¿Qué es una derrama en una comunidad de vecinos?

¿Qué es una derrama en una comunidad?

Si eres propietario de una vivienda en una comunidad de vecinos, estamos seguros que conoces lo que es una derrama en una comunidad, pero muchas veces surgen algunas dudas acerca de esta cuota, como por ejemplo si tienes que pagarlas antes de vender un piso. En este artículo te explicamos todo lo que tienes que saber sobre las derramas en las comunidades de vecinos.

¿Qué implica una comunidad de propietarios?

Cualquier edificio con un régimen jurídico que corresponde a división horizontal, estará inscrito en el registro de propiedades como comunidad de propietarios. Esta condición comporta una serie de derechos y obligaciones reguladas por la Ley de Propiedad Horizontal

Una comunidad de propietarios se forma para gestionar los gastos necesarios que conlleva el mantenimiento del edificio. Estos gastos serán más elevados en comunidades que dispongan de jardín y piscina entre otras zonas comunes. 

Para hacer frente a estos gastos ordinarios, los propietarios pagan una cuota mensual. Como por ejemplo, el pago de los suministros comunitarios (luz y agua), los gastos de mantenimiento del edificio como el servicio de limpieza, conserjería, administrador, etc. Es decir que son una serie de gastos fijos que deberás pagar como propietario. Pero, ¿qué pasa con los gastos extraordinarios? 

¿Qué es una derrama de comunidad?

Una derrama en una comunidad de vecinos es una cuota extraordinaria que sirve para hacer frente a gastos que no estaban previstos con anterioridad entre los gastos comunes de la comunidad. Para que una derrama pueda llevarse a cabo, debe ser informada mediante una junta extraordinaria de propietarios y aprobarse entre todos.

Una derrama puede surgir por diferentes causas, como por ejemplo para pagar las obras de rehabilitación del edificio, para cubrir los gastos judiciales en el caso de que un vecino no cumpla con sus obligaciones o para el pago de posibles indemnizaciones, entre otras cosas.

¿Estás obligado a pagar una derrama?

El hecho de estar obligado o no a pagar una derrama viene determinado por el motivo que la origine, es decir:

  • Todos los propietarios están obligados a pagar si la derrama es necesaria para realizar obras de mantenimiento en el edificio para garantizar la seguridad y la habitabilidad de éste.
  • Si las obras son para realizar mejoras o incorporar innovaciones al edificio, en el caso que la derrama supere tres mensualidades ordinarias de gastos comunes, el propietario que vote en contra no estará obligado a pagar la derrama. 
  • Si la derrama es para realizar obras con el objetivo de eliminar barreras arquitectónicas, como por ejemplo, la instalación de rampas o ascensores, y no supera las doce mensualidades ordinarias de gastos comunes, todos los propietarios estarán obligados a pagar la derrama.

¿Cómo se debe repartir una derrama entre los propietarios?

Lo que marca cuánto deberá pagar un propietario es el coeficiente de participación de cada piso, que viene dado por la relación entre la superficie útil de la vivienda frente a la total del edificio. Se puede consultar en las mismas escrituras de la vivienda o pidiendo una nota simple en el Registro de la Propiedad. 

También puede darse que en los estatutos de la finca se hayan repartido las cuotas a partes iguales, por lo que, para saberlo, deberías consultarlo con el presidente de tu comunidad.

¿Qué pasa si un propietario se niega a pagar una derrama?

En el caso de que la derrama de comunidad sea obligatoria, todos los propietarios deberán pagar la cantidad que les corresponda, y como estará aprobada en junta de manera legal, si un propietario se niega a pagar tendrá sus consecuencias. 

En primer lugar, el propietario que no abone la cuota correspondiente a la derrama adquirirá la condición de moroso. Si se da este caso, la comunidad está en su pleno derecho de iniciar un procedimiento judicial. Pero antes de iniciar este trámite, es recomendable que el presidente de la comunidad intente un primer requerimiento de pago para poder evitar ir a juzgado, ya que resulta siendo más costoso económicamente.

En el caso de que el propietario siga sin pagar su cuota de la derrama, deberá anunciarse en una junta el inicio del procedimiento judicial en contra de ese vecino.

¿Y si sobra dinero de la derrama?

Puede ser que en el momento de aprobar una derrama se estimara que el coste de las obras fuera superior al que realmente ha sido. En este caso la comunidad de vecinos tiene dos alternativas:

  • Dejar el importe en la cuenta de la comunidad para otros posibles imprevistos.
  • Proceder a la devolución del dinero sobrante de manera proporcional a los vecinos.

Cualquiera de las dos opciones deberá ser aprobada en junta para poder llevarse a cabo, por lo que se realizará lo que vote la mayoría.

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta