Subalquilar habitaciones: todo lo que debes saber

Subalquilar habitación: todo lo que debes saber

Subalquilar una o más habitaciones es un hecho muy común en nuestro país. Esto se debe, principalmente, al elevado precio de los alquileres. Por este motivo, cada vez son más los que optan por subalquilar habitaciones para así compartir los gastos que supone un alquiler. Pero debes saber que esta práctica no siempre es legal. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber si estás pensando en subalquilar una habitación.

¿Tienes una vivienda para alquilar?Alquila seguro tu piso y cobra todos los meses sin excepción

Subalquilar habitaciones: ¿en qué consiste?

Si estás viviendo en un piso de alquiler y por cualquier motivo estás pensando en realquilar una o más habitaciones del inmueble, el nuevo inquilino pasará a ser tu subarrendatario y tú, además de inquilino del propietario, serás subarrendador. 

En España es una práctica cada vez más común, sobre todo en ciudades como Madrid y Barcelona donde los alquileres son mucho más elevados que en el resto de ciudades. El inquilino, lo que busca con ésta práctica es obtener unos beneficios para poder asumir mejor las mensualidades del alquiler, ya que los gastos de este serán compartidos. 

Sin embargo, existen algunas normas que regulan esta práctica, y son muchos los que, por desconocimiento o por negligencia, no subarriendan habitaciones de forma legal. Por eso es importante conocer bien cuáles son los requisitos para poder subalquilar una o más habitaciones legalmente. 

Cómo subalquilar una habitación de manera legal

Si estás pensando en subalquilar una habitación, debes conocer cuál es la normativa reflejada en el artículo 8 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). En esta Ley, se dice que el subarrendamiento es una práctica legal, siempre y cuando el propietario del inmueble haya dado su autorización de manera explícita y escrita. 

Por este motivo, lo primero que deberás hacer es comprobar tu contrato de alquiler para ver si está la cláusula que te autoriza subalquilar una habitación. En el caso de que no esté y el propietario no haya especificado explícitamente la prohibición del subarrendamiento, deberás ponerte en contacto con él para pedirle su consentimiento por escrito, de dicha cláusula.

En segundo lugar, para que el subarrendamiento sea legal, sólo se pueden alquilar espacios de la vivienda de manera parcial, y nunca toda la vivienda entera. Además, el precio que cobres al subarrendatario no podrá ser superior a la cantidad que tú pagas por el alquiler. Es decir que si tu alquiler te cuesta 700 euros al mes y tienes alquiladas dos habitaciones, como máximo podrás cobrar 350 euros a cada inquilino, pero nunca podrán superar los 700 euros entre los dos.

También tienes que tener en cuenta que deberás hacerle un contrato de subarrendamiento a tu inquilino. Es necesario un documento legal en el que indiques las normas de la vivienda (si se admiten mascotas, la duración del contrato, el precio del alquiler…) y qué espacio de la vivienda has cedido, es decir, si puede hacer uso de otros espacios, si tiene un baño asignado…  

¿Se puede negar el propietario?

Sí, el propietario tiene el derecho de negarse ante la petición del inquilino de subarrendar una habitación. En este caso, lamentablemente, no tendrás ninguna posibilidad de hacerlo, ya que, si lo haces sin el previo consentimiento del propietario, éste podrá poner fin a tu contrato de arrendamiento y no podrás seguir viviendo en ese inmueble.

Si tienes la necesidad de compartir piso por el elevado precio de los alquileres, la mejor opción, si quieres ahorrarte problemas, será que incluyas a la otra persona en tu contrato de alquiler. De esta manera, los dos seréis inquilinos del propietario y tú no tendrás ninguna responsabilidad sobre la otra persona.

¿Qué debes tener en cuenta antes de subalquilar una habitación?

Si cuentas con el consentimiento escrito del propietario del inmueble donde vives, y te permite subalquilar una habitación, deberás tener en cuenta otros aspectos antes de proceder al subarrendamiento parcial de tu vivienda.

En primer lugar, tendrás que declarar los ingresos extras del subarrendamiento a Hacienda como rendimientos del capital mobiliario, y no como capital inmobiliario, como es en el caso del propietario que alquila un inmueble.

También es importante que seas consciente de que serás el principal responsable de tu subarrendatario, por lo que si causa algún desperfecto en el inmueble o hay algún inconveniente con él, tendrás que responsabilizarte de ello. También, en el caso que se produzca un impago del alquiler por parte de tu subalquilado, deberás abonar tú la cantidad correspondiente al propietario.

Por este motivo, te recomendamos que antes de subalquilar una habitación, analices la solvencia económica y escojas bien el perfil del inquilino para evitarte algún que otro problema. Si sigues estos consejos para alquilar un piso, te ahorrarás posibles dolores de cabeza-

subalquilar habitaciones

Infografía sobre subalquilar habitaciones de Housfy.

Cuenta con la ayuda de profesionales en alquileres

Si estás pensando en alquilar tu vivienda, en Housfy Alquileres ponemos a tu disposición a nuestros expertos, que te ofrecerán una gestión integral de alquiler, en la que te acompañarán durante todo el proceso y se encargarán de todo para que no te tengas que preocupar de nada. Si quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta