¿Se puede empezar una obra sin licencia?

se-puede-empezar-una-obra-sin-licencia

En el momento de vender una vivienda, es probable que te plantees reformarla para obtener un mayor beneficio. No obstante, surgen muchas dudas acerca de la documentación necesaria: ¿Se puede empezar una obra sin licencia? ¿En qué casos se necesita? ¿Dónde debemos tramitarla? Si este es tu caso, sigue leyendo este artículo porque te contamos todo lo que necesitas saber para cumplir con la normativa.

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes

¿Qué es la licencia de obras?

Antes de saber si se puede empezar una obra sin licencia, debemos saber a qué nos referimos con la licencia de obras. Así pues, es una herramienta utilizada para verificar que una reforma o rehabilitación cumple los requisitos del Código Técnico de la Edificación (CTE). De este modo, es un permiso que garantiza unos estándares de calidad y seguridad para poder realizar las obras.

Al mismo tiempo, es una manera de comunicar al vecindario de que todo está en regla, y, estos, no puedan plantear ninguna queja.  

Tipos de licencia de obra

En el momento de reformar o rehabilitar una vivienda, existen dos tipos de licencias. Es el Ayuntamiento de cada municipio el encargado de definir el alcance de cada una de las licencias. A continuación, entramos en detalle en los dos modelos.

Licencia de obra mayor

Es el permiso de construcción que se necesita normalmente cuando la reforma afecta a la estructura de la vivienda. Generalmente, tal y como el nombre indica, afecta a obras de gran envergadura y que requieren de una gran inversión y complejidad técnica. 

El requisito indispensable para que te concedan el permiso, suele ser la presentación de un proyecto de obra realizado por un experto. Ya que, este tipo de obra suele implicar la modificación de espacios, como por ejemplo, tirar paredes. Antes de proceder con la reforma es interesante saber cuál es el precio reforma integral, para tener en cuenta todos los aspectos que puedan afectar. 

Licencia de obra menor

Por otro lado, la licencia de obra menor es más común porque acostumbra a ser menos compleja y, en consecuencia, más económica. En este caso, no afecta a los elementos estructurales de la vivienda y, por lo tanto, se considera que no afecta a la normativa del Código Técnico de Edificación, aunque tenga que comunicarse de todos modos. 

Un ejemplo claro de licencia menor podría ser la sustitución del suelo para poner parquet o bien la instalación de aire acondicionado. 

¿Dónde se solicita?

Para tramitar el permiso de construcción debemos saber dónde hay que dirigirse. Así pues, para obras menores, la solicitud debe presentarse al Ayuntamiento correspondiente con la documentación necesaria. Allí, se tendrán que liquidar las tasas. Una vez comunicado, normalmente las obras pueden llevarse a cabo de manera inmediata

Por otro lado, los trámites de la solicitud por obras mayores suelen ser más complejos. En primer lugar, necesitan la supervisión de un técnico acreditado. Seguidamente, presentar la documentación y las tasas al Ayuntamiento, que, en este caso, suelen ser planos y una memoria donde se especifique cuáles van a ser las modificaciones y por qué. Y, no se podrá empezar la reforma hasta que la Administración conceda el permiso.

¿Cuánto cuesta?

Para solicitar la licencia de obras hay que tener en cuenta dos costes:

  • Tasas municipales. Se tienen que abonar para hacer el trámite de la solicitud, de manera que es una tasa fija, independientemente de si te conceden el permiso o no. 
  • Impuesto sobre Construcciones Instalaciones y Obras (ICIO). Se paga una vez concedida la licencia y varía en función de la obra. Acostumbra a oscilar entre el 2% y el 4% del presupuesto total de la obra, sin tener en cuenta el IVA. 

Casos en los que no es necesaria

Muchas veces evitamos hacer cambios en casa porque no sabemos cuándo es necesario pedir permiso de construcción o no. Y hay que saber que existen obras que no requieren licencia de obras. Por lo tanto, evitaríamos pagar los costes de la tasa para solicitar la licencia. 

Hay que recalcar, que puede ser que no se requiera licencia, pero sí que se tenga que solicitar otro tipo de permiso o informar a la administración, es decir, una comunicación previa de obras menores. De este modo, son pocos los cambios que podemos realizar en una vivienda sin necesidad de comunicarlo. Dentro de estos entraría el hecho de pintar el interior de la vivienda o lijar el parquet. 

Consecuencias de hacer obra sin licencia

Aquí es donde nos preguntamos si se puede empezar una obra sin licencia, no obstante, la respuesta es que no. Realizar una reforma o rehabilitación sin solicitar la licencia de obras puede conllevar una denuncia por parte de tu Ayuntamiento. Por lo tanto, es importante contar con la aprobación de la autoridad municipal antes de hacer cualquier obra en tu vivienda. 

Incumplir con la normativa y hacer cualquier tipo de obra sin licencia, conlleva una multa, que, generalmente, oscila entre los 300 y los 6.000 euros.

La inversión en el alquiler de viviendas es una apuesta segura en el mercado español. Es por este motivo, que cada vez es más común comprar un inmueble para reformarlo y, posteriormente, venderlo. En caso de quieras vender un inmueble, no dudes en contactar con nosotros. En Housfy contamos con los mejores expertos inmobiliarios que te acompañarán en todo el proceso.

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta