En la actualidad convertirse en propietario de una vivienda “bicho” es algo habitual. Y te preguntaras, ¿qué es esto de vivienda “bicho”?  Este tipo de denominación hace referencia al hecho de comprar piso con inquilino, algo muy común en los tiempos que corren. Y es que, si algo bueno tiene esta práctica, es que los vendedores de viviendas con inquilino no ocultan este tipo de información y esto ayuda a potenciar una buena negociación por parte del comprador. Eso sí, todo no puede ir sobre ruedas, en esta situación también surgen conflictos, en concreto entre el interesado en comprar el piso y el actual inquilino.

Aspectos clave para comprar piso con inquilino

Para lidiar con esta situación te hemos preparado estas 5 claves que te ayudarán a que comprar piso con inquilino se convierta en un proceso de compraventa tranquilo y sin conflictos. ¡Vamos allá!

Lectura recomendada:  ¿Se puede echar a un inquilino para vender mi piso?

Derecho de tanteo y retracto

Como sabrás, existen algunos casos que al alquilar la vivienda en el contrato en ocasiones se adjuntan algunos derechos que permiten comprar el inmueble si estuviese interesado. Es por ello, que antes de dar el paso para comprar piso con inquilino, tendrás que informarte de este tema, ya que, de contar con el derecho de tanteo y retracto, el inquilino tendrá la preferencia de comprar la vivienda si lo quisiera. De igual manera, el propietario actual del inmueble deberá comunicar al inquilino su intención de poner a la venta la vivienda.

Situación del inmueble: nota simple

Antes de dar el gran paso, debes informarte acerca del inmueble que vas a adquirir. Debes comprobar la situación del inmueble en el Registro de la Propiedad por si tuviera algún tipo de carga, arrendamientos inscritos o gravámenes. Un paso para comprar piso con inquilino que no debes pasar por alto.

Lectura recomendada:  ¿Qué es el derecho de tanteo y retracto de una vivienda?

Inversión con garantía

La mayoría de las operaciones de comprar piso con inquilino han supuesto un punto positivo en la transacción del adquiriente. Y es que, aunque pueda parecer un proceso tedioso puede llegar a ser positivo para todas las partes involucradas. En este tipo de operación, el comprador tendrá que esperar que el contrato de alquiler del inquilino expire. De esta manera, el comprador obtendrá una mensualidad por el alquiler de la vivienda adquirida y el inquilino podrá seguir disfrutando del alquiler de la vivienda hasta el final del contrato.

Acatar el contrato actual para comprar piso con inquilino

Como hemos mencionado, al comprar piso con inquilino deberás de respetar el contrato de arrendamiento actual. Eso sí, siempre y cuando este contrato esté inscrito en el Registro de la Propiedad (la inscripción del arrendamiento en el Registro es voluntaria). Si el alquiler no está inscrito y el inquilino a rechazado a su derecho de adquirir la vivienda de manera preferente, desde la comunicación de la venta el arrendatario tendrá 3 meses de alquiler adicionales para dejar el inmueble.

Lectura recomendada:  ¿Cómo puedo alquilar mi piso?

La peor situación, procedimiento judicial

Esperamos que al comprar piso con inquilino todo salga sobre ruedas. Pero, es cierto, que las cosas se pueden complicar, llegando al procedimiento judicial. Puede suceder que, al pasar estos 3 meses adicionales de alquiler, el inquilino se niegue a abandonarlo. Aquí tenemos el problema, y si esto surge, tendrás que comenzar un procedimiento judicial para desahuciar al inquilino de la vivienda adquirida. Para no llegar a esta situación, es aconsejable que todas las partes, el vendedor, el comprador y el inquilino, estén de acuerdo con este proceso de compraventa y cada uno de ellos se comprometa a cumplir sus obligaciones.

Si estás interesado en comprar piso con inquilino pero no sabes exactamente como proceder, en Housfy nos ponemos a tu disposición para ayudarte en todo el proceso de compraventa con la ayuda de nuestros mejores expertos inmobiliarios. ¿Nos cuentas tu caso?

Autor

Housfy
Housfyhttps://housfy.com/valora-tu-piso
La alternativa digital a las agencias inmobiliarias. Vende tu piso de particular a particular y en menos de 90 días.

Recomendamos

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!