Aunque el concepto de Passivhaus existe desde el año 1988, hasta día de hoy no había cobrado importancia. Justo en el momento en que la conciencia ambiental ha calado en la sociedad. En el instante en que la eficiencia energética ha devenido en una de nuestras principales preocupaciones. En este punto y no en otro, ha sido cuando este concepto de casa pasiva ha llegado a nuestros oídos. Pero, ¿que son exactamente las Passivhaus y qué tienen de especial?

El concepto de Passivhaus

Una passivhaus no es más que una vivienda ideada y construida a conciencia para reducir el consumo energético entre un 70% y un 90%. Para que la casa sea calificada como passivhaus tiene que cumplir con ciertos estándares de construcción. Entre estas especificaciones necesarias se incluyen: Un gran control de las filtraciones, un aislamiento térmico de calidad o el aprovechamiento de la energía solar en términos de climatización.

Inventores del Término

Los profesores universitarios Bo Adamson y Wolfgang Feist acuñaron el término Passivhaus por primera vez en 1988. Ellos fueron quienes idearon este tipo de construcción que permitía reducir al mínimo el consumo energético. Hoy en día, este mismo término sirve para definir el sistema de estandarización que otorga el Passivhaus Institut, sin el cual, una casa no se considera pasiva.

Lectura recomendada:  5 trucos para ahorrar energía en casa por tu cuenta

Características principales

Una de las características principales de las casas pasivas es que consiguen un acondicionamiento natural. Esto significa que, sin ayudas externas, como sistemas de aire acondicionado o calefacción, logran mantener la temperatura del edificio estable. Y ¿Cómo se puede conseguir esto? Se trata de que la casa aproveche los inputs de la naturaleza para luchar contra sus consecuencias.

Passivhaus

Sistemas solares pasivos Fuente: Wikipedia

Nos explicamos: La casa tiene que estar preparada para hacer frente a las adversidades climatológicas aprovechándose de la propia naturaleza. Para combatir el frío debe contar con un aislamiento térmico y aprovechar la luz solar. A su vez, deberá combatir el calor contando con un buen sistema de ventilación y con sistemas de protección solar. Una passivhaus está construida con materiales naturales de mucha calidad, ventanas con rotura de puente térmico y sistemas solares pasivos. Estos últimos aprovechan la luz solar para climatizar el hogar de forma natural.

Ventajas de una Passivhaus

El principal beneficiado de las casas pasivas es el medioambiente. Reducir el consumo energético del hogar se traduce en una menor contaminación. Sin embargo, no es el único beneficiado. Otra de las ventajas apunta directamente a nuestro bolsillo. De acuerdo que deberás apostar fuerte con la inversión inicial al comprar casa, pero a medio se puede recuperar. En un país como España donde la factura no para de subir año a año, el ahorro puede ser más que significativo.

Lectura recomendada:  ¿Cuánto vale mi piso?

La mayoría de Passivhaus se encuentran en Alemania y Austria. Lugares más necesitados de aislamiento térmico que no la gran mayoría de zonas de España. Sin embargo, a la hora de vender piso la eficiencia energética puede ser muy importante y puede dar un plus de valor a tu vivienda. Y si tu casa es una Passivhaus, de seguro que se lleva la mejor calificación de todas.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍