Cuando se hereda una vivienda entre varias personas, pueden surgir problemas cuando se quiere vender el piso y uno de los herederos no quiere. Por eso, hoy hablaremos de si se puede vender una casa si un heredero no quiere.

Vende tu piso heredado en menos de 60 días

¿Se puede vender una casa si un heredero no quiere?

Hay que partir de la base de que no se puede obligar a nadie a vender una casa, pero se pueden adoptar otras vías para conseguir vender la vivienda, no está todo perdido. Puede que quieras comprarte una casa o reformar tu piso y por eso necesites vender tu parte de la vivienda heredada, sea como sea, venimos a darte respuestas para cuando la otra parte no quiere vender.

Lectura recomendada:  ¿Es buena idea vender piso por debajo hipoteca?

Para poder vender una casa si un heredero no quiere se tendrá que llevar a subasta pública. Este vía debería ser la última en contemplarse, antes podemos recurrir a:

  • División de la herencia. Básicamente consistiría en contratar un tasador profesional para que establezca el valor de la vivienda y luego dividir esa cantidad entre el número de herederos de la vivienda. La persona que no quiera vender puede entregar comprar la parte de los otros copropietarios para así convertirse en el dueño de la vivienda.
  • Acto de conciliación, otra opción es acudir a un mediador, un profesional que ayude a encontrar una solución adecuada para todas las partes.

Pero si estás leyendo este blog seguramente es porque ni la opción A ni la B han funcionado, y toca recurrir a medidas más duras como es la vía judicial.

se puede vender una casa si un heredero no quiere

La vía judicial

Cuando llevas este caso a juicio aquí el objetivo será extinguir la relación de copropiedad para así poder ponerla en subasta pública. Lo primero que tendrás que hacer es tasar la vivienda por el perito nombrado por el juez o bien por un tasador privado.

Cuando optas por esta vía tienes que ir concienciado de todos los gastos que vas a tener: el abogado, el procurados y el perito judicial o tasador privado. Por eso siempre se recomienda antes intentar las otras vías, a parte de los gastos económicos también hay un desgaste muy importante de la relación entre los demás herederos y todas las disputas y conflictos que surgirán a raíz del juicio.

Una vez se ha hecho la tasación, la vivienda se subastará públicamente. Aquí cualquiera de los herederos puede pujar libremente por la vivienda sin tener que pagar ninguna fianza, mientras que los otros interesados tendrá que depositar un 30% del valor de la vivienda antes de empezar con la puja.

¿Cómo se reparte el dinero?

Aquí pueden producirse diferentes situaciones tras la subasta.

  • Que lo compre un tercero. Cada heredero recibirá su parte de dinero correspondiente a la venta de la vivienda.
  • Que lo compre uno de los herederos. El nuevo propietario de la vivienda tendrá que abonar la parte correspondiente a los demás herederos.
Lectura recomendada:  Renunciar una herencia: ¿cómo lo hago?

Con este procedimiento, se habría resuelto el problema de si se puede vender una casa si un heredero no quiere. Siempre es recomendable optar por las otras dos vías, con esta última obtendrás lo que quieres pero las relaciones se resienten. En caso de que quieras poner a la venta tu piso heredado, no dudes en ponerte en contacto con nuestros expertos inmobiliarios.

Solicita información sin compromiso y vende tu piso

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍