El subarrendamiento es una opción cada vez más común en las viviendas de alquiler, sobre todo en pisos de estudiantes y familias pequeñas que disponen de espacio de sobra en sus inmuebles. Pero ¿es legal? La clave está en el contrato de alquiler. A continuación te contamos todo lo que necesitas saber si estás pensando en subarrendar una vivienda. 

Alquila tu casa con Housfy

¿Qué es el subarrendamiento? 

El subarrendamiento de una vivienda se produce cuando un inquilino alquila una parte o toda la vivienda en la que vive de alquiler a una tercera persona. Es decir, que el inquilino se convierte a su vez en subarrendador y el nuevo inquilino en subarrendatario. 

Esta práctica permite al primer inquilino obtener unos ingresos extras que le permitirán hacer frente al pago del alquiler de una manera más fácil. Pero eso sí, existen una serie de limitaciones y obligaciones que deberás tener en cuenta si quieres subarrendar tu vivienda para evitar, así, problemas con el propietario.

¿Es legal el subarrendamiento de una vivienda?

La Ley de Arrendamientos Urbanos establece que sólo es legal subarrendar una vivienda si se hace de forma parcial, es decir, por habitaciones y no toda la vivienda entera. Eso sí, esta Ley también indica que el subarrendamiento sólo puede producirse en el caso de que el propietario haya expresado por escrito su consentimiento para ello. 

Otra de las condiciones establecidas es que, el precio del subarriendo nunca puede ser superior al que paga el primer inquilino por el alquiler. Y en cuanto el contrato finalice y el inquilino deba dejar la vivienda, el subarrendatario también lo tendrá que hacer.

En el caso que se produzca un subarrendamiento de forma ilegal, es decir, que el propietario no haya dado su autorización para que pueda llevarse a cabo, éste podrá proceder a la resolución del contrato de alquiler ante el juzgado, tanto para el inquilino como para el subalquilado.

Ventajas e inconvenientes del subarriendo de vivienda

Como hemos dicho anteriormente, una de las ventajas de subarrendar una vivienda es que te permitirá obtener dinero para poder pagar más cómodamente tu alquiler, y además, os podréis dividir proporcionalmente los gastos de los suministros. 

En referencia a los inconvenientes, si tienes pensado subarrendar una habitación, tienes que saber que serás el máximo responsable de cualquier daño o problema que pueda causar el subarrendatario en el inmueble. 

También deberás ser consciente de todos los aspectos legales que supone el subarrendamiento, ya que, en caso de incumplimiento, puedes tener problemas con el propietario y que éste proceda a la resolución del contrato.

Consejos para subarrendar una vivienda

Tanto si eres el propietario como si eres el inquilino, deberás tener en cuenta varios aspectos que te permitirán llevar a cabo el subarrendamiento sin ningún tipo de problema.

Si eres el propietario

Te recomendamos que, en el caso de que quieras incluir en el contrato de arrendamiento la posibilidad de subarrendamiento, contactes con un profesional para que te asesore en cómo redactar la cláusula y así poder preparar un nuevo contrato de subarrendamiento por si el inquilino lo necesitara, con las condiciones que tu decidas. Para ello es muy importante saber cómo hacer un contrato de alquiler.

Si eres el inquilino

Para subarrendar una vivienda con éxito, deberás asegurarte de que en tu contrato esté incluida explícitamente la cláusula que te permite subarrendar a una tercera persona. También, como hemos mencionado anteriormente, para que sea legal, sólo podrás subarrendar por habitaciones, en ningún caso la vivienda entera. Y, el precio, no podrá ser superior a la cantidad que pagas por el alquiler.

Otro aspecto a tener en cuenta es la importancia de escoger bien el subarrendatario, deberás asegurarte de que es solvente para poder pagar las mensualidades evitando, así, el impago de alquiler y asegurarte de que es un perfil adecuado para vivir en tu misma vivienda. De esta manera te ahorrarás posibles problemas futuros.

En el contrato de subarrendamiento, deberás incluir las bases del acuerdo, cómo por ejemplo, cómo se repartirá la carga de los gastos de los suministros, cuál es el régimen de uso de los espacios comunes, o cuáles serán las bases de la convivencia. 

La importancia de contar con la ayuda de profesionales

Si estás pensando en alquilar tu piso, lo mejor será contar con el asesoramiento de un profesional de principio a fin. En Housfy Alquileres, ofrecemos una gestión integral de alquiler, en la que nuestro equipo de expertos se encarga de todo y te acompaña en todo el proceso. Si quieres más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍