¿Puede vivir mi pareja en mi piso de alquiler sin avisar al casero?

puede-vivir-mi-pareja-en-mi-piso-de-alquiler

Cuando estamos en pareja, uno de los pasos fundamentales para avanzar en la relación es ir a vivir juntos. La convivencia es la mejor forma para saber si se es compatible en el día a día. Ahora bien, la mayoría de las veces, uno de los miembros decide marcharse al piso del otro. Pero, ¿qué sucede si se trata de un piso de alquiler? En esos casos es normal que surjan dudas y que te preguntes «¿puede vivir mi pareja en mi piso de alquiler sin avisar al casero?» ; «¿puede derivar en una reclamación por incumplimiento del contrato?». Para resolver esa pregunta y otras más, sigue leyendo este artículo y te daremos todos los detalles al respecto.

¿Es obligatorio avisar al casero o puede vivir mi pareja en mi piso de alquiler sin decirlo?

La ley no obliga a avisar al casero si tu pareja decide vivir contigo. Sin embargo, para evitar quebraderos de cabeza en el futuro, lo más recomendable es comunicarlo. 

La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que, si el inquilino fallece, la pareja podrá sustituirlo en el alquiler. Ahora bien, para ejercer este derecho, la pareja debe estar casada, tener descendencia común o probar una convivencia mínima de 2 años. En este caso, la persona afectada deberá comunicar al arrendador el fallecimiento del otro miembro en un plazo de 3 meses y aportar la documentación que acredite esta situación.

También es conveniente comunicarlo y modificar el contrato de alquiler para que ambos puedan beneficiarse de una deducción autonómica por alquiler, ya que a este tipo de deducciones fiscales solo pueden acceder los titulares del contrato de alquiler.

¿Qué puede suceder si se entera el propietario?

Como acabamos de mencionar, por ley no se está obligado a avisar al casero en caso de que tu pareja vaya a vivir contigo. Sin embargo, es interesante hacerlo para evitar problemas o ejercer el derecho a posibles deducciones fiscales.

En el caso de que el actual inquilino no comunique nada al propietario, si este lo descubre y es consciente de que el otro miembro de la pareja está compartiendo piso con el titular del contrato, podría considerar que se está produciendo un subarrendamiento o que existe una cesión no estipulada en el contrato de alquiler. En este caso, el propietario tendría derecho a iniciar un procedimiento para finalizar el contrato antes de tiempo.

¿Qué sucede si una pareja decide dejar de vivir juntos?

En caso de que una pareja casada o de hecho haya decidido informar al casero para vivir juntos en la vivienda y con el tiempo decidan romper y terminar la convivencia, habrá que seguir los pasos indicados en el artículo 12 de la Ley de Arrendamientos Urbanos.

De esa forma, el inquilino debe expresar que renuncia al contrato de alquiler por motivos de separación o divorcio. En cuanto al cónyuge que decide quedarse en el inmueble, si el propietario quiere, deberá confirmar su intención y asumir la responsabilidad del alquiler. El nuevo inquilino tendrá un plazo de 15 días para contestar. En caso de no hacerlo, el contrato se extinguirá.

Si el cónyuge que deja el inmueble no avisa al propietario, el otro miembro que permanece en la vivienda deberá informar al casero. De hecho, deberá informar de la nueva situación teniendo como plazo un mes

Si una pareja se divorcia o se separa, ¿quién se queda con el piso de alquiler?

Una de las causas más frecuentes que explican el aumento de conflictos entre las parejas guarda relación con el momento en el que deciden vivir juntos en un piso de alquiler. En caso de que tenga lugar un divorcio o una separación, es bastante frecuente preguntarse quién tiene más derecho a quedarse en la vivienda. Durante estos procedimientos, se puede otorgar el uso de la vivienda a través de la decisión de un juez o como acuerdo mutuo. En el caso de que se quede con el inmueble el cónyuge no firmante del contrato de arrendamiento, deberá comunicar al arrendador la nueva sentencia en el plazo de dos meses.

También puede suceder que el firmante del contrato quiera desistir del contrato o muestre su intención de no renovarlo antes de producirse la sentencia de divorcio y sin que exista consentimiento del otro cónyuge. En este caso, la otra parte implicada podrá continuar con el arrendamiento, aunque el arrendador puede solicitarle que manifieste su voluntad al respecto. Si es una pareja de hecho, el otro cónyuge podrá beneficiarse del arrendamiento si tienen hijos o si ha convivido con la otra persona durante los últimos 2 años.

Ahora es tu turno: te ayudamos a encontrar un alquiler

Después de este post seguro que tu duda sobre «¿puede vivir mi pareja en mi piso de alquiler?» queda más clara. Si has leído este artículo, a lo mejor tienes pareja pero quieres vivir solo durante un tiempo, antes de tomar la decisión de iros juntos. Sea como sea, juntos o por separado, en Housfy podemos ayudarte a encontrar un alquiler que se adapte a todas tus necesidades. Además, contamos con servicios adicionales que harán que tu experiencia de vivir en alquiler sea mucho más cómoda. A través de nuestro servicio de mudanza, ofrecido junto a nuestro partner Boxmotions, disfrutarás de una mudanza en buenas manos y sin complicaciones, obteniendo un 10 % de descuento. Y por si no fuera poco, también te ofrecemos un 20% de descuento en tu trastero con Boxmotions para que puedas guardar todo lo que necesites.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta