¿Se puede vender una casa con una parte embargada?

se-puede-vender-una-casa-con-una-parte-embargada

¿Se puede vender una casa con una parte embargada? ¿Y totalmente? Aunque se tendrán que superar algunos obstáculos y entregar una documentación muy específica para que el proceso sea del todo legal, sí se puede hacer. A continuación, te explicamos cómo se puede vender una casa embargada y cómo hacerlo de forma legal.

Vende tu piso más rápido y ahorra en comisionesVende en 60 días y paga 4.490€ solo si vendes

Qué significa tener una casa embargada

Cuando un cliente decide contratar una hipoteca con una entidad bancaria, firma un contrato conforme está obligado a pagar cierta cantidad mensualmente durante un número de años. En caso de que el usuario no sea capaz de afrontar los pagos, la entidad bancaria procederá a tomar medidas para recuperar su dinero.

Hay que tener claro que el embargo no pasa inmediatamente, sino que el cliente estará informado en todo momento a través de cartas y solamente se podrá comenzar con el proceso después de 5 cuotas de impago. El banco entonces procederá a presentar una demanda judicial de embargo que quedará inscrita en el Registro de la Propiedad.

Esta orden de embargo solamente puede ser eliminada si se paga la deuda pendiente, aunque la persona solamente estará inscrita en el registro de morosos durante cuatro años.

Sí, se puede vender una casa con una parte embargada

Aunque tu casa haya sido embargada de manera parcial o completa por el banco, porque no has sido capaz de afrontar las cuotas correspondientes, sí que podrás vender el inmueble. No existe ninguna ley que impida la venta de un inmueble cuando esté embargado por una entidad bancaria. 

El hecho de que un propietario no pueda hacer frente a las cuotas correspondientes con su hipoteca, no impide que un tercero pueda hacerse cargo de esa vivienda. Para conseguirlo, es importante que las deudas actuales sean canceladas con la transacción de compraventa.

Las consecuencias de tener un piso embargado a la hora de venderlo, son las limitaciones que esto implica. Sí que podemos vender una casa embargada, pero el precio se verá muy afectado. Seguramente tendremos que vender nuestro inmueble por un precio que se encuentra por debajo del precio de mercado. 

Problemas que tendrás que sortear para vender tu inmueble embargado

Como hemos mencionado anteriormente, te encontrarás con algunas limitaciones para vender tu inmueble, en caso de que esté embargado. Pero debes sortear estos inconvenientes para conseguir saldar tu deuda:

  • El precio de venta. Si quieres ganar algo de dinero con tu inmueble deberás poner un precio de venta que englobe el precio de la deuda más la parte de beneficios que quieres obtener. Eso hará que el precio de tu vivienda sea muy elevado y te cueste encontrar a compradores.
  • Asustar al comprador. El comprador debe estar informado en todo momento de que ese piso está embargado y de la cantidad de dinero que corresponde a la deuda. Eso podría disuadir al comprador por miedo, aunque el precio de venta le pareciera justo.
  • Posición de regateo. Como estás obligado a informar al comprador del embargo de esa vivienda, este tendrá en sus manos la opción de regatear el precio. No es fácil vender un piso embargado, por eso es posible que te dejes engañar por un vendedor que baja demasiado el precio de compra.

Cómo puedes vender tu vivienda embargada

Aunque pueda ser un poco más difícil que vender una casa libre de deudas, no te preocupes, porque te mostramos los pasos que deberás seguir para vender tu vivienda embargada.

Concéntrate en liquidar tu deuda

Si quieres vender tu vivienda embargada es bueno que te concentres únicamente en liquidar tu deuda. Eso significará que no ganarás dinero con tu inmueble actual, pero que la deuda cada vez no será mayor. Pon un precio de venta que cubra la hipoteca que tienes pendiente con el banco y cúbrela por completo una vez recibas el dinero. 

También puede suceder que el comprador acuda al banco a renegociar la hipoteca, de forma que sea él quien se quede con la deuda actual y tú quedes completamente libre.

Negocia el precio de venta

No te quedes con el primer comprador que venga regateándote el precio, pero sí que debes estar abierto a negociar. No esperes que te caiga un comprador ideal del cielo, sino que debes intentar sacar el mayor rendimiento a tu inmueble en el tiempo que tengas disponible.

Cambiar el estado de embargo de la vivienda

Una vez hayas conseguido vender la vivienda, el comprador deberá acudir al Registro de la Propiedad y presentar una Nota Simple Registral, para acreditar que se encuentra el piso libre de deudas.

Ahora ya sabes que sí que se puede vender una casa con una parte embargada, pero que existen algunas limitaciones que pueden hacer este proceso un poco más difícil.

Si estás interesado en vender tu piso y no sabes por dónde empezar, no dudes en consultar a Housfy. Nuestros expertos inmobiliarios se pondrán a tu disposición en la gestión integral de venta del inmueble.

INFÓRMATE GRATIS

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta