Vicios ocultos en una vivienda: ¿qué son?

vicios-ocultos

Cuando se busca realizar una inversión inmobiliaria, apostar por la vivienda de segunda mano te permite optar a precios más accesibles y suelen estar adaptadas para entrar a vivir al momento. Seguramente habrás reparado en el estado general de la construcción, en su situación urbanística o en la cédula de habitabilidad. Sin embargo, es muy común olvidar investigar los vicios ocultos. En este artículo te explicaremos exactamente qué son los vicios ocultos en una vivienda y por qué te interesará conocerlos si vas a comprar una vivienda de segunda mano.

¿Qué son los vicios ocultos de una vivienda?

Los vicios ocultos en un inmueble son aquellos desperfectos que tiene la construcción y que no se pueden detectar a simple vista, como pueden ser fallos estructurales o filtraciones indeseadas de agua. 

Para una explicación más profunda y formal acudimos al artículo 1484 del Código Civil que los define de la siguiente manera: “Los defectos ocultos que tuviere la cosa vendida, si la hacen impropia para el uso a que se la destina, o si disminuyen de tal modo este uso que, de haberlos conocido el comprador, no la habría adquirido o habría dado menos precio por ella”.

Esto ya nos puede indicar la gravedad que puede alcanzar el desconocimiento de los vicios ocultos que tiene una vivienda que se va a comprar, pues pueden ser de tal magnitud que dificulte la capacidad de vivir en ella de una forma tranquila y salubre.

¿Por qué debo conocer los vicios ocultos de la vivienda antes de comprarla?

Al igual que resulta interesante para un comprador conocer las condiciones generales de la vivienda, su valor en el mercado, la antigüedad de las construcciones o las posibilidades que va a tener una vez que se convierta en propietario, conocer los vicios ocultos es fundamental para efectuar una adquisición segura.

Saltarse este paso te puede llevar a pagar más del valor real de esta vivienda, tener que invertir grandes cantidades de dinero en realizar reformas que desconocías a la hora de efectuar la compra e incluso poner en riesgo tu salud o la de tus familiares. Esto puede marcar la diferencia entre una buena compra y un problema grande con multitud de quebraderos de cabeza.

Los tipos de vicios ocultos en las viviendas

Para comprender con más claridad del riesgo que esto supone, aquí te mostramos los tipos de vicios ocultos que te podrías encontrar en una vivienda de segunda mano:

  • Los vicios ocultos relacionados con el agua. Son aquellos desperfectos relacionados con la humedad y pueden tener diferentes naturalezas, desde las filtraciones del exterior por un mal aislamiento hasta los problemas con las tuberías. Pueden pasar desapercibidos y generar grandes problemas tanto en las estructuras como en la salud de las personas que habiten en el domicilio.
  • Los vicios ocultos en los acabados. En este caso se comprende todo lo relativo a las pinturas de paredes, muebles en mal estado o problemas con el suelo. Están ocultos cuando se disimulan para efectuar la compra y después salen a la luz.
  • Los vicios ocultos en la cimentación. Todo tipo de grietas y fisuras entran en esta categoría. A veces surgen por una mala base en la construcción y en otras ocasiones son el efecto del paso del tiempo. Para estar en buenas condiciones de aislamiento y evitar filtraciones u otros problemas estructurales mayores es importante repararlos.
  • Los vicios ocultos eléctricos. Las malas instalaciones eléctricas o los fallos en la toma de corriente son muy complicados de percibir a simple vista cuando se va a adquirir un inmueble. Estos pueden complicar la convivencia en la nueva casa y van a necesitar ser reparados, aunque será más sencillo que en otros casos.
  • Los vicios ocultos en el aislamiento. Estos vicios ocultos son aquellos que tienen relación con la protección hacia el clima exterior o los ruidos. Puede ser por una mala instalación de los métodos de aislamiento o por deterioro de los mismos.

Qué hacer frente a los vicios ocultos

Si ya has comprado una vivienda de segunda mano y has descubierto que contiene vicios ocultos, tendrás la posibilidad legal de reclamar esta situación. De hecho, lo ideal es solicitar una indemnización que compense el daño sufrido y se haga cargo de las reparaciones pertinentes.

Para esto, se debe recaudar la información suficiente que permita demostrar la situación. Por ejemplo, mediante fotografías del estado del inmueble, con los presupuestos de las reparaciones pertinentes y, a ser posible, con la evaluación de un perito experto en esta materia. 

Con todo esto se puede llegar a un juicio o tramitar un acuerdo amistoso entre las partes.

Aun así, comprar una casa de segunda mano sigue siendo una opción óptima para no invertir cantidades de dinero tan grandes. Si está entre tus planes comprar un inmueble de estas características, no dudes en contar con Housfy, donde te mostramos las mejores viviendas, tanto de alquiler como de compra.

Consigue con Housfy la mejor hipoteca para tiDesde TAE Variable 0.95% y TIN 0.55%+Eur a 30 años (1)

(1) VARIABLE: TAE Variable 0,949% / TIN Variable 0,55% + Euribor . Importe 150.000€. Plazo 30 años 360 cuotas de 452,9€. Importe total adeudado 163.066,17€. Cumpliendo condiciones de nómina domiciliada, 3 recibos de suministros básicos, seguro de vida y seguro del hogar contratado por la entidad bancaria. El coste puede fluctuar en función de subidas y bajadas del Euribor, con lo que la cuota y total adeudado pueden variar durante la vida del préstamo. Ejemplo calculado en base a Euribor a un año publicado en abril de 2022 en el B.O.E correspondiente al mes de abril del 2022 (+0,013%) y sistema de amortización francés.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta