¿Qué se considera, legalmente, una casa nueva en 2022?

casa-nueva

Todo el mundo sueña con comprarse una vivienda a su gusto, que tenga todas las comodidades que siempre ha deseado. La mayoría de personas optan por comprar un piso de segunda ocupación, y, a partir de ese momento, decorarlo a su manera. No obstante, existe la gente que tiene los recursos suficientes y opta por crear y construir su vivienda desde cero. Es aquí donde surgen las dudas sobre qué se considera una casa nueva. ¿A qué nos referimos con la vivienda de obra nueva? A continuación, contestamos todas las preguntas que te puedan interesar. ¡Empecemos!

¿Qué es una casa nueva?

Es aquella en la que todavía no ha vivido nadie. Es decir, una propiedad que se entrega a sus primeros habitantes, ¿verdad? Pues por muy extraño que pueda parecer, no todas las viviendas que se estrenan se califican como nuevas.

Se trata de un matiz importante, especialmente a la hora de pagar los impuestos de la compra. Las casas nuevas tributan por IVA, como nuevo bien adquirido, mientras que las demás tributan por ITP, como bien transmitido. Entonces, ¿Qué se considera vivienda nueva?

Casa nueva: concepto

Por lo tanto, una casa de obra nueva es aquella que se adquiere directamente al promotor, cuando su construcción o rehabilitación está terminada, excepto que haya sido habitada de forma continuada por un plazo igual o superior a dos años por otros inquilinos. 

Debemos tener en cuenta, que una construcción o rehabilitación se da por terminada cuando el técnico acreditado expide el certificado de fin de obra

Por lo tanto, entendiendo el concepto, existen dos formas de adquirir una vivienda de obra nueva:

  • Sobre plano. Cuando aún está en construcción. 
  • Edificado. Una vez terminada la obra.

Legislación

Según la Ley 37/1992 del Impuesto sobre el Valor Añadido, una vivienda nueva es aquella que se entrega por primera vez. Es decir, una casa nueva es aquella que vende directamente el promotor de la edificación una vez su construcción o rehabilitación haya terminado.

También se considera primera entrega si el adquiriente ha utilizado la propiedad de forma continuada en un plazo igual o superior a dos años. Esto significa que si una vez se ha terminado una construcción el promotor alquila las propiedades y al cabo de dos años decide ponerlas en venta. Podría ocurrir:

  • Que el comprador sea el antiguo arrendatario. En este caso se consideraría primera entrega y tributaría por IVA
  • Que el comprador no haya sido arrendatario. En este otro caso se consideraría vivienda de segunda mano y la transacción tributaría por ITP.

Tributación

De esta manera, todas las propiedades que no sean compradas al promotor no podrán ser consideradas casas nuevas, aunque nadie haya habitado nunca en ellas. Es el caso de las viviendas de entidades bancarias. Al haber sido ya compradas por este se considera que esta primera compra es ya la primera entrega. Por tanto, la propiedad ya no es nueva sino transmitida por un propietario anterior.

Actualmente el IVA al que tributa una casa nueva es el 10% de su valor, siempre que no sea de protección oficial. En este segundo caso el IVA correspondiente sería del 4%. El porcentaje del ITP varía en función de la comunidad autónoma, siendo Catalunya (entre un 10 y 11%) y Galicia (10%), las más caras, y el País Vasco (4%) la más barata.

Ventajas de comprar una casa nueva

De este modo, adquirir una vivienda de obra nueva ofrece muchos beneficios respecto a las viviendas de segunda ocupación. A continuación vamos a hacer un repaso de todos ellos:

  • Preferencias. Habitualmente, al tratarse de un piso nuevo, la construcción de este se adapta a las demandas más comunes en ese momento, por lo tanto, tiene muchas facilidades que seguramente agradezcas. 
  • No necesita reformas. La vivienda está lista para entrar a vivir, por lo tanto, no precisa de ningún cambio estructural. El hecho de no necesitar cambios, hace que la experiencia de compra sea más fácil y aunque suponga una inversión inicial mayor, cuentas con el ahorro de los costes de reforma.
  • Estrenar. Tal y como el nombre indica, al tratarse de una casa nueva, está sin estrenar. En muchas ocasiones, esto supone un valor añadido para el comprador ya que hace que sientas que la vivienda es tuya. En el caso de la obra nueva sobre plano, puedes incluso llegar a adaptar y modificar la estructura para hacerla a tu gusto.
  • Eficiencia. Actualmente, se da mucha importancia al ahorro energético, ya que cada vez estamos más concienciados. Por lo tanto, se construyen las viviendas pensando en minimizar la huella ecológica a largo plazo.
  • Garantía. De acuerdo a la Ley de Ordenación de la Edificación, existen ciertas garantías si se localiza cualquier imprevisto o algún fallo estructural.  

Así pues, vemos que la idea corriente de que podamos tener de una casa nueva no tiene porqué corresponder con su consideración tributaria. Por eso es importante buscar un buen asesoramiento en el momento de comprar piso para no llevarnos sorpresas desagradables. En Housfy contamos con los mejores expertos inmobiliarios, que estarán encantados de ayudarte en todo el proceso ¡Vamos allá!

¿Cuánto vale mi casa?Realiza la valoración online y gratuita de tu vivienda en pocos minutos
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta