Escoger la puerta de entrada de tu hogar no es una decisión puramente estética. Hay varios factores más a tener en cuenta tan importantes como la seguridad y el tipo de vivienda que tienes. En este post te explicamos todas las clases de puertas de entrada que existen en el mercado para que tomes la mejor decisión.

Ten en cuenta cómo es tu vivienda para las puertas de entrada

No es lo mismo vivir en un chalet aislado que en un bloque de pisos. La puerta de una casa debe estar preparada para resistir a la intemperie y tener un nivel de seguridad más alto que el de un apartamento.

Distinguimos 5 clases de puertas de entrada según sus materiales:

Acorazada

Son aquellas que tienen tanto el marco como la hoja de acero. Se trata del modelo de puerta más seguro, y también el más costoso. La hoja de metal se recubre con madera u otros materiales para lograr un acabado más estético.

La puerta blindada

Estas puertas cuentan con un refuerzo metálico en la hoja, pero no están hechas íntegramente de acero como las anteriores. Se trata de una puerta más económica que la anterior y un poco menos segura, que también puede recubrirse con toda clase de materiales para lograr el aspecto exterior que desees.

Aluminio

Son una estupenda opción para aquellos presupuestos más bajos, ya que pueden llegar a ofrecer niveles de seguridad similares a las acorazadas por un precio muy inferior.

Clases de Puerta de Entrada

PVC

Se trata de las puertas de entrada que cuentan con acabados y hojas de este material. Pueden incorporar refuerzos de acero para aumentar su nivel de seguridad. El PVC es un material que resiste bien los golpes y no requieren ningún mantenimiento para mantener su aspecto original a pesar de estar a la intemperie.

Madera maciza

Estas puertas son, seguramente, las que tienen más encanto. Hoy día se pueden encontrar puertas antiguas en mercadillos o hasta por internet. Estas puertas de entrada ofrecen un toque único y acogedor al hogar, pero presentan también algunos inconvenientes. En primer lugar, se trata de la clase de puerta menos segura de todas y, además, requieren un nivel de mantenimiento superior a las demás. Ten en cuenta que esta clase de puertas de entrada se pueden reforzar con cercos de metal y cerraduras de seguridad.

Clases de Puerta de Entrada

No olvides la cerradura en las puertas de entrada

Una vez escogida la puerta debes tener en cuenta que la cerradura juega un papel determinante en la seguridad de tu vivienda. Los expertos aconsejan escoger puertas de entrada con cerraduras con copia de control de llave, que evitan que eta puede ser reproducida con facilidad. También es mejor decantarse por una cerradura con cilindros que tenga integrados pistones de seguridad, y para todavía mayor tranquilidad puedes optar por aquellas que cuentan con varias cerraduras.

En los últimos años están apareciendo puertas de entradas con apertura electrónica mediante reconocimiento de huella, de retina (al más puro estilo Hollywood) o con control de acceso remoto.

Quieras como quieras que sea tu puerta de entrada no descuides tu seguridad y la de los tuyos, y déjate aconsejar por los expertos en la materia. Si ya has tomado una decisión y quieres decorar el resto de la estancia, o de la casa, acorde con este nuevo elemento, encontrarás los mejores consejos en decoración en este apartado de nuestro blog.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍