Cuando hablamos de viviendas bioclimáticas nos estamos refiriendo a aquel tipo de inmueble que puede mantener una temperatura agradable en la vivienda haciendo uso solamente de los recursos naturales que le rodean. Aunque parezca difícil de entender, esto es posible. Solamente se necesita que la construcción de la vivienda sea adecuada para ello y que capte el calor de la luz solar, almacenando el calor para su posterior utilización.

Teniendo en cuenta que el clima es fundamental, hay que pensar muy bien dónde construir la casa antes de pensar en el proyecto. Como es lógico, no es lo mismo construir una casa de este tipo den el sur de España o en el norte.

¿Cuáles son las claves para la construcción de viviendas bioclimáticas?

Existen diferentes puntos a tener en cuenta si estás interesado en crear una casa así. Es cierto que para muchos es un gran atractivo, sobre todo si se contribuye al medio ambiente. A continuación, os contamos qué debéis de tener en cuenta:

  • La orientación de la vivienda: Como hemos comentado, dónde esté situada la vivienda es una de las claves para su construcción. El principal objetivo es aprovechar el sol durante el invierno para reducir el helador frío de esta época del año. Por ello, lo más recomendable es que las ventanas se sitúan hacia el sur.
  • Materiales adecuados: La utilización de materiales ecológicos es una opción, pero no la única. Es recomendable utilizar también todos los elementos de la construcción que tengamos a nuestro alcance, así como los muros, las paredes, las ventanas… Todo ello puede volver tu casa más cálida sin tener que utilizar ningún tipo de calefacción.
  • Ventilación y aislamiento: Son claves para la construcción de este tipo de viviendas. Además de que por razones obvias son necesarias, también se utilizan las ventanas para mejorar la conservación de la vivienda. El aislamiento, por otro lado, también es importante, ya que permite que no entre el frio y se mantenga el calor en la vivienda.

 

Ventajas de tener una vivienda bioclimática

Como en todas las cosas, existen tanto ventajas y desventajas que es importante conocer si estás dispuesto a construir viviendas bioclimáticas.

Entre las ventajas más importantes se encuentra la de la optimización del consumo energético. Además, se fomenta el ahorro de energía y los procesos de construcción son mucho más responsables con el medio ambiente que cualquier otro tipo de edificación. Además, también tiene una mayor sostenibilidad activa, ya que utiliza y aprovecha de manera activa las energías renovables.

Desventajas de tener una vivienda bioclimática

No en vano, también tiene una serie de desventajas. En primer lugar, el precio es considerablemente mayor que otro tipo de viviendas más tradicionales. En segundo lugar, además de su elevado precio, los materiales son mucho más difíciles de encontrar, al igual que el arquitecto que la construya, puesto que no cualquier tipo de arquitecto sabe cómo realizarla.  Al igual que no cualquier arquitecto puede hacerlas, tampoco puede vivir en ellas cualquier persona, ya que hay que pasar un proceso de adaptación.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍