¿Cómo se hace un contrato de alquiler de vivienda?

cómo-se-hace-un-contrato-de-alquiler-de-vivienda

Como muchos ya saben, realizar un contrato de alquiler por escrito es fundamental para formalizar un acuerdo entre las dos partes de un arrendamiento y que esta actividad tenga validez legal. Aunque, los contratos verbales de alquiler son también legales, lo más adecuado es que este esté escrito para poder evitar malentendidos. Si eres propietario y vas a alquilar una vivienda, en nuestro artículo de hoy, te explicamos cómo se hace un contrato de alquiler de vivienda para que esta tarea del proceso de arrendamiento de un inmueble te resulte mucho más sencilla.

¿Tienes una vivienda para alquilar?Alquila seguro tu piso y cobra todos los meses sin excepción

¿Cuál es la legislación que regula los alquileres en España?

La legislación actual que regula los alquileres en España es la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). En caso de querer redactar un contrato de alquiler entre particulares, lo mejor será que conozcas y estudies bien esta normativa para poder elaborar cláusulas en el contrato que tengan validez legal y no sean abusivas con tu inquilino o arrendatario. 

Cómo se hace un contrato de alquiler de vivienda: cláusulas obligatorias 

La redacción de un contrato de alquiler entre particulares con validez legal exige que este cuente con una serie de cláusulas obligatorias, las cuales si no conoces, te explicamos a continuación de cuáles se tratan.

Datos personales del propietario y el inquilino e información de la vivienda

Arrendador y arrendatario están obligados a aportar sus datos personales mediante la presentación de una serie de documentación identificativa de ambos. Si en el inmueble van a vivir familiares mayores de edad es necesario que los datos personales de estos también figuren en el contrato de alquiler.

De la misma manera que sucede con los datos de las dos partes del arrendamiento, en este documento deberá aparecer la dirección de la vivienda arrendada.

Precio de las rentas del alquiler

Para que un contrato de arrendamiento sea completamente legal, el propietario de la vivienda debe indicar el importe exacto de las rentas del alquiler que el inquilino pagará mensualmente.

Lo más recomendable es que pongas un precio atractivo para los posibles inquilinos de tu propiedad y que compita con el precio de los alquileres de tu alrededor sin olvidar que este importe debe generarte beneficios a ti. Por ello, antes de establecer un precio a tu arrendamiento, lo mejor es calcular la rentabilidad de un alquiler.

Duración del alquiler

En el caso de los alquileres entre dos particulares, según la LAU, estos pueden durar como mínimo 5 años y si se quiere realizar una renovación contrato alquiler, esta podrá durar como máximo 3 años más. Aún así, el inquilino puede rescindir el contrato de alquiler una vez hayan transcurrido 6 meses desde que se firmó el contrato.

Reparaciones en la vivienda

Las reparaciones en los hogares de alquiler son un tema que suele suscitar mucha controversia. Si en la vivienda se da un desperfecto que no puede garantizar las condiciones de habitabilidad de esta (humedades, goteras, fallos en la instalación eléctrica, etc.), la reparación de estos deberá asumirla el propietario del inmueble. Mientras que si se trata de desperfectos causados por un mal uso del inquilino, se hará cargo este último de su reparación.

IBI, tasas de basura y gastos de la comunidad

Por lo que respecta a gastos como el Impuesto de Bienes Inmuebles, la tasa de basura, la tasa de suministros o los gastos de la comunidad de vecinos, en el contrato de alquiler se debe especificar a quién le corresponde el abono de los costes de estos. 

Es algo habitual que el arrendador se haga cargo del pago de los impuestos asociados a la vivienda y los gastos de la comunidad. Así, al arrendatario le corresponderían el pago de las tasas de basura y suministros.

Deberes de los inquilinos: ¿hay que incluirlos en el contrato de alquiler?

Otro de los aspectos que deberás tener en cuenta en el momento de hacer un contrato de alquiler son los deberes y obligaciones del inquilino en tu vivienda. Por ejemplo, algunos de los más habituales son la prohibición de mascotas dentro de la vivienda de alquiler o la prohibición para subalquilar el domicilio o una de sus estancias.

Además, es importante incluir un anexo en el cual se indiquen los estatutos del régimen de propietarios del edificio. Esto es debido a que estos estatutos también son de obligado cumplimiento para el inquilino. 

La manera más fácil para elaborar un contrato de alquiler 

Como mencionamos al principio de nuestro artículo, es muy importante tener en cuenta y conocer bien la legislación vigente en términos de alquileres. Sabemos que saber bien esta normativa puede llegar a ser algo complicado. Por esta razón, lo mejor es poner en manos de expertos en alquileres  o de inmobiliarias que gestionan alquileres la redacción del contrato de arrendamiento de nuestra vivienda. 

En Housfy Alquileres nos encargamos de todos los trámites y gestiones como la elaboración del contrato de arrendamiento. Gracias a servicios como nuestra gestión integral de alquileres, con la que también nos hacemos responsables de encontrar al inquilino perfecto para tu vivienda o de hacer el cambio de nombre de los suministros, entre otros muchos otros trámites.

Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta