¿Se puede dejar un piso de alquiler sin avisar?

Dejar alquiler sin avisar

A la hora de alquilar un piso son muchas las dudas que puedes llegar a tener, y cuándo es momento de poner fin al alquiler, todavía pueden aparecer muchas más. Dejar el piso en el que estás viviendo como inquilino no es algo tan simple como dejar las llaves en el buzón e irse. En este artículo te explicamos qué comporta dejar tu piso de alquiler sin avisar.

¿Qué indica la ley?

Los alquileres están regulados por la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). En esta ley se recogen todos los derechos y obligaciones tanto del arrendador, es decir, del propietario, como del arrendatario, es decir, el inquilino. Por este motivo, la rescisión del contrato de alquiler está regulada por ley y debe cumplirse tal y como indica, respetando los plazos y las condiciones establecidas. 

Tal y como recoge la Ley de Arrendamientos Urbanos, el inquilino no puede dejar un piso de alquiler sin avisar, es decir, que está obligado a dar un preaviso al propietario de su intención de abandonar la vivienda. Este preaviso debe hacerse con 30 días de antelación y no puede darse hasta pasados seis meses desde la firma del contrato.

Esto quiere decir que el inquilino cuando firma un contrato está obligado a permanecer seis meses en la vivienda y, cuando hayan transcurrido estos meses, puede rescindir el contrato de alquiler siempre y cuando avise al propietario 30 días antes de dejar la vivienda.

¿Qué ocurre si quieres dejar el alquiler antes de los seis meses?

En el momento que firmas un contrato de alquiler, significa que te comprometes a cumplir con lo estipulado en éste. Aún así, puede darse el caso de que quieras abandonar la vivienda antes del tiempo mínimo que debes permanecer, que son seis meses. 

En este caso, el arrendador puede interponer una reclamación de las cuotas que quedan por pagar, es decir, que como penalización, tendrás que pagar las mensualidades que queden por cumplir hasta la fecha de finalización marcada en el contrato.

Ésta condición debe aparecer en el contrato de alquiler, por este motivo, es muy importante que lo leas bien y tengas en cuenta todas las cláusulas antes de firmarlo.

¿Qué pasa si dejas un piso de alquiler sin avisar?

Tal y como hemos mencionado anteriormente, es imprescindible dar un preaviso al arrendador de tu intención de abandonar la vivienda. Este preaviso debe darse con una antelación de treinta días antes de la fecha en que se dejará la vivienda.

En el caso de que te vayas antes de este plazo o que no avises al inquilino de tu intención de dejar el alquiler, estarás cometiendo un incumplimiento contractual. El hecho de no cumplir con lo establecido en el contrato del alquiler, perderás el legítimo derecho a recuperar la fianza legal.

La importancia de una buena comunicación

Tanto si tienes que abandonar la vivienda antes de los seis meses como si no puedes dar el margen de los treinta días de preaviso, la mejor opción es hablar con el propietario y comunicarle tu situación. De esta manera puedes llegar a un acuerdo con él, evitando así posibles malentendidos.

Y en el caso de que cumplas con lo estipulado en el contrato de alquiler, también deberás procurar una buena comunicación con el propietario, para avisarle de tu intención de abandonar la vivienda. Para ello, es mejor que lo hagas de manera escrita y sería recomendable que lo hagas por medios oficiales como a través de un burofax o un email certificado. De esta manera dejarás constancia de haber cumplido con el contrato.

Motivos de rescisión de un contrato de alquiler antes de tiempo sin consecuencias

La Ley de Arrendamientos Urbanos también recoge los motivos por los que se puede dar por finalizado un contrato de alquiler antes de tiempo sin que haya ninguna penalización. Estos motivos son diferentes para el propietario y para el inquilino.

En el caso del propietario, puede poner fin al contrato de alquiler de su inquilino si se produce alguna de estas situaciones:

  • Por no pagar alquiler
  • Si realiza obras sin consentimiento
  • Si lleva a cabo actividades molestas que perjudiquen al bienestar de los vecinos
  • Si el propietario necesita la vivienda para vivir él, o un familiar de primer grado o bien por divorcio. Para que pueda hacerse, debe haber transcurrido mínimo un año desde la firma del contrato de alquiler y el propietario tendrá que avisar con cuatro meses de antelación.

En el caso del inquilino, si quiere poner fin al contrato, tiene que ser por uno de los siguientes motivos:

  • Si la vivienda no está en buenas condiciones para su habitabilidad
  • Dificultad en el disfrute de la vivienda
  • Si el inquilino ha cumplido con los plazos mínimos establecidos en el contrato de alquiler

Cuenta con expertos para un alquiler seguro

Si estás pensando en alquilar tu piso, te recomendamos que te pongas en manos de profesionales que puedan asesorarte en todo el proceso de arrendamiento. En Housfy Alquileres contamos con excelentes expertos que se encargaran de realizar una gestión integral del alquiler para que no tengas que preocuparte de nada. Si quieres saber más, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¿Tienes una vivienda para alquilar?¡Cobra, sin excepción, tu alquiler el día 15 de cada mes!
Si te parece interesante, ¡compártelo! 👍

Deja una respuesta