  • Certificado de eficiencia energética del inmueble.
  • Documentación personal (DNI, NIE o pasaporte).
  • Título de la propiedad, es decir, las escrituras de la vivienda.
  • Últimos recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y los últimos recibos de las compañías de suministros.
  • Cédula de habitabilidad de la propiedad.

Es lógico que la realización de todas estas gestiones pueda alargarse en el tiempo, por ello contar con los servicios integrales de gestión de alquiler es la mejor manera de agilizar todo el proceso.  

2. Establecer un precio de alquiler acorde al mercado 

Un paso muy importante a la hora de fijar un precio de alquiler es analizar y estudiar cómo se encuentra el mercado en Madrid. Esto te permitirá saber qué precios tiene los inmuebles similares al tuyo y que estén por la misma zona. 

Actualmente, el precio medio de alquiler para una casa es de 1.800 €, siendo el precio medio por metro cuadrado de 160 € / m² /  año. Por el contrario, para un piso el precio medio de alquiler es de 975 €, siendo el precio medio por metro cuadrado de 198 € / m² /  año. 

Además, del mismo modo hay que tener en cuenta la valoración de tu vivienda de forma online y gratuita, que esto te ayudará hacerte una idea del precio más idóneo y acorde a tu inmueble

3. Acondicionar la vivienda 

Tanto para alquilar o vender una vivienda en Madrid, uno de los aspectos clave es hacer una buena presentación del inmueble. Es decir, hacer un análisis previo tanto de los puntos fuertes como de los negativos de la propiedad. Esto son cuestiones que hay que considerarlas porque cada vez tienen más relevancia a la hora de escoger una vivienda.

Algunos de los factores que puedes mejorar para crear una estética más atractiva son la iluminación, la decoración o la funcionalidad del espacio. Se trata de dar un aire nuevo, dentro de nuestras posibilidades, pero la mayoría de acciones son asequibles como por ejemplo:

  • Reparar pequeños desperfectos: debemos comprobar que todos los electrodomésticos funcionan correctamente, y reparar o sustituir los que estén defectuosos.
  • Cambiar el mobiliario: lo ideal es que los muebles estén limpios y actualizados, dando una imagen moderna. Cabe resaltar que es mejor que no haya ninguna estancia personalizada.
  • Dar una capa de pintura: si fuera necesario, ya que una vivienda recién pintada da una sensación de una vivienda más nueva. 
  • Tener presente los accesorios: no hay que olvidarse de los pequeños detalles que marcan la diferencia como centros de mesas, plantas, velas, cojines o incluso olores.

4. La estrategia de promoción de la mano de expertos

De nada serviría todo lo anterior si no tuvieras una estrategia bien definida para promocionar tu vivienda. Tanto es así, que es la manera de que el inmueble salga al mercado y sea un reclamo para los potenciales inquilinos

Disponer del asesoramiento de un equipo de expertos en alquileres te ayudará a definir una estrategia y un plan de marketing personalizado, para cumplir con cada unos de los objetivos que requiere el proceso de alquiler de una propiedad. 

Además, con los servicios que ofrece una inmobiliaria online podrás comprobar la rentabilidad de tu alquiler en Madrid, y ver cuantos beneficios pueden obtener, que seguro que siguiendo todos estos pasos que te hemos comentado será todo un exito.

¿Tienes una vivienda para alquilar?Alquila seguro tu piso y cobra todos los meses sin excepción
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta